¿Productos de CBD y cannabis para el acné y la psoriasis? Los dermatólogos aconsejan tener cuidado

skin cream
Adobe Stock

LUNES, 17 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Una creciente cantidad de personas recurren a productos de CBD o cannabis para tratar afecciones de la piel como el acné y la rosácea, pero los investigadores advierten que la ciencia sobre su seguridad y potencia no le ha seguido el ritmo a la demanda.

Cuando se les preguntó a más de 500 adultos sobre su uso de CBD (cannabidiol) o marihuana, todo un 17.6 por ciento dijeron que habían usado un producto de cannabis para tratar afecciones de la piel como el acné, la psoriasis, la rosácea o el eczema sin la recomendación de un dermatólogo, e incluso más personas estaban interesadas en probar estos productos.

El CBD es un derivado del cáñamo, un primo de la marihuana, pero a diferencia del THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), el componente activo de la marihuana, el CBD no droga.

"Las personas están utilizando estos productos sin la orientación de un médico, e incluso las que no los están utilizando están interesadas en aprender más", señaló el autor del estudio, el Dr. Adam Friedman, catedrático de dermatología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Washington, en Washington, D.C.

Afirmó que ha llegado el momento de que la ciencia se ponga al día.

Hay algunos datos iniciales con animales que son promisorios, sobre cómo estos productos podrían ayudar a tratar las enfermedades inflamatorias de la piel. "Sabemos que los cannabinoides activan la vía de resolvina en el cuerpo, lo que resuelve la inflamación", apuntó Friedman. "Los cannabinoides preparan el terreno paraque la inflamación se resuelva, y reclutan a factores que son esenciales para limpiar el daño de la inflamación".

Alrededor de un 89 por ciento de las personas dijeron que la marihuana y otros productos de cannabis tienen un rol en el tratamiento de la enfermedad cutánea, y la mayoría afirmaron que estarían dispuestas a probar uno de estos productos si recibieran el visto bueno de su dermatólogo.

No están regulados por la FDA

De los dos tercios de las personas que habían ido al dermatólogo, a un 20 por ciento se les dijo que probaran un producto de CBD, sobre todo para el acné y la psoriasis. Poco menos de un 8 por ciento de estas personas utilizaron cannabis medicinal, que requiere una tarjeta aprobada por un dermatólogo.

Pero, cuando se trata del CBD, el comprador debe tener cuidado, ya que estos productos no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. de la misma forma que los medicamentos, advirtió Friedman. La marihuana medicinal requiere una tarjeta de receta emitida por un médico, y solo se puede comprar en los dispensarios administrados por el estado, de forma que hay más control de calidad, añadió.

¿Cómo puede usted determinar si el producto que elige es bueno?

Siempre verifique el certificado de análisis (COA) de los productos de CBD. Este documento provee los resultados de cualquier evaluación de los complementos, y las compañías lo pueden publicar de forma voluntaria, dijo Friedman. "Si no está en línea, comuníquese con la compañía, y si no lo comparten, esto es una señal de advertencia", anotó.

También revise los demás ingredientes, aconsejó, porque "si es sensible a cualquier otro componente activo, podría tener una reacción".

Y nunca use estos productos en lugar de los tratamientos recetados para la enfermedad de su piel, enfatizó Friedman.

Los hallazgos se publicaron en la edición de enero de la revista Journal of Drugs in Dermatology.

Se necesita más investigación

Otros expertos que no participaron en el estudio apuntan que todavía queda mucho por aprender sobre el rol del CBD y la marihuana medicinal en las enfermedades de la piel y de otros tipos.

"En realidad todavía hay que determinarlo todo, desde el componente adecuado, CBD o THC, hasta la dosis adecuada y la formulación adecuada", observó el Dr. Peter Lio, profesor clínico asistente de dermatología y pediatría de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

"Hay ciertas evidencias de que los productos tópicos de CBD pueden tener propiedades contra la picazón, antiinflamatorias e incluso de curación de las heridas en las enfermedades de la piel", comentó. "También parecen ser muy seguros y no tienen los mismos problemas que los productos que contienen THC, que es el componente psicoactivo de la planta de la marihuana".

Lio enfatizó que siempre se debe hacer una prueba de parche. "Cualquier producto nuevo tiene el potencial de provocar problemas, sobre todo en las personas con una piel más sensible".

Tiene sentido que las personas recurran a estos productos, aseguró el Dr. Mark Moyad, director Jenkins/Pokempner de medicina preventiva y alternativa del Centro Médico de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

"Las necesidades y las expectativas desatendidas o insatisfechas por las opciones convencionales podrían llevar a las personas a probar el CBD o la marihuana medicinal para las afecciones de la piel", explicó Moyad.

Lamentablemente, las interacciones farmacológicas y los riesgos se están descubriendo sobre la marcha, anotó.

"Estos productos no van a desaparecer, y las personas necesitan respuestas, lo que significa que se debe dedicar más financiación a la investigación objetiva, porque debemos averiguar en qué áreas estos productos podrían de verdad ser útiles", añadió Moyad.

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre el cannabidiol.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Adam Friedman, MD, professor and chair, dermatology, George Washington School of Medicine and Health Sciences, Washington, D.C.; Peter Lio, MD, clinical assistant professor, dermatology and pediatrics, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Mark Moyad, MD, MPH, Jenkins/Pokempner Director of Preventive and Alternative Medicine, University of Michigan Medical Center, Ann Arbor; Journal of Drugs in Dermatology, January 2022

Consumer News in Spanish