Los adolescentes de EE. UU. ya estaban en una crisis de salud mental antes de la pandemia

Los adolescentes de EE. UU. ya estaban en una crisis de salud mental antes de la pandemia
HealthDay Now

LUNES, 24 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Alaina Stanisci se ha enfrentado a un trastorno de la alimentación desde que tenía 10 años, y las alteraciones de la pandemia solo empeoraron las cosas para la estudiante de último año de secundaria.

"En realidad experimenté una recaída a principios de la pandemia, debido a la falta de estructura", comentó Stanisci, que tiene 18 años y vive en Mountain Lakes, Nueva Jersey, durante una entrevista de HealthDay Now. "Durante la pandemia, de verdad observamos una moda de ejercicio y alimentación saludable, sobre todo entre los adolescentes. En todo el país, de verdad vimos un aumento en los trastornos de la alimentación, que también me afectó a mí".

Stanisci y los demás miembros de su generación se enfrentan a lo que equivale a una crisis de salud mental en Estados Unidos, señalan los expertos. Estos niños y adolescentes ya se enfrentan a unas dificultades significativas, y la pandemia solo las ha empeorado.

"Estamos observando mucha depresión y ansiedad, autolesiones, y muchos tipos de cosas similares", declaró en HealthDay Now Janis Whitlock, asesora sénior de The Jed Foundation.

El Cirujano General de EE. UU., el Dr. Vivek Murthy, advirtió en un informe en diciembre que la pandemia había intensificado unas dificultades de salud mental que ya eran comunes en los adolescentes estadounidenses.

Su mensaje salió poco después de la declaración en octubre de una "emergencia nacional" de salud mental juvenil de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente (American Academy of Child and Adolescent Psychiatry), y la Asociación de Hospitales Pediátricos (Children's Hospital Association).

Entre marzo y octubre de 2020, el porcentaje de visitas al departamento de emergencias de niños con emergencias de salud mental aumentó en un 24 por ciento entre los niños de 5 a 11 años, y en un 31 por ciento entre los adolescentes de 12 a 17 años, señalaron los grupos.

También hubo un aumento del 50 por ciento en las visitas al departamento de emergencias por sospechas de intentos de suicidio entre las chicas de 12 a 17 años a principios de 2021, en comparación con 2019, y unos datos recientes también muestran que más de 140,000 niños de EE. UU. han sufrido la pérdida de un cuidador primario o secundario durante la pandemia, añadieron los grupos.

Shaun Zarate, un estudiante de último año de secundaria de Pomona, California, perdió a dos miembros de su familia extensa, y la pandemia hizo trizas a su familia.

"Cuando salíamos con la familia extensa, a reuniones y funciones, era de verdad raro. Es casi como si todo el mundo estuviera destrozado", declaró Zarate a HealthDay Now. "En mi familia hay antivacunas. Hay personas que simplemente desean mantenerse seguras. Y también están los niños atrapados en medio que necesitan respaldo con todo esto. Muchas fracturas. Muchos conflictos. Fue realmente difícil".

La pandemia conlleva aislamiento y soledad

Zarate y Stanisci dijeron que los estudiantes también están afrontando el aislamiento, la soledad y una falta de estructura provocada por los cierres de las escuelas y las medidas de protección para la COVID-19.

De algunas formas, la pandemia resaltó problemas que hasta ahora los niños habían logrado dejar de lado, apuntó Stanisci.

"Antes de la pandemia, la gente podía jugar deportes, jugar, entrenar, distraerse de las cosas que estaban sucediendo en casa o simplemente las dificultades mentales constantes", dijo Stanisci. "Cuando las personas se encontraron aisladas y solas en casa, sin poder usar estas estrategias de afrontamiento, pienso que de verdad condujo a mucha introspección y a darse cuenta de que tal vez uno no estaba bien en un área".

"Me entero de muchas dificultades", dijo Zarate, que es una consejera paritaria que ayuda a sus compañeros de clase más jóvenes.

"La muerte de un familiar. Muchas restricciones, no solo por la COVID, sino por lo que la COVID implica. Sus padres los presionan mucho más debido a la COVID y todo eso. La escuela es abrumadora debido a la COVID", añadió Zarate.

"Una parte muy normal de la adolescencia es en realidad hacerse más independiente de los padres, y sin duda pasar más tiempo con los compañeros", aclaró en HealthDay Now la Dra. Anisha Abraham, pediatra del Hospital Pediátrico Nacional de Washington, D.C. "Y si piensa sobre la pandemia de la COVID, sin duda ha sido un periodo en que los jóvenes se han perdido la oportunidad de quizá conectar, en que no han estado en las actividades extracurriculares usuales, o ni siquiera en el mismo nivel en la escuela".

Los jóvenes han estado recurriendo a las redes sociales para mantenerse conectados, pero tanto los adolescentes como los expertos concurrieron en que esto no es ideal.

"Incluso si las personas permanecen conectadas a través de las redes sociales, la proporción de personas que en realidad se ponen en contacto es extremadamente baja", advirtió Zarate. "Lo sé porque en general soy yo el que chequeo a mis amigos".

Abraham añadió que "en mi trabajo con los jóvenes que han tenido trastornos de la alimentación, hemos visto que hay un aumento en los niños que tienen, por ejemplo, conductas relacionadas con la alimentación cuando pasan más tiempo en ciertas plataformas de redes sociales. Así que diría que si un joven pasa mucho tiempo en las redes sociales, y en particular en ciertas formas de redes sociales, y ha tenido un aumento en la depresión o la ansiedad o en otros problemas relacionados con el estado de ánimo", reducir el uso de las redes sociales podría ser importante.

Abraham observó que los padres a quienes les preocupe la salud mental de sus hijos deben mantenerse atentos a señales como:

  • Un apego excesivo
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Mojar la cama
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Falta de apetito

"Muchas veces, los padres y los cuidadores se sienten nerviosos sobre preguntar si alguien se siente deprimido o suicida o no", dijo Abraham. "Pero lo más importante es poder preguntarlo de forma específica, y entonces poder obtener ayuda si la necesitan".

Pero los padres deben tener en cuenta que los medicamentos no son la respuesta para la mayoría de los niños que afrontan un problema de la salud mental, agregó Abraham.

"En algunos casos, los jóvenes también podrían beneficiarse de tomar un fármaco. Diría que se trata de una minoría de los pacientes con quienes trabajo, pero hay pacientes que pueden beneficiarse", aseguró Abraham.

"También es muy importante conocer los antecedentes familiares", continuó Abraham. "Por supuesto si hay, por ejemplo, uno de los padres o una tía o alguien más que haya tenido problemas relacionados con la depresión o la ansiedad, entonces un niño o adolescente tiene un riesgo más alto".

Whitlock sugiere que simplemente escuchar a los niños puede ser útil, además de proveer oportunidades para la actividad física.

"Ayúdelos a vocalizar las cosas que están experimentando y sintiendo, verbalice sus experiencias y sus frustraciones y sus dificultades, y entonces encuentre salidas saludables para la energía y la energía ansiosa que todos tenemos", aconsejó Whitlock.

"Pasar horas y horas en las redes sociales no es una buena idea", siguió Whitlock. "Pasar mucho tiempo viendo películas y programas puede ofrecer una sensación de calma durante un momento, pero en realidad no ofrece alivio. Ayude a los jóvenes a comprender qué pueden hacer para de verdad ayudarlos a sentirse un poco mejor".

Los adolescentes también encuentran su propio camino. Zarate recurrió a la música como una forma de afrontar la pandemia, mientras que Stanisci inició un negocio de ropa para invertir el tiempo que en general habría dedicado al deporte.

"Siempre me encantó la moda, pero en realidad nunca tenía tiempo, así que pienso que esto fue más bien un punto positivo de la pandemia para mí", aseguró Stanisci. "Me llevó a comenzar a diseñar ropa en mi sótano después de la escuela, algo para lo que nunca hubiera tenido tiempo con todas mis otras actividades".

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre la salud mental de los adolescentes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Alaina Stanisci, high school senior, Mountain Lakes, N.J; Shaun Zarate, high school senior, Pomona, Calif.; Janis Whitlock, PhD, MPH, senior advisor, Jed Foundation; Anisha Abraham, MD, MPH, pediatrician, adolescent medicine specialist, Children’s National Hospital, Washington, D.C.

Consumer News in Spanish