La pandemia es particularmente dura para los niños con TDAH

La pandemia es particularmente dura para los niños con TDAH
Adobe Stock

MARTES, 25 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Vivir una pandemia no ha sido fácil para los niños, pero de verdad ha desconcertado a los que tienen el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), advierte una investigación reciente.

Aunque no era más probable que contrajeran la COVID-19, eran más propensos a experimentar síntomas si se infectaban. Pero este no fue el único daño. Estos niños también fueron más propensos a tener problemas para dormir, a sentir miedo por los riesgos de infección, a tener dificultades con el aprendizaje remoto, y a exhibir conductas de violación de normas.

La pandemia también alteró las intervenciones que pueden ayudar a estos niños a mantenerse enfocados, como la implicación en la escuela y la monitorización de los padres.

"Creo que la conclusión más importante es que debemos estar atentos a estos niños con TDAH, que quizá estén pasando desapercibidos", señaló la autora del estudio, Eliana Rosenthal, estudiante de doctorado de la Universidad de Lehigh, en Pensilvania. "Quizá prestarles un poco más de atención durante este difícil periodo podría de verdad hacer una diferencia".

En el estudio, los investigadores utilizaron los datos de un estudio en curso, Desarrollo del cerebro y la cognición de los adolescentes, que comenzó a añadir algunas preguntas relacionadas con la COVID durante la pandemia. El equipo utilizó una muestra de gran tamaño de jóvenes con TDAH, y los emparejó con jóvenes que no tenían TDAH, utilizando respuestas de padres e hijos a la encuesta entre mayo de 2020 y marzo de 2021. En el momento de las encuestas, los niños tenían alrededor de 12 a 13 años.

"Pienso, lamentablemente, que el hallazgo más significativo es que los factores protectores que sabemos que en general ayudan a los niños con TDAH, como la monitorización de los padres y estar implicados en el clima escolar, no están funcionando igual de bien para los niños con TDAH", comentó Rosenthal. "Entonces, los profesionales clínicos, los investigadores, todo el que esté trabajando con niños con TDAH, deben pensar sobre unas segundas opciones de intervenciones para ayudar a estos niños a reencaminarse".

Los niños con TDAH tienen más dificultades con la regulación emocional, explicó Rosenthal, de forma que quizá sea más difícil gestionar los giros de la pandemia. La monitorización de los padres quizá también ande desencaminada, mientras los padres se enfrentan a otros problemas, por ejemplo la pérdida del empleo.

"Necesitamos hacer más pruebas a los niños con TDAH durante esta pandemia, ya sean pruebas académicas o de la salud mental", planteó Rosenthal. "Los niños con TDAH son más propensos a sufrir de trastornos comórbidos que sus contrapartes sin TDAH. Entonces, una vez se realicen estas pruebas, podemos dar un paso atrás y ver dónde estamos y qué tipos de intervenciones se deben implementar en las escuelas o en los ámbitos de atención de la salud para mediar lo que ha sucedido respecto a la pandemia".

Estas dificultades podrían tener impactos a largo plazo. Investigaciones anteriores han sugerido que es más probable que los estudiantes a quienes no les va bien en la escuela la abandonen. También es más probable que se impliquen en conductas riesgosas en la adolescencia, advirtió Rosenthal. Sin suficiente respaldo para las dificultades de salud mental, es menos probable que los jóvenes desarrollen relaciones paritarias y familiares positivas.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Attention Disorders.

Cuando comenzó la pandemia, a muchas personas les preocupaba cómo afectaría a distintas poblaciones, lo que incluye los impactos exclusivos en los niños y los adultos jóvenes con TDAH, observó la Dra. Rachel Conrad, directora de Salud Mental de los Adultos Jóvenes del Hospital Brigham and Women's, en Boston. Conrad no participó en el nuevo estudio.

"Pienso que desde principios de la pandemia, pensamos que los motivos por los cuales las personas con TDAH podrían sufrir un impacto desproporcionado se deben a que estas personas son más vulnerables a las dificultades del estado de ánimo y a la ansiedad", señaló Conrad. "Con frecuencia, el desempeño de las personas con TDAH puede ser variable. A veces pueden enfocarse muy bien, y otras veces tienen dificultades para alternar entre las actividades".

Algunos de los cambios provocados por el distanciamiento social, el uso de máscaras y el aprendizaje a distancia podrían crear más dificultades en términos de la adaptación y el buen rendimiento en distintos ambientes, dijo Conrad. La estructura y la rutina también son tan importantes para las personas con TDAH que unos cambios frecuentes de último minuto pueden plantear unas dificultades únicas, apuntó, mientras que unas tasas más altas de estrés en los padres y unos distintos niveles de supervisión en casa pueden empeorar las dificultades.

Al contrario, a un subgrupo de niños que experimentan más ansiedad social o que se concentran bien con menos distracciones les fue bien en las circunstancias de aprendizaje de la pandemia.

"Creo que hay subgrupos de las poblaciones que responden de forma distinta, pero en general pienso que hay muchos motivos por los cuales las personas con TDAH presentan una vulnerabilidad única, y sin duda lo estamos viendo", aclaró Conrad.

Aunque al principio las escuelas se esforzaran por replicar el ambiente escolar presencial en Zoom, será importante que, en el futuro, los sistemas escolares se adapten a los estudiantes con necesidades de aprendizaje específicas. Esto podría incluir una mayor estructura, más descansos o unos periodos más cortos de concentración intensa, apuntó Conrad.

También anotó que hay una crisis de salud pública en la atención de la salud mental de los niños.

"La crisis de salud mental de los niños sigue empeorando, el acceso al tratamiento de salud mental continúa retrasándose cada vez más, y la escasez cada vez se agrava más", añadió Conrad. "De verdad debemos pensar sobre cómo podemos ampliar el acceso para estas poblaciones de pacientes".

Más información

La organización CHADD ofrece consejos para los individuos y las familias con TDAH que están teniendo dificultades durante la pandemia de COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Eliana Rosenthal, PhD student, College of Education, Lehigh University, Bethlehem, Pa.; Rachel Conrad, MD, director, Young Adult Mental Health, department of psychiatry, Brigham and Women's Hospital, Boston; Journal of Attention Disorders, Dec. 17, 2021

Consumer News in Spanish