See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las nuevas variantes de COVID podrían debilitar a las vacunas, pero de cualquier forma protegerán: expertos

Las nuevas variantes de COVID podrían debilitar a las vacunas, pero de cualquier forma protegerán: expertos

VIERNES, 29 de enero de 2021 (HealthDay News) -- El nuevo coronavirus está mutando en un intento por eludir a las vacunas y los tratamientos, lo que hace que sea más importante que los estadounidenses se vacunen e implementen las medidas de distanciamiento social para evitar las infecciones, enfatizaron el viernes las autoridades de salud de EE. UU.

Unas nuevas variantes de la COVID-19 de Sudáfrica y Brasil (la B.1.351 y la P1, respectivamente) contienen una mutación llamada E484K, "que resulta en cambios en la forma de la proteína de pico del virus, de manera tal que los anticuerpos neutralizantes quizá no se puedan vincular igual de bien que sin la mutación", explicó el Dr. Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Hizo sus declaraciones el viernes, durante una conferencia de prensa de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America, IDSA).

Pero los expertos también enfatizaron que incluso una vacuna debilitada puede de cualquier forma proteger a las personas en gran medida de lo que más temen: un caso grave de enfermedad con la COVID-19.

"Cuando se observa el impacto potencial en un aspecto muy importante de lo que vigilamos con cuidado (específicamente, la gravedad de la enfermedad), la eficacia para la enfermedad grave fue del 85 por ciento en general en Estados Unidos, Sudáfrica y Brasil", dijo el viernes durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el principal experto en enfermedades infecciosas del país, el Dr. Anthony Fauci.

Apenas esta semana, la variante sudafricana apareció en dos casos en Carolina del Sur, y la variante brasileña fue diagnosticada en un residente de Minnesota que viajó hace poco a Brasil. Una variante británica está mucho mejor establecida ahora mismo en Estados Unidos, ya que se han confirmado 315 casos en 28 estados, según los CDC. Pero esa variante no parece reducir la efectividad de las vacunas contra el coronavirus.

Algo importante es que la mutación E484K no ha permitido a la variante sudafricana ni a la brasileña escapar del todo de la protección creada por las vacunas aprobadas de Pfizer y Moderna, porque la respuesta inmunitaria humana cea muchos anticuerpos distintos que atacan a múltiples partes de la proteína de pico, explicó Butler.

"Sin embargo, estamos muy preocupados sobre la P1 y la B.1.351, debido al número de mutaciones en los dominios de vinculación del receptor de la proteína de pico, que es donde se prevé que la mayoría de anticuerpos producidos por la vacuna se vinculen", apuntó Butler.

Se prevé que las variantes de COVID-19 altamente infecciosas de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil desplacen a la cepa original del nuevo coronavirus en cuestión de semanas, proyectan los CDC.

Los modelos indican que la variante británica se convertirá en la variante predominante en Estados Unidos entre mediados y finales de marzo, y sin duda seguirán otras cepas que se propaguen con una mayor rapidez entre los humanos, según Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., y asesor médico principal del Presidente Joe Biden.

"Uno puede estar casi seguro de que mientras haya mucho virus circulando en la comunidad, habrá una evolución de mutantes, porque es lo que los virus hacen", advirtió Fauci en la conferencia de prensa del viernes por la mañana. "Da al virus la oportunidad de adaptarse a las fuerzas, en este caso a la respuesta inmunitaria, que intentan deshacerse de él, y por eso hay mutaciones".

La única forma de impedir que el virus mute es frenar su propagación, añadió Fauci, porque "los virus no pueden mutar si no pueden replicarse".

Esto significa que las autoridades de salud de EE. UU. "deben vacunar a la mayor cantidad de personas posible lo antes posible", para no proveer al coronavirus un "campo de juego" para que explore unas mutaciones futuras potencialmente más peligrosas, planteó Fauci.

Las vacunas siguen previniendo la enfermedad grave

Las personas también pueden ayudar a prevenir el surgimiento de nuevas mutaciones al usar máscaras, practicar el distanciamiento social, lavarse las manos y tomar otras medidas para prevenir la infección con la COVID-19, añadió Butler.

Los resultados de un ensayo de la vacuna de Johnson & Johnson, que también se anunciaron el viernes, muestran el efecto que una mutación viral puede tener en la efectividad de una vacuna.

La tasa de eficacia de la vacuna se redujo de un 72 por ciento en Estados Unidos a un 57 por ciento en Sudáfrica, con una efectividad general promedio de un 66 por ciento en la prevención de la enfermedad moderada y grave.

Pero los resultados también muestran que la nueva vacuna sigue proveyendo una protección potente contra la COVID-19 grave, independientemente de la variante, anotó Fauci.

Incluso en Sudáfrica, donde una de las nuevas mutaciones ya se ha generalizado, "básicamente no hubo hospitalizaciones ni muertes en el grupo de la vacuna, mientras que sí las hubo en el grupo del placebo", agregó Fauci.

El Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore, se mostró de acuerdo en que "parece que las vacunas serán menos efectivas para la prevención de la enfermedad sintomática con la variante sudafricana, pero sigue teniendo una alta efectividad para la prevención de la enfermedad grave" si la variante infecta a alguien.

"La enfermedad grave es lo que de verdad importa, porque lo que intentamos hacer es domesticar a este virus y hacer que se parezca más a los coronavirus que se adquieren en la comunidad que causan los resfriados comunes", continuó Adalja. "Las vacunas se podrían actualizar, si es necesario, de forma bastante rápida, dadas las tecnologías de plataformas de vacunas que se usaron para las principales vacunas".

Butler anotó que la tasa de efectividad de la vacuna de Johnson & Johnson del 66 por ciento no se compara de forma favorable con el 95 por ciento que alcanzan las vacunas de Pfizer y Moderna, pero que sigue siendo mucho mejor que la efectividad promedio de la vacuna contra la gripe estacional.

La efectividad de la vacuna contra la gripe ha variado entre un 29 y un 48 por ciento en los últimos años, según los CDC. La vacuna contra la gripe de 2019-2020 tuvo una efectividad del 39 por ciento.

"Celebraríamos una vacuna contra la influenza estacional con una efectividad del 60 por ciento", comentó Butler.

La inmunidad grupal será más difícil de alcanzar

El problema con la propagación rápida de las variantes de la COVID-19 es que es probable que el aumento en la transmisibilidad mueva los objetivos de la inmunidad grupal, en que suficientes personas son inmunes como para prevenir la propagación comunitaria del coronavirus, apuntó Butler.

Los expertos estiman que de un 70 a un 75 por ciento de los estadounidenses deberán vacunarse contra la cepa original de la COVID-19 para crear la inmunidad grupal, dijo Butler.

"Si una variante más transmisible se convierte en la variante predominante, el nivel de cobertura necesario para alcanzar la inmunidad grupal sería más alto, podría estar incluso en el rango de un 80 a un 85 por ciento", añadió.

Las nuevas variantes podrían tener un impacto incluso mayor en la efectividad de los tratamientos de anticuerpos monoclonales, anotó, dado que esa terapias contienen un tipo de anticuerpo que se dirige a un lugar específico de la proteína de pico de la COVID-19.

"El anticuerpo monoclonal tiende a enfocarse en un sitio particular en la proteína de pico, y por tanto podría tener un mayor riesgo de ser un sitio que una mutación altere, haciendo que el anticuerpo monoclonal sea mucho menos efectivo, o incluso inefectivo", dijo Butler.

Las compañías farmacéuticas están investigando la creación de unos tratamientos de anticuerpos monoclonales combinados para evitarlo, dijo durante la conferencia de prensa del IDSA el Dr. John Brooks, director médico del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los CDC. Esos tratamientos contendrían una variedad de anticuerpos distintos, que se parezcan más a la respuesta inmunitaria natural causada por la vacunación.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las variantes de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jan. 29, 2021, Infectious Diseases Society of America media briefing with: Jay Butler, MD, deputy director, infectious diseases, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, and John Brooks, MD, chief medical officer, CDC's COVID-19 Response Team; Jan. 29, 2021, White House COVID-19 Response Team media briefing with Anthony Fauci, MD, director, U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore

Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.