Unos tumores 'benignos' en la glándula suprarrenal podrían provocar daños a millones de personas

adrenal
Adrenal glands situated atop the kidneys. Image: Adobe Stock

MIÉRCOLES, 5 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Millones de personas tienen un riesgo más alto de diabetes tipo 2 e hipertensión (presión arterial alta) y ni lo saben, debido a un problema hormonal oculto en sus cuerpos.

Hasta 1 de cada 10 personas tienen un tumor no canceroso en una o ambas glándulas suprarrenales (o adrenales), que podrían hacer que la glándula produzca cantidades excesivas de cortisol, la hormona del estrés.

Hasta ahora, los médicos habían pensado que estos tumores tenían poco impacto en la salud.

Pero un nuevo estudio de Gran Bretaña encontró que hasta la mitad de las personas que tienen estos tumores suprarrenales segregan suficiente cortisol en exceso como para aumentar su riesgo de diabetes e hipertensión.

Tan solo en Reino Unido, 1.3 millones de adultos podrían sufrir del trastorno, que se conoce como secreción autónoma leve de cortisol (SALC), señalaron los investigadores.

Cualquier persona a quien se le encuentren estos tumores suprarrenales debe recibir una evaluación para ver si su salud está en riesgo, planteó la investigadora sénior, la Dra. Wiebke Arlt, directora del Instituto de Investigación en el Metabolismo y los Sistemas de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra.

"Las personas en quienes se encuentra un tumor suprarrenal deben someterse a una evaluación del exceso de cortisol, y si se encuentra que sufren de sobreproducción de cortisol, se deben hacer pruebas regulares de la diabetes tipo 2 y la hipertensión, y recibir tratamiento si resulta adecuado", planteó Arlt.

En general, estos tumores se descubren durante pruebas de imágenes del abdomen para otras enfermedades, señaló el Dr. André Lacroix, un endocrinólogo del Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal, que escribió un editorial que se publicó junto con el estudio. Ambos aparecen en la edición del 4 de enero de la revista Annals of Internal Medicine.

Las glándulas suprarrenales producen principalmente la hormona adrenalina, pero también son responsables de la producción de varias hormonas más, entre ellas el cortisol, aclaró Lacroix.

El cortisol se conoce como la hormona de "lucha o huida", y puede hacer que los niveles de azúcar en la sangre aumenten y que la presión arterial se dispare, en general como respuesta a la percepción de alguna amenaza corporal.

Estudios anteriores han indicado que alrededor de 1 de cada 3 tumores suprarrenales segregan un exceso de cortisol, y un número incluso más bajo hacían que los niveles de cortisol aumentaran tanto que afectaban a la salud, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo.

Pero este nuevo estudio, de más de 1,300 personas con tumores suprarrenales, encontró que los estimados anteriores se equivocaban.

Más o menos la mitad de estos pacientes tenían un exceso de cortisol debido a sus tumores suprarrenales. Además, más de un 15 por ciento tenían unos niveles suficientemente altos como para afectar a su salud, en comparación con los que tenían tumores de verdad benignos.

Los pacientes con SALC eran más propensos a que les diagnosticaran hipertensión, y tenían el doble de probabilidades de tomar tres o más antihipertensivos.

También era más probable que tuvieran diabetes tipo 2, y presentaban el doble de probabilidades de necesitar insulina para gestionar su azúcar en la sangre, encontró el estudio.

"Este estudio muestra con claridad que la producción leve de cortisol es más frecuente de lo que pensábamos, y que mientras más cortisol se produce, más probable es que se sufran consecuencia como la diabetes y la hipertensión", aseguró Lacroix.

Alrededor de un 70 por ciento de las personas con SALC eran mujeres, la mayoría en edad postmenopáusica, apuntaron los investigadores.

"El exceso de cortisol relacionado con tumores suprarrenales es un problema de salud importante que se había pasado por alto, que afecta en particular a las mujeres después de la menopausia", comentó Arlt.

Lacroix se mostró de acuerdo en que se deben cambiar las directrices para que las personas con tumores suprarrenales sean evaluadas de forma regular.

"Toda persona que se encuentre que tiene un nódulo suprarrenal de más de 1 centímetro debe recibir evaluaciones para ver si está produciendo o no hormonas en exceso", planteó. "Esto está muy claro".

Varios medicamentos pueden reducir la sobreproducción de cortisol o bloquear la acción del cortisol, si se encuentra que un tumor suprarrenal está provocando un exceso de la hormona.

Las personas con un exceso de cortisol grave pueden someterse a la extirpación de una de sus dos glándulas suprarrenales si es necesario, apuntó Lacroix.

"Es bastante posible tener una vida del todo normal con una glándula suprarrenal", añadió.

Más información

La Clínica Cleveland ofrece más información sobre los tumores suprarrenales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Wiebke Arlt, MD, DSc, director, Institute of Metabolism and Systems Research, University of Birmingham, U.K.; André Lacroix, MD, endocrinologist, University of Montreal Hospital Center; Annals of Internal Medicine, Jan. 4, 2022

Consumer News in Spanish