See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Aumentan las lesiones por los carritos de golf entre los niños de EE. UU.

boy driving golf cart
Adobe Stock

MARTES, 12 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Los carritos de golf ya no solo se utilizan para jugar al golf. También abundan en las comunidades de jubilados, las granjas y en los eventos deportivos y de otros tipos.

Pero la desventaja de esta popularidad reciente podría ser que un creciente número de niños y adolescentes se lesionen con los carritos cada año, sugiere un nuevo estudio.

Un equipo de investigación del Hospital Pediátrico de Filadelfia (CHOP, por sus siglas en inglés) encontró que, en Estados Unidos, entre 2010 y 2019 ocurrieron más de 63,500 lesiones en niños, unas 6,500 al año en los últimos años.

Más de la mitad de estas lesiones ocurrieron en niños de 12 años o menos, que ni siquiera se acercaban a la edad legal de conducción de la mayoría de los vehículos de otros tipos.

"Nuestra visión con este trabajo es simplemente aumentar la concienciación. Intentamos ser defensores de los niños", planteó el Dr. Theodore Ganley, director del Centro de Medicina y Rendimiento del CHOP y presidente de la Sección de Ortopedia de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics). "Si todo el mundo es consciente de los riesgos que los carritos de golf pueden plantear no solo para los adolescentes, sino también para los preadolescentes, de ahora en adelante quizá se puedan implementar medidas de prevención".

"El hecho de que se trate de niños menores de 12 años no me sorprende. Pensamos que los conductores tienen 16 años. Y también podría haber pasajeros. Quizá el que conduzca sea un hermano mayor, o uno de los padres", comentó Ganley.

Los investigadores utilizaron datos del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de las Lesiones, y encontraron que un 50.8 por ciento de las lesiones ocurrieron en niños de 12 años o menos, y que la edad promedio de la población era de apenas 11.7 años.

Al inicio del periodo del estudio, cada año se lesionaban unos 5,490 niños en carritos de golf, lo que aumentó a más de 6,500 durante los tres últimos años del estudio.

El mayor número de lesiones sucedió en eventos escolares o deportivos.

Los chicos se lesionaron con una mayor frecuencia que las chicas. La mayoría de las lesiones fueron superficiales. Las fracturas y las dislocaciones fueron el segundo tipo más común de lesiones. Una mayoría de las lesiones fueron de cabeza o cuello.

La mayoría de los lesionados fueron tratados y dados de alta en hospitales o centros médicos.

"A veces tratamos fracturas más menores, pero a veces fracturas más graves. Algunos carritos de golf se vuelcan, así que también hay lesiones más graves", señaló Ganley.

Los mismos campos de golf pueden tener condiciones que presenten peligros. Las pendientes empinadas y la hierba húmeda pueden ser difíciles, anotó Ganley. La falta de experiencia de los conductores y pasajeros también es un factor.

"Creo que cuando se trata de los vehículos de motor (los coches y los camiones) hay unas directrices muy específicas. Las carreteras solo se pueden crear con una cierta pendiente o una cierta inclinación, y hay unos criterios muy estrictos en este país sobre cómo debemos construir una carretera de una cierta forma", explicó Ganley.

El estudio hizo un llamamiento a que se considere mejorar las directrices y regulaciones de seguridad de los carritos de golf.

"No estoy aquí para decir que ningún paciente de edad pediátrica debería estar nunca en un carrito de golf o conducir un carrito de golf. Solo pienso que es probable que debamos prestar más atención a la supervisión, y que mientras más pequeños sean los niños, más supervisión deberían recibir", planteó Ganley, "e incluso no solo como conductores, sino también como pasajeros".

La investigación se presentó el sábado en la reunión anual virtual de la Academia Americana de Pediatría. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Los padres deben conocer las regulaciones de los carritos de golf y seguirlas, y fijar el mismo tipo de normas básicas de seguridad que cuando sus hijos van en bicicleta, comentó la Dra. Lois Lee, asociada sénior de medicina del Hospital Pediátrico de Boston.

"Pienso que es importante que las personas se den cuenta de que, por supuesto, los carritos de golf no son carros pequeños de juguete", enfatizó Lee, que no participó en el estudio. "Los padres deben tener cuidado con quién conduce el carrito de golf, sobre todo cuando hay otros niños en el carrito de golf".

Las fracturas y dislocaciones más graves pueden tener complicaciones a largo plazo, advirtió Lee, y es importante recordar que los niños también pueden lesionarse la cabeza al caer de un carrito de golf.

"Pienso que simplemente realizar la investigación es importante, y que permitirá educar a los padres y recordarles que se trata de un vehículo de motor importante, aunque se mueva con lentitud, y que como con todas las cosas, se debería explicar a los niños que van en ellos unas directrices adecuadas de supervisión y seguridad", añadió Lee.

Más información

El Hospital Pediátrico Nacional ofrece consejos de seguridad para los carritos de golf.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Theodore Ganley, MD, director, Children's Hospital of Philadelphia Medicine and Performance Center, and chair, American Academy of Pediatrics Section on Orthopedics; Lois Lee, MD, associate professor, pediatrics and emergency medicine, Harvard Medical School, and senior associate, medicine, Boston Children's Hospital; American Academy of Pediatrics, virtual annual meeting, presentation, Oct. 9, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined