Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un tercio de los estadounidenses con artritis no hacen ningún ejercicio

couple walking
Adobe Stock

JUEVES, 14 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Muchos estadounidenses con artritis no hacen ningún ejercicio, a pesar de sus beneficios para reducir el dolor y mejorar su calidad de ida, muestra una investigación reciente.

Un 67 por ciento de los adultos de EE. UU. con artritis hicieron actividad física en el mes anterior, y la más frecuente fue caminar, según un nuevo análisis de datos realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los hallazgos se extrajeron de unas encuestas de salud nacionales de 2016 a 2018.

"Dado que un 33 por ciento de los adultos con artritis de EE. UU. no son físicamente activos, sigue habiendo una oportunidad para acciones de salud pública", planteó la investigadora principal, Dana Guglielmo, del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.

Y estas acciones comienzan con una conversación sincera entre los pacientes con artritis y sus proveedores de atención de la salud, aseguró.

Guglielmo sugirió que los pacientes les pregunten a sus médicos sobre actividades favorables para la artritis y los programas de autogestión para ayudar a aliviar los síntomas, por ejemplo el dolor en las articulaciones.

"Los proveedores deben preguntar a los pacientes sobre sus niveles de actividad física, y hablar con ellos sobre la actividad física y los programas de autogestión de la artritis", añadió.

La artritis es la causa de discapacidad que los estadounidenses mayores de 15 años reportan con la mayor frecuencia.

Los datos de la Encuesta nacional de entrevista de salud de EE. UU. mostraron que un 71 por ciento de los encuestados hacían su ejercicio al caminar, un 13 por ciento al trabajar en el jardín, y un 7 por ciento al levantar pesas.

Guglielmo recomendó que todo el que tenga artritis camine.

"Caminar es una actividad física ideal para los adultos que viven con artritis, porque es de bajo costo, cómodo y adaptable a distintos ambientes", señaló.

Pero para obtener el mayor beneficio, los adultos con artritis deben participar en una actividad que combine ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento muscular y de equilibrio, aseguró Guglielmo.

"Cualquier actividad es mejor que ninguna", agregó. "Los programas de actividad física basados en las evidencias pueden respaldar a los adultos con artritis para que inicien y mantengan la actividad física, al ayudarlos a superar las barreras comunes contra la actividad física. Estos programas pueden incluso mejorar su salud mental y física, y su calidad de vida".

El Dr. Jeffrey Schildhorn, cirujano ortopédico del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, afirmó que se debe animar a todo el que tenga dolor por la artritis a que sea activo.

"Las personas con artritis me preguntan qué pueden hacer, y les digo que deben mover el cuerpo", enfatizó. "Cuando las personas dejan de mover el cuerpo, se hacen más rígidas, comienzan a renunciar, aumentan de peso".

La mejor forma de prevenir estas consecuencias es ser activo, apuntó Schildhorn. Incluso las personas que más dolor sufren pueden beneficiarse de caminar. Ser físicamente activo ayuda a mantener lubricadas a las articulaciones, explicó.

"La mayoría de las personas con artritis sienten rigidez al despertarse, y a veces se despiertan con más dolor, y a medida que se activan, las articulaciones tienden a lubricarse, se vuelven más móviles y el dolor se reduce", anotó. "Caminar o cualquier otra cosa que haga que el cuerpo se mueva de verdad ayuda".

Schildhorn enfatizó que no está hablando de hacer sentadillas profundas, sino de mantener al cuerpo en movimiento. Además, salir al aire libre, recibir la luz del sol y socializar pueden ayudar a que las personas se mantengan sanas, aseguró.

Ser inactivo se puede convertir en un círculo de autoderrota, advirtió Schildhorn. Si uno no es activo, se siente peor, y sentirse peor hace que sea menos probable que haga ejercicio.

"Las personas dejan de hacer ejercicio, se vuelven más rígidas porque pasan tanto tiempo sentadas en un sillón con un almohadón porque las hace sentirse mejor. Para mí, esto es lo contrario de la salud".

Ser activo puede ampliar el tiempo antes de que se necesite un reemplazo de rodilla o de cadera.

"Las personas no entienden lo valiosa que es la actividad física", lamentó Schildhorn. "Es buena para el sistema inmunitario, es buena para la actitud, no hace que las articulaciones se desgasten más rápido, y uno puede manejar los síntomas durante más tiempo".

Cuando se llega a un punto en que no se puede caminar la misma distancia que antes debido al dolor, quizá sea el momento para la cirugía, añadió.

El estudio aparece en la edición del 8 de octubre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Averigüe más sobre el alivio del dolor de la artritis en la Arthritis Foundation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Dana Guglielmo, MPH, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Jeffrey Schildhorn, MD, orthopedic surgeon, Lenox Hill Hospital, New York City; Morbidity and Mortality Weekly Report, Oct. 8, 2021

Consumer News in Spanish