Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Morir joven por una enfermedad cardiaca: el lugar de EE. UU. donde vive es importante

ambulance
Adobe Stock

MARTES, 19 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que viven en partes marginadas de Estados Unidos tienen casi el doble de probabilidades de morir jóvenes por una enfermedad cardiaca, en comparación con las personas en los lugares más ricos, informa un estudio reciente.

En otras palabras, su código postal puede darle la misma o más información sobre su riesgo de salud cardiaca que su código genético, señaló el investigador sénior, el Dr. Khurram Nasir, jefe de prevención y bienestar cardiovasculares del Centro Cardiaco y Vascular Metodista DeBakey de Houston.

Los resultados son incluso peores para las minorías que viven en los condados con dificultades, añadieron los investigadores.

Por ejemplo, los negros que vivían en un condado vulnerable tenían el doble de probabilidades de muerte prematura por insuficiencia cardiaca, y un riesgo un 65 por ciento más alto de accidente cerebrovascular (ACV), en comparación con los negros que vivían en un área próspera.

"Encontramos que los condados de EE. UU. que peor estaban desde el punto de vista de la vulnerabilidad social tenían la mortalidad cardiovascular prematura más alta", comentó Nasir. "No hablamos de los individuos mayores. Estamos hablando de individuos jóvenes de menos de 65 años".

En este estudio, Nasir y su equipo combinaron datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. para observar los lugares de Estados Unidos que son socialmente vulnerables, para entonces ver cómo los afecta la enfermedad cardiaca. Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de octubre de la revista Circulation

Los factores que crean unos niveles más altos de vulnerabilidad social incluyen la pobreza, el desempleo, la falta de educación, los hogares monoparentales, la discapacidad, el estatus de minoría, las dificultades con el inglés, y los tipos de viviendas que incluyen apartamentos y casas móviles.

Las personas que viven en los lugares con la mayor incidencia de estos factores tienden a ser las más afectadas por los problemas cardiacos que los investigadores encontraron, entre ellos:

  • Un riesgo del doble de ACV.
  • Un riesgo 2.7 veces más alto de muerte por hipertensión.
  • Un riesgo 3.4 veces más alto de insuficiencia cardiaca.
  • Un riesgo un 52 por ciento más alto de enfermedad cardiaca provocada por obstrucciones en las arterias.

"Hay un vínculo directo", aseguró Nasir, y añadió que mientras peor es la vulnerabilidad, más probable es que estos condados tengan mortalidad cardiovascular prematura.

Estos condados vulnerables también tienden a tener un peor acceso a la atención de la salud y a los medicamentos que pueden controlar el colesterol y la hipertensión, apuntó Nasir.

Las personas en estos lugares tampoco tienen las mismas probabilidades de acceso a los factores de estilo de vida que pueden influir en el riesgo cardiaco, lo que incluye los alimentos saludables y lugares seguros para la actividad física.

"Se observa una combinación de factores sociales, financieros y de sistema de salud que han contribuido, y no hay una respuesta universal", dijo Nasir. "Tendremos que enfocarnos en todos si de verdad deseamos mitigar estas disparidades sociales que experimentan las desafortunadas comunidades marginadas que observamos en estos datos".

Nasir añadió que todo esto tiene un aspecto positivo: al utilizar estos datos, las autoridades de salud y los legisladores pueden dirigir recursos a las comunidades que necesitan ayuda, y potencialmente hacer una diferencia en la enfermedad cardiaca en esos lugares.

"Estas medidas se deben incorporar en nuestra planificación", planteó Nasir. "Debemos comenzar a realizar unas iniciativas de alcance de forma activa".

La Dra. Elizabeth Jackson, presidenta del comité de determinantes sociales de la salud de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), se mostró de acuerdo.

"Sin acceso a una atención de calidad, a alimentos nutritivos, a una vivienda estable u otras necesidades de salud básicas, las personas con frecuencia enferman más y mueren más jóvenes", lamentó Jackson, directora interina de cardiología de la división de enfermedad cardiovascular de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

"Lamentablemente, estos datos no son sorprendentes, sino que más bien respaldan a evidencias anteriores que sugieren que las disparidades de salud se experimentan de forma desproporcionada en las áreas donde existen unos grados más altos de vulnerabilidad social", añadió Jackson.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los determinantes sociales de la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Khurram Nasir, MD, MPH, chief, cardiovascular prevention and wellness, Houston Methodist DeBakey Heart and Vascular Center, and co-director, Center for Outcomes Research at Houston Methodist; Elizabeth Jackson, MD, MPH, interim director, cardiology, University of Alabama at Birmingham, Division of Cardiovascular Disease; Circulation, Oct. 18, 2021

Nasir+and+Khan+manuscript.pdf

Consumer News in Spanish