See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Vacúnese contra la gripe: podría protegerlo de una COVID grave

man getting vaccine

LUNES, 2 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- El coronavirus y la gripe son dos virus del todo distintos. Pero un nuevo estudio sugiere que las personas que se vacunan contra la gripe se enfrentan a un riesgo considerablemente más bajo de ser hospitalizadas si y cuando contraen la COVID-19.

Y la vacuna contra la gripe también parece reducir de forma significativa el riesgo de un paciente con COVID-19 de acabar en la unidad de cuidados intensivos (UCI), señalan los investigadores.

Los hallazgos se basan en un análisis de los expedientes de salud electrónicos de 2,000 pacientes con COVID-19. Todos habían tenido un resultado positivo del virus en algún momento entre el marzo y el agosto pasados. Y poco más de un 10 por ciento de los pacientes se habían vacunado antes contra la gripe.

"La gripe y la COVID-19 son de hecho procesos de enfermedad distintos, provocados por unos virus distintos", enfatizó el autor del estudio, el Dr. Ming-Jim Yang. "Aunque algunos de los síntomas podrían solaparse entre las dos enfermedades, potencialmente tienen consecuencias distintas a corto y a largo plazo".

Además, también "la COVID-19 todavía tiene una [tasa de] mortalidad mucho más alta que la gripe", anotó Yang. Y los problemas pulmonares, cardiacos y cerebrales observados entre los pacientes que sobreviven a la COVID-19 "no parecen suceder con la gripe", añadió.

De cualquier forma, "nuestro equipo observó a los pacientes que fueron COVID-19 positivos, y vio que los pacientes que habían recibido la vacuna contra la influenza a lo largo del año anterior tenían menos probabilidades de ser hospitalizados y admitidos a la UCI", aseguró Yang.

¿Qué tan grande fue la reducción en las probabilidades?

"Los pacientes con COVID que no habían recibido una vacuna contra la gripe en el año anterior tenían 2.4 veces más probabilidades de ser hospitalizados, y 3.3 veces más probabilidades de ser transferidos a la UCI", aseguró Yang, residente de tercer año de medicina familiar en el departamento de salud comunitaria y medicina familiar de la Universidad de Florida, en Gainesville.

Respecto a cómo una vacuna para un virus completamente distinto podría ofrecer este tipo de protección, Yang dijo que todavía está por determinarse. El estudio tampoco probó que una vacuna contra la gripe en realidad hiciera que el riesgo de una COVID-19 grave se redujera, solo que había una asociación.

"Lamentablemente, no sabemos por qué la vacuna contra la gripe podría tener este efecto secundario beneficioso", apuntó. "Nuestro estudio no lo observó de forma específica. [Pero], si se observan los estudios científicos disponibles, podemos suponer que la vacuna contra la gripe podría aumentar la actividad de las células asesinas naturales, un tipo de célula inmunitaria que se ha mostrado que se dirige al cáncer y a las células infectadas por virus".

La vacuna contra la gripe también podría estimular al sistema inmunitario de un paciente, para que se active y combata a la COVID-19 de forma más rápida y rigurosa que de lo contrario, añadió Yang.

El Dr. Michael Niederman, jefe asociado de la división y director clínico de atención pulmonar y crítica del Centro Médico NewYork-Presbyterian/Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York, se hizo eco de esa idea.

"Las vacunas contra la gripe pueden estimular una actividad antiviral específica [contra la gripe]", anotó, "además de una 'inmunidad innata' no específica. Este segundo efecto podría al final ofrecer una protección añadida contra los resultados más graves entre los pacientes con COVID", planteó Niederman.

Además, simplemente evitar la gripe (mediante una vacuna contra la gripe) puede ayudar a preservar el nivel de preparación del sistema inmunitario de un paciente, comentó Chunhuei Chi, director del Centro de Salud Global de la Universidad Estatal de Oregón.

"Algo que sabemos es que las vacunas contra la gripe son efectivas para prevenir a la gripe", dijo Chi. "Y cuando una persona se infecta con la gripe, su sistema inmunitario se debilita. En esas condiciones, la persona es más vulnerable a la infección con la COVID-19 y, si se infecta, [los resultados] tienden a ser más graves".

Chi también anotó que, "en promedio, los que se vacunan contra la gripe también son personas más cuidadosas y a quienes su propia salud les importa. Son las mismas personas más propensas a [adoptar] un nivel más alto de prácticas de seguridad e higiene durante la pandemia", lo que podría significar que su exposición futura a la COVID-19 podría ser a una "densidad de virus más baja".

Niederman se mostró de acuerdo en general, y sugirió que es probable que los que se vacunan contra la gripe ya tengan un riesgo más bajo de contraer la COVID-19.

Las personas que se vacunan contra la gripe "también son las mismas personas que es probable que sigan otros consejos de atención preventiva, como usar máscaras y el distanciamiento social. Esto último es lo que previene a la COVID, no la vacuna contra la gripe en sí", planteó Niederman.

Cualquiera que sea la explicación, el hallazgo más reciente parece ofrecer otro incentivo para vacunarse contra la gripe.

Yang dio que "el hecho es que parece que existe un beneficio. Se necesitarán más estudios para observar cuáles son los mecanismos subyacentes del beneficio".

Él y sus colaboradores reportaron sus hallazgos en la edición en línea del 29 de octubre de la revista Journal of the American Board of Family Medicine.

Más información

Aprenda más sobre los beneficios generales de la vacuna contra la gripe en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ming-Jim Yang, MD, third-year resident, family medicine, department of community health and family medicine, University of Florida, Gainesville; Michael Niederman MD, associate division chief and clinical director, pulmonary and critical care, NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center, and professor, clinical medicine, Weill Cornell Medical College, New York City; Chunhuei Chi, ScD, MPH, director, Center for Global Health, and professor, health management and policy, college of public health and human sciences, Oregon State University; Journal of the American Board of Family Medicine, Oct. 29, 2020, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined