Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Esa taza de café matutina puede afectar a los ritmos cardiacos

a person making coffee
Adobe Stock

LUNES, 15 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Esa taza diaria de café quizá sea una forma rápida de energizarse, pero conlleva una combinación de efectos buenos y no tan buenos para su salud, informa un estudio reciente.

Beber café ayuda a las personas a mantenerse más activas, pero también produce una pérdida significativa del sueño en algunas, advierten los investigadores.

Y aunque el café no parece provocar unos ritmos irregulares en las cámaras superiores del corazón, puede hacer que las cámaras inferiores se salten latidos, según los hallazgos, que se presentaron el domingo en la reunión anual en línea de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"Las personas deben entender que esta bebida que se consume con tanta frecuencia en realidad sí tiene unos efectos sustanciales en la salud, y que son variables", señaló el autor principal del estudio, el Dr. Gregory Marcus, jefe asociado de cardiología para la investigación de la Universidad de California, en San Francisco. "No se trata de que el café sea necesariamente del todo bueno o del todo malo. Es mucho más probable que el hecho de que sea del todo bueno o del todo malo dependa de una combinación de factores".

Hace mucho que los médicos han considerado a la cafeína como un riesgo potencial para la salud del corazón, dado que es un estimulante que aumenta la frecuencia cardiaca. Pero estudios anteriores sobre el tema han producido unos resultados "muy contradictorios", comentó la Dra. Sana Al-Khatib, experta en el ritmo cardiaco de la Universidad de Duke.

"Una pregunta que los pacientes nos hacen casi todas las semanas es si pueden tomar café. Sobre todo los pacientes con fibrilación auricular", un trastorno del ritmo cardiaco que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) y ataque cardiaco, apuntó Al-Khatib, electrofisióloga de la Clínica de Electrofisiología Duke en Durham, Carolina del Norte.

"Como profesionales clínicos, no nos ha sido fácil aconsejar a los pacientes", anotó Al-Khatib, que no participó en el estudio.

En este ensayo clínico, Marcus y su equipo reclutaron a 100 personas que bebían café, y les pusieron varios dispositivos para registrar su salud de forma continua: un Fitbit, un monitor cardiaco y un monitor de glucosa en sangre.

A lo largo de dos semanas, los participantes fueron asignados al azar a diario a beber todo el café que desearan o a prescindir de la bebida.

Entonces, los investigadores monitorizaron los cambios, en cada persona y entre las personas, que ocurrían cuando se exponían al café o prescindían del café.

El estudio no encontró ninguna evidencia de que el consumo de café creara algún ritmo irregular en las aurículas, las cámaras superiores del corazón. Esta es una buena noticia, dado que uno de los principales temores médicos sobre el café ha sido si podría promover la fibrilación auricular, una afección potencialmente peligrosa.

Pero sí encontraron que el consumo de café podía hacer que los ventrículos (las cámaras inferiores del corazón) se saltaran latidos.

"En los días que se asignaron al azar a beber café, las personas exhibían alrededor de un 50 por ciento más de contracciones ventriculares prematuras [CVP], es decir, más latidos precoces que surgían de las cámaras inferiores del corazón", aseguró Marcus. "Los que consumieron más de una bebida de café al día en esencia exhibieron el doble de conteos de CVP".

Esas CVP son comunes, y en general se consideran como inocuas, añadió.

"Todos las tenemos de vez en cuando, y en general se consideran benignas", dijo Marcus. "Pero nosotros y otros hemos mostrado que un mayor número de CVP es un factor de riesgo independiente de insuficiencia cardiaca con el tiempo. No todo el que sufre más CVP tiene una insuficiencia cardiaca, pero sí es un factor".

El café también tuvo unos efectos dramáticos en otros dos factores importantes de la salud: la actividad física y el sueño.

En los días en que se les asignó al azar a tomar café, los participantes dieron en promedio unos 1,000 pasos más de lo normal, dijo Marcus.

"Por cada taza adicional de una bebida de café que consumieron, dieron 500 pasos adicionales", señaló.

Por otro lado, el café tendía a robarles el sueño a las personas.

"En los días en que se les asignó café al azar, las personas durmieron en promedio alrededor de media hora menos esa noche", apuntó Marcus. "Por cada taza adicional de café, hubo alrededor de 18 minutos menos de sueño".

Pero las personas con una inclinación genética a metabolizar el café con una mayor rapidez no exhibieron ninguna relación significativa entre su consumo de café y la privación del sueño.

Aunque Al-Khatib dijo que el estudio tuvo una buena realización, observa una necesidad de investigación de seguimiento con más pacientes durante más tiempo, para ver si los efectos inmediatos del café al final conducen a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, ACV y otros problemas de la salud.

Los participantes en este estudio eran relativamente jóvenes y sanos, con una edad promedio de 38 años y un IMC promedio en el extremo alto de lo sano, "no la población de pacientes típicos que atendemos en la práctica clínica", que tienen más edad y uno o más problemas de la salud, aclaró Al-Khatib.

Si le preocupan los efectos del café en su salud, es probable que deba hablar con su médico, aconsejó Marcus. Dependiendo de sus problemas de salud personales, quizá tenga sentido que beba café o que se abstenga.

"Estos datos sugiere que las personas preocupadas por la fibrilación auricular no tiene motivo para preocuparse sobre el consumo de café. Por otro lado, si hay problemas con las CVP, quizá tenga sentido evitar o minimizar el consumo de café", planteó Marcus.

"Si tiene la meta de aumentar o mantener la actividad física, el café podría ser útil", añadió, "pero en los que tienen dificultades para dormir, la alteración del sueño que provoca el café podría hacer que no valga tanto la pena".

A pesar de sus dudas, Al-Khatib planifica utilizar este estudio cuando aconseje a los pacientes.

"No pienso que a pesar de que estos resultados son buenos haya que esperar al próximo estudio", dijo. "Incorporaré estos hallazgos en mis conversaciones con los pacientes, por supuesto tras haber leído el trabajo completo y suponiendo que no haya sorpresas".

Las investigaciones presentadas en las reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la cafeína y la enfermedad cardiaca.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Gregory Marcus, MD, MAS, associate chief of cardiology for research, University of California, San Francisco; Sana Al-Khatib, MD, MHS, professor, medicine, Duke University Medical Center, Durham, N.C., and electrophysiologist, Duke Electrophysiology Clinic; presentation, American Heart Association meeting, Boston, Nov. 14, 2021

Consumer News in Spanish