Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La demanda de trasplantes de hígado se dispara entre los estadounidenses mayores

human liver
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 17 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Más personas mayores acaban en las listas de espera para un trasplante de hígado que nunca antes, a medida que la obesidad y el alcoholismo superan a la hepatitis C como la causa principal de insuficiencia hepática en Estados Unidos.

El porcentaje de candidatos a trasplantes de hígado de a partir de 65 años aumentó de un 9 por ciento a principios de la década de los 2000 a un 23 por ciento en 2020, encontraron los investigadores. La mayor parte de la insuficiencia hepática de los adultos mayores se debe a la enfermedad del hígado graso, en la que un exceso de grasa almacenada en el hígado provoca inflamación y, al final, cicatrización.

Alrededor de un 39 por ciento de los candidatos mayores a trasplantes de hígado tenían enfermedad del hígado graso en 2020, frente a un 13 por ciento a principios de los 2000.

"Ahora mismo, los pacientes mayores representan una proporción sustancial y creciente de la población de trasplantes de hígado", comentó la investigadora principal, Maria Stepanova, bioestadística sénior del Sistema de Salud Inova de Falls Church, Virginia. "Es probable que aumente incluso más, porque unos estudios distintos muestran que [la enfermedad del hígado graso] sigue en aumento, y no hay señales de que vaya a ralentizarse como indicador de enfermedad renal en etapa final".

En este estudio, Stepanova y sus colaboradores analizaron los datos de más de 31,200 candidatos a un trasplante de hígado, utilizando el Registro Científico de Receptores de Trasplantes de EE. UU.

Sus hallazgos representan un profundo cambio respecto a las tendencias de mediados del siglo XX, cuando casi todos los trasplantes de hígado ocurrían en personas en la cuarentena y la cincuentena, apuntó Stepanova.

La mayor parte de la insuficiencia hepática era provocada por la hepatitis C, propagada a través del contacto sexual o el uso de drogas en esas décadas, y a las personas mayores de 50 años ni siquiera se les permitía entrar a las listas de trasplante entre los 1960 y los 1980, debido a sus pocas probabilidades de sobrevivir, anotó Stepanova.

Ahora, la hepatitis C se puede tratar y curar, lo que reduce las probabilidades de que el virus provoque enfermedad hepática crónica. Por tanto, la proporción de personas mayores con hepatitis C que necesitan un trasplante de hígado se ha reducido de un 27 a un 18 por ciento.

Pero la epidemia de obesidad y todos los problemas de salud a largo plazo relacionados con el exceso de peso (la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión y la insuficiencia renal) son ahora los principales motivos de la insuficiencia hepática.

"Parte del motivo de que se vean más pacientes mayores es que estas afecciones metabólicas con frecuencia se acumulan a medida que las personas envejecen, y entonces se presentan con una insuficiencia hepática en una etapa más avanzada", señaló la Dra. Kimberly Brown, jefa de gastroenterología y hepatología del Sistema de Salud Henry Ford, en Detroit.

El consumo de alcohol también sigue siendo otro motivo de trasplante de hígado entre las personas mayores, y 1 de cada 5 pacientes ahora esperan un nuevo hígado debido a enfermedad hepática alcohólica, mostraron los resultados.

Es probable que la pandemia de COVID-19 convierta a la enfermedad hepática alcohólica en un factor incluso más potente en los trasplantes de hígado.

Un estudio que se publicó el mes pasado en la revista JAMA Network Open encontró que el número de personas que recibieron un nuevo hígado o que fueron asignadas a una lista de espera debido a la hepatitis alcohólica era un 50 por ciento más alto que lo que se habría previsto según los patrones de antes de la pandemia.

Los pacientes mayores y los más jóvenes tienden a recibir trasplantes de hígado más o menos al mismo ritmo: un 54 por ciento entre los mayores, frente a un 59 por ciento entre los menores de 65 años, mostraron los resultados. Ambos grupos tuvieron unas probabilidades similares de fallecer mientras esperaban un hígado nuevo, de alrededor de un 12 por ciento.

Pero los adultos mayores tienen una tasa más elevada de eliminación de la lista de trasplantes debido a un deterioro en la salud, de alrededor de un 14 por ciento, frente a un 9 por ciento entre los pacientes más jóvenes.

Los resultados a largo plazo entre los pacientes mayores de trasplantes de hígado no son igual de buenas que entre los pacientes más jóvenes, pero están mejorando, anotaron Brown y Stepanova.

La tasa de supervivencia a cinco años de los receptores mayores de trasplantes de hígado es ahora de un 77 por ciento, en comparación con alrededor de un 60 por ciento a principios de la década de los 2000, apuntó Stepanova.

El motivo de la peor supervivencia entre los adultos mayores es que tienen más problemas crónicos de salud que han acumulado a lo largo de los años, y también sufren unos efectos secundarios más graves de los medicamentos inmunosupresores que necesitan tomar tras el trasplante, señaló Brown, que no participó en el estudio.

"Cuando se acumula todo esto encima de la edad, es en gran medida lo que influye en unos peores resultados en este grupo de edad", dijo.

Para mejorar las probabilidades de los pacientes mayores, los médicos están experimentando con realizar una cirugía para perder peso al mismo tiempo que el trasplante de hígado de la persona, comentó Brown.

"Esta enfermedad puede recurrir tras el trasplante, y puede conducir a la pérdida posterior del trasplante", advirtió Brown. La cirugía para perder peso "podría ser una estrategia que usemos para mejorar los resultados tras un trasplante".

Los hallazgos se presentaron hace poco en la reunión anual en línea de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (American Association for the Study of Liver Diseases). Las investigaciones presentadas en las reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre los trasplantes de hígado.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Maria Stepanova, PhD, senior biostatistician, Inova Health System, Falls Church, Va.; Kimberly Brown, MD, chief, gastroenterology and hepatology, Henry Ford Health System, Detroit; American Association for the Study of Liver Diseases, annual meeting, Nov. 12-15, 2021, online

Consumer News in Spanish