Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Conocer los desencadenantes de la fibrilación auricular podría ayudar a evitarla, según un estudio

a human body with a heart
Adobe Stock

LUNES, 15 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que sufren de unos ritmos cardiacos anómalos peligrosos pueden tomar las riendas y averiguar qué desencadena sus episodios, informan unos investigadores.

Las personas con fibrilación auricular (FA) pudieron reducir sus episodios de latidos cardiacos anómalos en un 40 por ciento al identificar, y entonces evitar, las sustancias o actividades que hacían que su corazón latiera de forma irregular, según los hallazgos presentados el domingo en la reunión anual en línea de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

En general, resultó que el alcohol fue el único desencadenante que se asoció de forma constante con la FA, aunque los pacientes individuales podían verse afectados por desencadenantes menos comunes, como la deshidratación o el ejercicio.

El café no pareció tener ninguna relación significativa con la FA, señaló el investigador principal, el Dr. Gregory Marcus, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF), y jefe asociado de cardiología para la investigación de la UCSF.

"Aunque la cafeína fue el desencadenante más común seleccionado para la evaluación, solo el alcohol mostró de forma constante evidencias de un efecto a corto plazo en los episodios autorreportados de FA", apuntó Marcus.

En este estudio, Marcus y sus colaboradores implicaron a los pacientes con FA para ayudar a diseñar un ensayo clínico que buscaba determinar si las personas podían averiguar de forma efectiva los desencadenantes por su cuenta.

Se dio a casi 450 personas un sencillo dispositivo parecido a un teléfono inteligente, que les proveía una lectura de ECG cuando pensaban que estaban experimentando un episodio de fibrilación auricular. El dispositivo funciona al colocar los dedos índice y medio de ambas manos en una tableta con sensores.

La fibrilación auricular es un latido cardiaco irregular o tembloroso en las cámaras superiores del corazón, que afecta a al menos 2.7 millones de estadounidenses, según la AHA. La sangre puede acumularse y coagular en esas cámaras durante un episodio, lo que potencialmente conduce a un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV).

Si no se trata, la FA duplica el riesgo de muerte relacionada con el corazón, y multiplica el riesgo de ACV por cinco, según la AHA.

Los participantes del ensayo fueron asignados al azar a monitorizar sus episodios de FA durante un periodo de seis semanas, o a evaluar si sus desencadenantes sospechados podrían estar provocando sus latidos cardiacos irregulares.

Las personas que evaluaron los desencadenantes podían seleccionar de un menú de causas potenciales de la FA, como el alcohol, la cafeína, el ejercicio, la falta de sueño, la deshidratación, las comidas copiosas, y yacer del lado izquierdo. También podían escribir un desencadenante propio del que sospecharan. El estrés o la ansiedad fueron los más comúnmente sugeridos por los participantes.

"Se les asignó en bloques de una semana a que evaluaran sus desencadenantes", explicó Marcus. La aplicación de teléfono inteligente utilizada en el estudio "le recordaba que dos copas de vino desencadenaban su FA, así que esta era la semana de exponerse a ese desencadenante".

En otras semanas aleatorias, recibían instrucciones para evitar su desencadenante particular, para ver si seguían teniendo episodios de FA o no.

Al final de las seis semanas, se mostraron a los pacientes los resultados de sus autoevaluaciones, y se les dio la oportunidad de cambiar su conducta si evitar el desencadenante de hecho reducía su riesgo de FA. Durante las cuatro semanas siguientes, fueron monitorizados para ver si lo que habían aprendido podía influir en el número de episodios de FA que tenían.

Los que realizaron la evaluación de desencadenantes reportaron 40 por ciento menos de eventos durante estas cuatro semanas que los que solo vigilaron sus episodios de FA. El alcohol, la deshidratación y el ejercicio se asociaron de manera independiente con la FA durante el periodo de cambio de estilo de vida de cuatro semanas.

"Una vez se les dijo a los pacientes cuáles eran sus desencadenantes, y recibieron la retroalimentación, en realidad pudieron reducir la incidencia de FA", aseguró la Dra. Biykem Bozkurt, directora del Centro de Insuficiencia Cardiaca Winters del Colegio de Medicina Baylor, en Houston. "Esto es fascinante y de verdad me interesó".

Tras las primeras 10 semanas del ensayo, se ofreció a todo el mundo la oportunidad de seguir evaluando desencadenantes, lo que permitió a los investigadores reunir incluso más datos, señaló Marcus.

Al final, el alcohol destacó por encima de los demás desencadenantes potenciales como el que estaba vinculado de forma más clara con la fibrilación auricular, informaron los investigadores.

Otros desencadenantes podrían crear un riesgo individual de un episodio de FA, pero ninguno de los demás fue estadísticamente significativo en todo el grupo, apuntaron Marcus y Bozkurt.

El estudio no encontró evidencias de que conocer estos desencadenantes y evitar los episodios de FA condujera a una mejora general en la calidad de vida, pero Bozkurt señaló que esto no resultó sorprendente, dado que la FA a veces es asintomática y con frecuencia tiene un efecto sutil en la vida diaria de la persona.

"Quizá en ellos no se pueda discernir el cambio en el estilo de vida porque los individuos quizá no sean conscientes de sus síntomas o de su bienestar general", apuntó Bozkurt, que no participó en el estudio.

Los médicos que tratan a pacientes con FA quizá deban animarlos a autoevaluar sus desencadenantes, concluyó Marcus.

"Hacer el experimento no es poco razonable", dijo Marcus. "Es un uso muy eficiente de estos dispositivos [de monitorización cardiaca en casa], para determinar por su cuenta si de hecho su FA es desencadenada o no".

"Podría ayudar a que los pacientes sean libres de disfrutar de sustancias (por ejemplo, la cafeína y el café) que de lo contrario no disfrutarían", anotó Marcus. "Podría ayudar a tranquilizarlos respecto a que ciertas exposiciones, ciertos ejercicios, quizá no sean nocivos".

Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la fibrilación auricular.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Gregory Marcus, MD, MAS, professor, medicine, University of California, San Francisco, School of Medicine, and associate chief, cardiology for research at UCSF Health; Biykem Bozkurt, MD, PhD, director, Winters Center for Heart Failure, Baylor College of Medicine, Houston; American Heart Association annual meeting, Nov.14, 2021, online

Consumer News in Spanish