Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Próximamente: un dispositivo portátil para predecir las convulsiones epilépticas

Claire Wiedmaier
Claire Wiedmaier

MIÉRCOLES, 17 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Claire Wiedmaier experimenta unas convulsiones epilépticas tan intensas que se ha roto dientes durante un ataque.

"Tengo algunos dientes falsos. Me rompí los dos dientes frontales inferiores", comentó Wiedmaier, que tiene 23 años y es de Ankeny, Iowa, y que hoy en día puede prever que va a sufrir al menos cuatro convulsiones al mes.

Saber en qué momento prever una convulsión sería una gran ayuda para ella.

"Sería bueno saberlo, porque entonces podría ir a un lugar seguro", señaló Wiedmaier. "Podría apartarme del público o ir a una cama, o salir de la ducha. Sufrir una convulsión en la ducha no es muy bueno".

Ahora, los investigadores piensan que están en el camino de predecir de forma precisa las convulsiones epilépticas mediante el uso de un dispositivo para la muñeca que monitoriza distintas señales corporales.

Los investigadores identificaron unos patrones entre los pacientes, que podrían permitir una advertencia alrededor de media hora antes de que ocurra una convulsión, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Scientific Reports.

"En promedio, predijimos con precisión alrededor de dos tercios de las convulsiones de los pacientes", observó el investigador sénior, Benjamin Brinkmann, científico de la epilepsia de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Estudios anteriores sobre la epilepsia han determinado que es posible predecir las convulsiones, basándose en datos obtenidos de implantes cerebrales colocados en las cabezas de las personas para ayudar a controlar las convulsiones, aseguró Jacqueline French, directora médica de la Epilepsy Foundation en Bowie, Maryland.

"Unos investigadores muy inteligentes comenzaron a buscar patrones en la actividad epiléptica en los cerebros de las personas, y se dieron cuenta de que no era aleatoria. No es un patrón al azar", aseguró French, profesora de neurología de la Escuela de Medicina Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York. "Parece que las personas tendrían una tendencia a presentar un aumento en la actividad epiléptica, algo que sucedería a intervalos regulares".

Pero hasta ahora no ha habido una forma no invasiva de reunir los tipos de datos que podrían permitir que ocurra una predicción de este tipo.

Alrededor de un tercio de las personas con epilepsia sufren convulsiones que no se pueden controlar, apuntó French.

"También queremos hacer algo por ellas. No queremos olvidarnos de ellas", enfatizó.

Wiedmaier fue una de las seis personas con epilepsia resistente a los medicamentos que usó el dispositivo para la muñeca, que es un dispositivo de grado médico que ya se encuentra en el mercado para ayudar a monitorizar distintos datos físicos de los pacientes.

Se pidió a los participantes que utilizaran el dispositivo durante entre seis meses y un año, y que subieran los datos cada día a un almacenamiento en la nube.

Brinkmann dijo que la pulsera recolectó muchos de los mismos datos que serían recolectados por un detector de mentiras: el flujo sanguíneo, la respuesta de la piel, la frecuencia cardiaca, la temperatura y el movimiento.

"Utilizamos esto junto con su registro de convulsiones para entrenar a un modelo de aprendizaje automático, un algoritmo [de inteligencia artificial]", señaló Brinkmann.

El algoritmo observó a cada paciente individual e intento averiguar las "características" específicas que predecirían en qué momento tenía el riesgo más alto de una convulsión.

Fue distinto en cada paciente, dijo Brinkmann. En algunos, la frecuencia cardiaca señalaba un aumento en ciernes de la actividad epiléptica, mientras que en otros se trataba de la respuesta de la piel.

Los investigadores continuaron monitorizando a los pacientes para ver si su algoritmo podía realizar unas predicciones precisas. Los seis pacientes tenían implantes de estimulación cerebral profunda para tratar su epilepsia, y los investigadores utilizaron estos dispositivos para confirmar las convulsiones.

"Me informaban cuando tenía una convulsión, si el reloj tenía la razón. Me informaban si sucedía", dijo Wiedmaier. "Dijeron que mi caso fue el más preciso de todos los que lo probaron".

French advirtió que aunque quizá algún día estos dispositivos puedan predecir una convulsión, el algo más parecido a una predicción de tormenta que a una advertencia de tornado.

"Uno sabe que hay una tormenta y que durante la tormenta es muy probable que caiga un rayo, pero intentar predecir el momento exacto en que va a caer es muchísimo más difícil que predecir la tormenta", explicó French.

Pero simplemente saber que hay una "tormenta" epiléptica en ciernes podría ser un beneficio inmenso para los pacientes con una epilepsia mal controlada, añadió.

Los medicamentos de rescate pueden evitar las convulsiones, y las personas pueden tomar otras medidas para evitar las probabilidades de sufrirla, por ejemplo dormir bien y asegurarse de tomar los medicamentos recetados para la epilepsia a largo plazo según las indicaciones, apuntó French.

Las personas también podrían beneficiarse al saber que no hay un riesgo de una convulsión en el futuro cercano, agregó.

"Quizá lleguemos a ser tan buenos que podamos decirles a las personas que hoy es un día en que no tendrán una convulsión. Entonces, pueden hacer todas las cosas que normalmente no harían, porque no pueden predecir para nada cuándo ocurrirá la próxima convulsión", observó French. "Dará un mayor control a las personas".

Aunque la tecnología ya está disponible, Brinkmann dijo que faltan años para que haya un algoritmo que prediga las convulsiones epilépticas de forma fiable.

"Pasará bastante tiempo. Debemos confirmar que es preciso y fiable", aclaró. "Este es un resultado temprano promisorio. Esperamos desarrollarlo hasta que sea algo de utilidad para los pacientes. Aún no hemos llegado a ese punto".

Wiedmaier afirmó que será la primera de la fila si se vuelven disponibles.

"Sin duda creo que sería magnífico, y definitivamente me compraría una. Sería bueno para muchas personas con epilepsia", aseguró.

Más información

La Epilepsy Foundation ofrece más información sobre la epilepsia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Benjamin Brinkmann, PhD, epilepsy scientist, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Jacqueline French, MD, chief medical officer, Epilepsy Foundation, Bowie, Md., and professor, neurology, NYU Langone School of Medicine, New York City; Claire Wiedmaier, 23, Ankeny, Iowa; Scientific Reports, Nov. 9, 2021, online

Consumer News in Spanish