See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Para una mejor atención de la diabetes, 'repita después de mí'

a doctor talking to a patient

LUNES, 30 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Repita esto: la clave para ayudar a las personas con diabetes a permanecer más sanas y fuera del hospital podría ser tan simple como una mejor comunicación.

Y una técnica poco utilizada llamada "actividad demostrativa" ("teach back") podría hacer una gran diferencia para los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2, encuentra un estudio reciente.

El concepto es sencillo: después de que el proveedor de atención de la salud explica varios detalles sobre los planes del tratamiento, los medicamentos y cómo gestionar la enfermedad en casa, le pide al paciente que le repita la información.

En el estudio, la técnica "se asoció con un mejor conocimiento [en el paciente] y también con una mejor abogacía y gestión de sí mismo", señaló Young-Rock Hong, investigador principal del estudio. Hong es profesor asistente del Colegio de Salud Pública y Profesiones de la Salud de la Universidad de Florida.

Los médicos ya aprenden la técnica en la facultad de medicina, anotó el Dr. Scott Isaacs, vocero de la Asociación Americana de Endocrinología Clínica (American Association of Clinical Endocrinology) y director médico de Atlanta Endocrine Associates.

"Resulta que cuando se le dice algo al paciente, apenas escucha alrededor de un 10 por ciento de lo que se le está diciendo. Usar esta técnica le permite evaluar su comprensión y lo que retienen", dijo Isaacs, que no participó en el estudio.

El motivo de la falta de comprensión inicial podría incluir que se trata de información nueva para el paciente, y que absorberla puede resultar abrumador, apuntó Isaacs.

El estudio analizó los datos de más de 2,900 adultos con diabetes. Durante el seguimiento a un año, los pacientes cuyos proveedores de atención usaron la actividad demostrativa tuvieron un 20 por ciento menos de probabilidades de sufrir complicaciones relacionadas con la diabetes, entre ellas enfermedad cardiaca y renal, o problemas oculares. También fue menos probable que fueran hospitalizados por complicaciones relacionadas con la diabetes. Los datos provinieron de la Encuesta de panel de gastos médicos de 2011-2016, administrada por la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU.

Además de mejorar la atención de la diabetes, esta técnica podría ahorrar miles de millones de dólares al año en gastos de atención de la salud en EE. UU., afirmaron los investigadores, con ahorros de 1,400 a 1,700 dólares por cada paciente con diabetes.

Pero apenas una cuarta parte de los pacientes tuvieron unas experiencias constantes de actividad demostrativa con sus médicos, encontró el estudio.

¿Por qué más médicos no usan este método?

Los investigadores sugirieron que los médicos quizá no piensen que tienen suficiente tiempo para la actividad demostrativa durante las visitas, o quizá se sientan escépticos respecto a su efectividad. También podrían sentir que están siendo condescendientes con, o interrogando a, sus pacientes.

Hong había estudiado antes la actividad demostrativa con pacientes con hipertensión, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca, y encontró que los pacientes que participaron en la actividad demostrativa tenían significativamente menos probabilidades de requerir una hospitalización relacionada con esas afecciones.

"Basándonos en nuestros hallazgos anteriores, los que reciben el método de comunicación de la actividad demostrativa tienen una mayor satisfacción del paciente, lo que significa que quizá tengan unas mejores interacciones, unas mejores relaciones con sus proveedores", enfatizó Hong.

"Quizá tengan un mejor cumplimiento de los medicamentos, y también otras habilidades de autogestión relacionadas con sus afecciones", añadió.

La diabetes afecta a más de 34 millones de estadounidenses. Además, otros 88 millones sufren de prediabetes. La enfermedad requiere una autogestión activa y una atención continua de los proveedores de atención de la salud, con el fin de prevenir complicaciones de la salud, anotó el equipo de la investigación.

Isaacs dijo que la meta de tratar la diabetes es prevenir o retrasar las complicaciones de la diabetes, y mejorar la calidad de vida. "Tener este conocimiento de la enfermedad, así como cumplir los tratamientos, es realmente importante para los pacientes", explicó.

"Si no comprenden cómo los están tratando o cómo seguir el tratamiento en cuestión, es una batalla perdida, pero algunas cosas pequeñas logran grandes diferencias", añadió Isaacs.

El estudio aparece en la edición de noviembre y diciembre de la revista Journal of the American Board of Family Medicine.

Más información

La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU. ofrece más información sobre la comunicación con actividad demostrativa.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Young-Rock Hong, PhD, MPH, assistant professor, Health Services Research, Management and Policy department, College of Public Health and Health Professions, University of Florida, Gainesville; Scott D. Isaacs, MD, spokesman, American Association of Clinical Endocrinology, and medical director, Atlanta Endocrine Associates, and adjunct assistant professor, Emory University School of Medicine, Atlanta; Journal of the American Board of Family Medicine, November/December 2020

Consumer News in Spanish