Casi un 7 por ciento de los niños de EE. UU. han sufrido un traumatismo en la cabeza o una contusión

Casi un 7 por ciento de los niños de EE. UU. han sufrido un traumatismo en la cabeza o una contusión
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 1 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Los golpes en la cabeza son comunes entre los niños de EE. UU., y casi un 7 por ciento muestran señales de una lesión cerebral en algún momento de la niñez, informan las autoridades de salud de EE. UU.

Los deportes, las caídas y el abuso son causas probables, señalan los expertos.

Las conmociones y otros tipos de lesiones en la cabeza son más comunes en los niños blancos que entre los niños negros o hispanos. Y la prevalencia aumenta con la edad, de un 2 por ciento en los niños de hasta 5 años, a un 12 por ciento en los niños de 12 a 17 años, reportaron el miércoles los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los investigadores también encontraron que los chicos son más propensos que las chicas a sufrir traumatismos en la cabeza.

"Será importante seguir monitorizando estas disparidades, con la esperanza de comprender mejor las vías que conducen a tanto a sufrir una lesión cerebral o conmoción como a la búsqueda de la atención médica", apuntó el investigador, Benjamin Zablotsky, estadístico del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC en Hyattsville, Maryland.

Dado que el estudio utilizó informes de los padres, Zablotsky anotó que el número de lesiones de la cabeza reportadas podría ser una subestimación.

La mejor medicina es no sufrir una lesión cerebral, apuntó el Dr. Jose Prince, cirujano pediátrico de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

"Prevenir las lesiones en la cabeza mediante los cinturones de seguridad, los cascos, la prevención de las caídas y una supervisión adecuada puede hacer toda la diferencia", apuntó Prince, que no participó en el estudio.

Al utilizar los datos de la Encuesta nacional de entrevista de salud de EE. UU., los investigadores del NCHS encontraron que:

  • Entre todos los niños, casi un 9 por ciento de los niños blancos habían sufrido una conmoción o una lesión cerebral, en comparación con menos de un 6 por ciento de los niños hispanos y menos de un 3 por ciento de los niños negros.
  • Aunque alrededor de un 7 por ciento mostraban señales de conmoción o lesión cerebral, apenas un 4 por ciento contaban con el diagnóstico de un médico.
  • Casi un 8 por ciento de los chicos tenían síntomas de una conmoción o una lesión cerebral, frente a un 6 por ciento de las chicas.

No se sabe si estos casos están en aumento. "Dado que este es el primer año que hicimos estas preguntas específicas", dijo Zablotsky, "en realidad no podemos comentar respecto a si la tasa ha aumentado o ha seguido más o menos igual".

Los investigadores tampoco preguntaron sobre cómo los niños se están lesionando. "Pero sin duda hay una necesidad de comprender el rol que las lesiones relacionadas con los deportes, y con la actividad física, podría tener en los niños de más edad", añadió Zablotsky.

El Dr. Michael Grosso, director médico y presidente de pediatría del Hospital de Huntington en Huntington, Nueva York, observó que las lesiones de la cabeza de los niños tienen muchas causas. Las más comunes son las caídas, los accidentes de coche, el abuso y los deportes.

"El rango de gravedad de las lesiones en la cabeza es muy amplio", anotó.

"Las lesiones por abuso son particularmente preocupantes. Las sacudidas a los bebés pueden provocar sangrado e hinchazón en el cerebro que resultan en un daño permanente e incluso la muerte. En el campo de la pediatría, los chicos adolescentes parecen tener el mayor riesgo general de traumatismos en la cabeza, que con frecuencia se relaciona con conductas de riesgo que incluyen al uso de sustancias", apuntó Grosso.

A veces una lesión en la cabeza más leve provoca más síntomas de lo que se pensaría, añadió. El llamado "síndrome postconmocional" puede incluir periodos prolongados de dolor de cabeza, alteraciones visuales, y problemas con el sueño, la coordinación, el estado de ánimo y el desempeño escolar.

"Como pediatras, nos preocupa en particular la vuelta a la actividad de los niños con una conmoción, dado que hacerlo demasiado pronto puede poner al niño en riesgo de una segunda lesión, lo que conlleva sus propios riesgos", explicó Grosso.

Prince apuntó que las causas y los efectos tienden a variar según la edad.

"En los bebés, las caídas y el abuso pueden conducir a la muerte o a una lesión cerebral devastadora de por vida", advirtió Prince.

En los niños mayores, los accidentes de coche pueden resultar en una lesión cerebral grave que conduzca a problemas cognitivos, dificultades para comunicarse, y dificultades conductuales y emocionales. Además, las lesiones deportivas que provocan una conmoción pueden afectar al aprendizaje y la vuelta al juego, aseguró.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 1 de diciembre de NCHS Data Brief de los CDC.

Más información

Si desea obtener más información sobre los niños y las conmociones cerebrales, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Benjamin Zablotsky, PhD, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Michael Grosso, MD, chief medical officer and chair, pediatrics, Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Jose Prince, MD, vice president and system chief, pediatric surgery and acute care surgery, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; NCHS Data Brief, December 2021

Consumer News in Spanish