La marihuana medicinal podría ayudar a aliviar la epilepsia grave en los niños, según un estudio

medical marijuana
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 15 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Los niños con una epilepsia grave a veces toman múltiples medicamentos y siguen dietas especiales, pero de cualquier forma sufren convulsiones. Ahora, un nuevo estudio de tamaño reducido sugiere que la marihuana medicinal podría a veces ayudar cuando otras terapias fracasan.

Los investigadores británicos encontraron que la marihuana medicinal redujo las convulsiones en casi un 90 por ciento, y rebajó el uso de los medicamentos tradicionales.

Pero al menos un experto independiente advierte que es demasiado pronto para que los padres de niños con epilepsia visiten el dispensario local de cannabis y lo prueben por su cuenta.

"El comprador debe seguir teniendo cuidado", señaló el Dr. Kevin Chapman, neurólogo del Hospital Pediátrico de Phoenix y vocero de la Sociedad Americana de la Epilepsia (American Epilepsy Society). "No hay suficientes evidencias como para respaldar el uso de estos productos en este momento, sobre todo en lugar de los tratamientos recetados para la epilepsia".

El nuevo estudio incluyó a 10 niños de 1 a 13 años con epilepsia grave, que utilizaron aceites de marihuana medicinal. Los aceites contenían THC (tetrahidrocannabinol), el componente psicoactivo de la marihuana, más cannabidiol (CBD) y otros componentes potencialmente activos.

Se preguntó a los padres cómo les iba a sus hijos a través de llamadas telefónicas o videoconferencias.

En gran medida, los padres dijeron que a sus hijos les iba bien. La marihuana medicinal redujo las convulsiones mensuales en un 86 por ciento entre los niños cuya epilepsia grave no había respondido a un tratamiento convencional, y en dos que no respondieron a Epidiolex, un tratamiento para la epilepsia aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que contiene CBD.

Además, estos niños pudieron reducir de forma dramática la cantidad de otros medicamentos que tomaban para controlar sus síntomas, de un promedio de siete fármacos al día a alrededor de uno al día después de que comenzaran a utilizar el cannabis.

Cada niño recibió unos 5 mg de THC al día. Ninguno de los niños se drogó, y no se reportaron efectos secundarios graves, mostró el estudio.

"Todos los padres reportaron que los productos de la planta completa se toleraron bien, y que los niños mostraron mejoras en su estado de ánimo, conducta, alimentación y sueño, además de mejoras sustanciales en sus capacidades cognitivas [mentales]", comentó el autor del estudio, Rayyan Zafar, miembro del Centro de Investigación en Psicodélicos y Neuropsicofarmacología del Colegio Imperial de Londres.

No se comprende del todo la forma exacta en que el cannabis podría reducir las convulsiones, pero hay bastantes sugerencias anecdóticas y del mundo real de que lo hace, apuntó Zafar.

Los niños del estudio recibieron el cannabis de un médico, que adaptó dosis y mezclas individuales.

"La supervisión médica es importante", enfatizó Zafar. "Animamos a los padres interesados en usar estos medicamentos para estos niños a que acudan a las clínicas y hablen sobre esta opción con el médico".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 14 de diciembre de la revista BMJ Pediatrics Open.

En Estados Unidos, el uso médico de productos relacionados con el cannabis es legal en 36 estados y cuatro territorios a fecha de mayo de 2021, según datos de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (National Conference of State Legislatures).

Ahora, los investigadores planifican recolectar y analizar más datos de los niños con epilepsia que están usando cannabis medicinal.

Es demasiado pronto para sacar alguna conclusión de qué rol puede tener la marihuana medicinal en el tratamiento de las convulsiones en los niños con epilepsia difícil de controlar, si es que tiene uno, señaló Chapman. El estudio fue pequeño, y los resultados se basan de forma exclusiva en los informes de los padres, apuntó. Además, el tratamiento no se estandarizó, ya que cada niño recibió una dosis o mezcla de aceites distintas.

Esto no quiere decir que los productos de CBD o THC no tengan un rol en el alivio de los síntomas de la epilepsia, sino solo que todavía no se ha llegado a un consenso, observó Chapman. Siempre hable sobre cualquier terapia nueva que esté interesado en probar con el médico de su hijo, para crear un plan, aconsejó.

"Tenemos muchas terapias distintas para tratar la epilepsia en los niños, entre ellas medicamentos anticonvulsivos, modificaciones dietéticas, dispositivos de neuromodulación y cirugía, e intentamos encontrar una combinación que sea útil para reducir el número de convulsiones", añadió Chapman.

El Dr. Peter Grinspoon presentó una perspectiva distinta sobre los hallazgos. Grinspoon es médico de atención primaria del Hospital General de Massachusetts, en Boston, y miembro de la junta del grupo de defensoría Doctors for Cannabis Regulation.

"Imaginaría que cualquier problema por el uso del THC en una población pediátrica se aliviaría, al menos en parte, por la reducción en los fármacos antiepilépticos, muchos de los cuales tienen efectos secundarios", indicó Grinspoon, que no participó en el nuevo estudio. "No es difícil comprender el motivo de que haya un movimiento de padres tan determinados que respaldan el acceso a los cannabinoides para la epilepsia pediátrica".

Más información

La Epilepsy Foundation ofrece más información sobre la marihuana y la epilepsia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Rayyan Raja Zafar, fellow, Centre for Psychedelic Research and Neuropsychopharmacology, Imperial College London, England; Kevin Chapman, MD, neurologist, Phoenix Children’s Hospital, and spokesperson, American Epilepsy Society; Peter Grinspoon, MD, primary care physician, Massachusetts General Hospital, Boston, and board member, Doctors for Cannabis Regulation; BMJ Pediatrics Open, Dec. 14, 2021

Consumer News in Spanish