Los estadounidenses recurren a las dietas de moda para perder peso tras la pandemia

Los estadounidenses recurren a las dietas de moda para perder peso tras la pandemia

LUNES, 20 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Los estadounidenses en la flor de la vida están preocupados por el peso que aumentaron durante la pandemia, y planifican hacer algo al respecto en el nuevo año, encuentra una nueva encuesta de Harris Poll/HealthDay.

Casi 2 de cada 3 adultos de EE. UU. (un 63 por ciento) planifican cambiar su dieta en 2022, ya sea al comer menos o al reducir alimentos específicos, revelan los resultados de la encuesta.

Los adultos de 18 a 44 años eran los que estaban más preocupados sobre los efectos de salud del peso que aumentaron durante la pandemia, según los resultados de la encuesta.

Las personas en este rango de edad son más propensas a decir que tienen dificultades con la dieta y con la gestión del peso. También les preocupa más que el deterioro de su salud durante la pandemia los afecte en los años venideros.

"Es más probable que estos adultos más jóvenes tengan un empleo, y también son más propensos a ser los padres de hijos menores de 18 años. Es probable que esto signifique que fueron más propensos a estar estresados durante la pandemia", señaló Kathy Steinberg, vicepresidenta de Harris Poll.

"Si usted es un adulto que tiene más de 55 o más de 65 años, sí, es una pena que no haya podido visitar a la familia y que haya estado en cuarentena, pero quizá la vida no le haya cambiado tanto en términos de lo que hace", continuó Steinberg. "Pero si usted es un padre y está acostumbrado a mandar a sus hijos a la escuela y a desplazarse para ir a trabajar, toda su vida ha cambiado".

En general, más de 2 de cada 5 adultos (un 43 por ciento) dijeron que aumentaron de peso durante la pandemia.

De ellos, a 7 de cada 10 (un 71 por ciento) les preocupa el peso que aumentaron, lo que incluye a 1 de cada 4 (un 26 por ciento) que está fuertemente de acuerdo.

Una exploración más profunda de los números de la encuesta respalda la afirmación de Steinberg de que las vidas más ocupadas de los adultos más jóvenes hicieron que estuvieran más estresados sobre los efectos de salud de la pandemia.

Los factores estresantes hacen que los padres se preocupen por la salud

Las personas con empleo fueron más propensas a decir que la pandemia ha hecho que sea más difícil que gestionen su peso (un 46 frente a un 38 por ciento de los desempleados) y que los efectos de salud negativos de la pandemia los afectarán durante años (un 49 frente a un 42 por ciento).

Los padres con hijos de menos de 18 años estaban incluso más preocupados sobre cómo la pandemia había perjudicado a su peso y su salud, en comparación con los adultos sin hijos de esa edad. Fue más probable que:

  • Se preocuparan de sufrir impactos de salud negativos a largo plazo por la pandemia (un 55 frente a un 41 por ciento).
  • Dijeran que la pandemia había hecho que gestionar su peso fuera más difícil (un 53 frente a un 37 por ciento).
  • Les inquietara si iban a poder en algún momento perder el peso que aumentaron durante la pandemia (un 48 frente a un 34 por ciento).
  • Tuvieran dificultades ahora para mantener la dieta que tenían antes de la pandemia (un 46 frente a un 33 por ciento).

"Tienen unas vidas más ocupadas. En sus vidas suceden más cosas, por el trabajo y los hijos, así que han tenido mucho más que gestionar durante la pandemia", explicó Steinberg. "Cuando uno intenta manejar el cuidado de los hijos y trabajar desde casa, la salud y el peso personales quizá sean lo que se descuida".

Contar calorías es la tendencia de dieta más popular entre las personas que planifican vigilar lo que comen en 2022, encontró la encuesta.

Casi un 20 por ciento de los adultos planifican contar calorías en el año nuevo, entre ellos un 29 por ciento de las personas que intentaron hacer dieta durante la pandemia, y un 32 por ciento de las que planifican hacer algo respecto a su peso en 2022.

Se populariza el ayuno

Alrededor de un 16 por ciento de las personas planifican probar el ayuno intermitente, según la encuesta. En el ayuno intermitente, solo se permite comer durante un periodo específico cada día, o se debe consumir un número restringido de calorías en ciertos días de la semana.

"El más común que tendemos a ver es el periodo de 16 horas de ayuno, que deja un periodo de ocho horas para comer", apuntó Caroline Susie, una dietista registrada de Dallas y vocera nacional de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

El ayuno intermitente se ha utilizado durante siglos, e incluso forma parte de algunas antiguas prácticas religiosas, dijo Susie en una entrevista de HealthDay Now.

Este patrón de alimentación ahora está teniendo sus "15 minutos de fama", comentó Susie, posiblemente porque es más fácil para las personas adoptarlo que las dietas que requieren que se eliminen los carbohidratos, las grasas o tipos específicos de alimentos.

"Lo bueno es que no le dice qué comer. Le dice cuándo comer", apuntó Susie. "Si usted es alguien a quien no le gustan mucho las listas, o qué incluye o no el plan, esta podría ser una opción para usted".

Pero algunos encuestados sí planifican probar con una dieta más restrictiva. Alrededor de un 16 por ciento planifican probar una dieta baja en grasa en 2022, y un 15 por ciento una dieta baja en carbohidratos.

Estos tipos de dieta para perder peso son mucho más difíciles de cumplir que un patrón de alimentación como el ayuno intermitente, aseguró el Dr. Lawrence Cheskin, presidente de estudios de nutrición y alimentos de la Universidad de George Mason en Fairfax, Virginia.

"Si hay que cumplir un plan de dieta muy estricto un 100 por ciento del tiempo, todos sabemos que las personas no lo harán durante mucho tiempo ni lo van a disfrutar", aseguró Cheskin a HealthDay Now.

Más información

La Academia de Nutrición y Dietética ofrece consejos sobre las dietas de moda.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kathy Steinberg, vice president, Harris Poll; Caroline Susie, RDN, LD, Dallas, Texas, and national spokeswoman, Academy of Nutrition and Dietetics; Lawrence Cheskin, MD, chair, Nutrition and Food Studies, George Mason University, Fairfax, Va.

Consumer News in Spanish