Las nuevas pastillas antivirales para la COVID: lo que usted debe saber

pills in a bottle
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 29 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Unas nuevas pastillas antivirales para la COVID-19, recién autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para su uso de emergencia en las personas con un riesgo alto, deberían proveer a los médicos un medio más fácil de mantener a las personas fuera del hospital.

Pero el entusiasmo inicial está cediendo ante la realidad, a medida que los médicos y las autoridades de salud pública se enfrentan a las dificultades de llevar las pastillas antivirales de Pfizer y Merck a quienes más las necesitan.

"Sí, estos antivirales son un gran avance, y sí, me emocionan", afirmó el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases. "Pero llego al mundo real y digo que tenemos que hacerlo bien. No es como si tuviéramos una varita mágica, y en la publicidad, en la emoción en los medios de comunicación, ha habido algo de eso".

¿A cuáles pacientes con COVID se les recetarán estas pastillas?

La pastilla de Pfizer, Paxlovid, y la molnupiravir de Merck no se administrarán a todos los que tengan una prueba positiva de COVID. Están aprobadas para las personas con una COVID de leve a moderada que tengan más probabilidades de enfermar de gravedad, sobre todo las personas de a partir de 65 años que tengan enfermedades crónicas, por ejemplo enfermedad cardiaca, enfermedad pulmonar, diabetes, obesidad o sistemas inmunitarios comprometidos.

"El tema general es que estas personas son más propensas a sufrir una enfermedad grave que las lleve al hospital", apuntó Schaffner.

Pero ambas pastillas vienen con una compleja lista de preocupaciones de salud que limitan a los pacientes a quienes se pueden recetar:

  • Paxlovid se puede recetar a niños de a partir de 12 años, pero molnupiravir no, debido a preocupaciones de que pueda interferir con el crecimiento de los huesos.
  • Molnupiravir no se puede recetar a las mujeres embarazadas, porque conlleva un riesgo de defectos de nacimiento. Se aconseja a los hombres que tomen el fármaco que utilicen métodos anticonceptivos durante al menos tres meses tras la última dosis, dado que no se comprende del todo el efecto en el esperma.
  • Paxlovid no se recomienda a los pacientes con problemas renales o hepáticos graves.
  • Ambos medicamentos pueden interferir con otros fármacos que una persona esté tomando.

"No es como ir a una máquina, meter una moneda y sacar un chocolate", advirtió Schaffner. "Es un medicamento recetado serio, y los profesionales de atención de la salud deben hacer pruebas y educar a la gente".

¿Qué tan pronto deben comenzar a tomar las pastillas?

Las personas infectadas con COVID deben comenzar a tomar las pastillas antivirales en un plazo de cinco días tras sus primeros síntomas para que los medicamentos tengan alguna probabilidad de frenar su enfermedad.

Esto significa que las personas deben "correr, no caminar, para ir a hacerse las pruebas" si desarrollan cualquiera de estos síntomas, enfatizó Schaffner:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida del gusto o el olfato
  • Dolor de garganta
  • Fatiga
  • Escurrimiento nasal
  • Dolores musculares o corporales

Lamentablemente, Estados Unidos está en medio de una escasez de las pruebas de COVID, provocada por el aumento repentino de las infecciones con la ómicron.

"Las pruebas no están disponibles de forma universal y rápida. Quizá tarde unos días para obtener los resultados, otro motivo para hacerse la prueba lo antes posible", dijo Schaffner.

¿Cómo se toman las pastillas?

Ambos antivirales requieren un tratamiento de cinco días. Las personas que toman Paxlovid tendrán que tomar tres pastillas a la vez, dos veces al día. A las personas que les receten molnupiravir tendrán que tomar cuatro cápsulas dos veces al día.

"Hay que decirles a las personas con claridad que no pueden parar el tercer día y prever algún beneficio. Hay que completarlo del todo", señaló Schaffner. "Al menos tres pastillas dos veces al día durante cinco días... puedo asegurar que no todo el mundo lo hará. De verdad hay que animarlos a hacerlo, reforzarlo y explicárselo".

Hay otras preocupaciones más allá de que los medicamentos no funcionan si el régimen no se completa del todo. El molnupiravir funciona al introducir errores en el código genético de la COVID-19, haciendo que el virus produzca copias defectuosas y al final se agote. A algunos expertos en enfermedades infecciosas les preocupa que si las personas no toman el régimen completo, esto podría conducir a variantes nuevas y potencialmente más peligrosas de la COVID.

"Estaremos en una situación en que de verdad deberemos tener cuidado sobre cómo se recetan y se administran estos medicamentos, para garantizar un cumplimiento casi perfecto, de forma que funcionen con la mayor efectividad y no induzcan la resistencia", afirmó el Dr. Jonathan Abraham, profesor asistente de microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

¿Dónde pueden los pacientes obtener las pastillas?

Una prueba positiva de la COVID es solo el primer obstáculo al que se enfrentarán los pacientes. Para obtener cualquiera de las pastillas, tendrán que llevar los resultados de la prueba a un médico o proveedor de atención de la salud y obtener una receta formal... no pueden simplemente pedir el fármaco en una farmacia.

Aquí es donde la cronología de la aprobación de la FDA resulta contraproducente. Los fármacos se aprobaron justo antes de las fiestas de fin de año, lo que ha ralentizado el proceso mediante el cual los medicamentos se están diseminando.

"De momento, a los estados se les están asignando unas cantidades muy limitadas de estos fármacos. Se ampliará cuando comience 2022, pero al principio tendrán un número muy limitado de estos regímenes de tratamiento disponibles", aseguró Schaffner.

"Los estados tendrán que informar a las personas dónde están disponibles y cómo conseguirlos. Yo todavía no he recibido ninguna información de mi departamento de salud estatal", continuó Schaffner. "¿A dónde se acude con esta receta si solo hay una cantidad muy limitada de regímenes de tratamiento disponibles? Si estoy en Nashville y están disponibles en Memphis, eso no me ayuda mucho".

Los médicos también se mostrarán renuentes a comenzar a recetar cualquiera de las pastillas hasta que comprendan del todo las desventajas respeto a quién debe y quién no debe recibirlas, añadió Schaffner.

¿Cuánto costarán las pastillas?

El gobierno federal de EE. UU. está comprando todos los suministros iniciales tanto de Paxlovid como de molnupiravir, apuntó Schaffner.

"Se prevería que fueran gratuitas, pero no he visto una declaración clara al respecto", dijo Schaffner.

¿Las pastillas funcionan contra las variantes delta y ómicron de la COVID?

Las vacunas contra la COVID funcionan al producir anticuerpos que atacan a la proteína de pico del coronavirus, la parte del virus que lo ayuda a invadir a las células humanas. Las nuevas variantes son la respuesta del virus a estos anticuerpos, a medida que el coronavirus intenta mutar para eludir la protección de la vacuna.

Por el contrario, los antivirales funcionan al atacar a otras partes del ciclo vital del coronavirus, al descomponer los medios por los que el virus se replica. Debido a esto, los expertos en enfermedades infecciosas creen que las pastillas serán efectivas contra las variantes más recientes de la COVID.

¿Los pacientes con COVID recién diagnosticados tienen otras opciones de tratamiento?

Las personas que no puedan obtener una receta para los medicamentos de Pfizer o Merck todavía pueden ser tratadas con anticuerpos monoclonales, que son glóbulos blancos clonados que se introducen en el torrente sanguíneo y atacan al coronavirus de la COVID de forma directa.

Pero los anticuerpos monoclonales son mucho menos cómodos, dado que se deben administrar en un hospital o una clínica, ya sea por vía intravenosa o como una inyección.

Y lo que es incluso peor, la variante ómicron ha inutilizado a dos de los tres tratamientos con anticuerpos monoclonales para la COVID aprobados por la FDA, señaló Jeffrey Zients, coordinador de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca.

"Por suerte, el tratamiento de anticuerpos monoclonales de GlaxoSmithKline [GSK] es efectivo, así que actuamos con rapidez para garantizar un mayor suministro", dijo Zients en una conferencia de prensa de la Casa Blanca. "Estamos duplicando (y más) el suministro del monoclonal de GSK, a más de 1 millón de regímenes de tratamiento, y 300,000 regímenes de tratamiento estarán disponibles en enero".

A pesar de esto, para las personas podría ser más difícil encontrar y recibir el tratamiento de anticuerpos monoclonales efectivo que queda, dado que las otras dos opciones han sido eliminadas.

El remdesivir, el primer antiviral aprobado para tratar la COVID, solo se administra a personas que están hospitalizadas por la enfermedad.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre los medicamentos para la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: William Schaffner, MD, medical director, National Foundation for Infectious Diseases, Bethesda, Md.; Jonathan Abraham, MD, PhD, assistant professor, microbiology, Harvard Medical School, Boston; White House media briefing, Dec. 22, 2021

Consumer News in Spanish