Más evidencias de que el uso de la marihuana en el embarazo es malo para el bebé

marijuana for morning sickness
Adobe Stock

MARTES, 1 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Usted está embarazada, y sufre náuseas todos los días. ¿Qué podría tener de malo fumarse un cigarrillo de marihuana para calmar su estómago?

Muchas cosas, según un nuevo estudio, que sugiere que las mujeres que consumen marihuana durante el embarazo ponen a sus bebés en riesgo de algunos graves problemas de salud.

Entre los problemas se encontraban un nacimiento prematuro, un tamaño pequeño y un peso bajo al nacer, además de tener que ser admitidos a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), encontraron los investigadores. En específico, observaron un aumento de dos veces en las probabilidades de un peso bajo al nacer, un aumento de un 28 por ciento en las probabilidades de parto prematuro, y un aumento del 38 por ciento en las probabilidades de que el bebé necesite cuidados intensivos en el hospital. Estos bebés también fueron más propensos a tener unas puntuaciones de Apgar, que evalúan la salud de un recién nacido justo después del parto, más bajas.

Los hallazgos se basan en una revisión de 16 estudios que incluyeron a más de 59,000 pacientes.

"Ahora tenemos un nivel muy alto de evidencias que señalan que fumar marihuana durante el embarazo es nocivo, y ya no podemos afirmar que simplemente no lo sabemos", enfatizó el autor del estudio, el Dr. Greg Marchand, cirujano del Instituto Marchan de Cirugía Mínimamente Invasiva, en Mesa, Arizona. "Decidir fumar marihuana durante el embarazo también es decidir hacer algo que puede dañar al bebé".

A veces, las mujeres fuman marihuana durante el embarazo para aliviar las náuseas matutinas y otras afecciones médicas, como el dolor y la ansiedad. Pero los compuestos de la marihuana pueden atravesar la placenta, y afectar al feto en desarrollo de forma directa.

Marchand piensa que las mujeres que usan marihuana durante el embarazo tendrán que decidir si continuar con el uso vale el daño potencial a sus fetos.

"Estos hallazgos obligarán a las madres que usan marihuana para tratar sus problemas médicos a tomar algunas decisiones difíciles. Y quizá no haya buenos tratamientos sustitutos para algunas de estas afecciones, en particular el dolor crónico y la ansiedad", lamentó. "Esto planteará una difícil situación de riesgo versus beneficios, en que estas madres tendrán que decidir si los riesgos de parar la marihuana superan al posible daño para el bebé recién nacido".

Marchand piensa que se debe animar a las mujeres a renunciar a la marihuana durante el embarazo. Sin embargo, esto no es lo mismo que decir a las mujeres que no beban alcohol o no fumen cigarrillos durante el embarazo.

"No hay ningún motivo aceptable para beber alcohol durante el embarazo, mientras que se ha encontrado que la marihuana trata varias afecciones médicas", explicó. "Sin duda sugeriría una cesación durante el embarazo a cualquiera que use la marihuana de forma recreativa. Respecto a quienes la usan para tratar afecciones médicas, hablaría con el médico sobre cuáles otras terapias podrían ser más seguras durante el embarazo. Si usted y su médico deciden continuar con la marihuana, quizá haya menos riesgos en los comestibles o los vapeadores inhalados, ya que está claro que fumar marihuana se asocia con muchos resultados malos que nuestro trabajo describe".

El informe se publicó en la edición en línea del 27 de enero de la revista JAMA Network Open.

Kara Skelton, profesora asistente del departamento de ciencias de la salud de la Universidad de Towson, en Maryland, y coautora de un editorial que se publicó junto con el estudio en la revista, dijo que los hallazgos ofrecen a los médicos las herramientas para hablar con sus pacientes sobre los peligros de usar cannabis durante el embarazo.

"Los profesionales clínicos, los profesionales de salud pública y los legisladores están ahora equipados con evidencias sobre los riesgos del uso del cannabis durante el embarazo, que pueden utilizar para implementar procedimientos, programas, o intervenciones y políticas para prevenir el uso del cannabis durante el embarazo", comentó.

Skelton dijo que lo que se necesita es una comunicación clara y efectiva sobre estos riesgos.

"Esto incluye tanto campañas de salud pública de alcance masivo como las interacciones entre el profesional clínico y la paciente durante las visitas de atención de la salud", añadió. "Algo importante es que esta comunicación se debe llevar a cabo de una forma no punitiva y que no haga que las mujeres se sientan estigmatizadas".

Más información

Para más información sobre la marihuana y el embarazo, visite el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Greg Marchand, MD, surgeon, Marchand Institute for Minimally Invasive Surgery, Mesa, Ariz.; Kara Skelton, PhD, assistant professor, department of health sciences, Towson University, Towson, Md.; JAMA Network Open, Jan. 27, 2022, online

Consumer News in Spanish