See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La pandemia comienza a aflojar, pero las muertes por COVID en EE. UU. se acercan a las 500,000

La pandemia comienza a aflojar, pero las muertes por COVID en EE. UU. se acercan a las 500,000

LUNES, 22 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Mientras las infecciones con el coronavirus se desploman en EE. UU. a niveles que no se han visto en meses, el país se prepara para registrar el devastador número de 500,000 muertos, hasta ahora, por la pandemia.

La media acumulada a siete días es ahora de menos de 65,000, y el número diario de fallecimientos también se está reduciendo: las muerte se han reducido en un 30 por ciento en la última semana, reportó el Washington Post. Pero el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas, advirtió el domingo que quizá en 2022 todavía se necesiten máscaras, y se negó a predecir cuándo volvería la "normalidad".

"Creo que es posible que sea así", declaró a CNN cuando le preguntaron si los estadounidenses todavía seguirían usando máscaras el año que viene. El nivel de nuevas infecciones tiene que "bajar mucho", añadió, antes de que pueda decir que las personas no necesitarían usar coberturas faciales.

"Quiero mantenerlo bajo, en una línea base que sea tan baja que casi no sea una amenaza", apuntó Fauci. "Si se combina que la mayoría de las personas del país se vacunen con llevar el nivel del virus en la comunidad a un nivel muy, muy bajo, entonces creo que se podrá decir que ya no es necesario, en gran medida, usar máscaras".

No solo declinaron las muertes y las nuevas infecciones. El número de estadounidenses hospitalizados por COVID-19 está en sus mínimos desde principios de noviembre, reportó el The New York Times.

El 21 de febrero, había 56,159 personas hospitalizadas, el nivel más bajo desde el 7 de noviembre. El número de hospitalizaciones de EE. UU. se ha reducido constante y rápidamente desde mediados de enero, cuando el promedio de siete días llegó a las 130,000, reportó el Times.

Los expertos afirman que varios factores podrían explicar por qué los parámetros de coronavirus del país han estado mejorando en los últimos meses: un uso más generalizado de las máscaras y del distanciamiento social, unos mensajes de salud pública más efectivos, y un creciente número de personas que se han vacunado. Los más vulnerables, como los residentes de los hogares de ancianos y otras personas mayores, estuvieron entre los primeros que recibieron la vacuna.

El cambio más evidente quizá se observa en las unidades de cuidados intensivos. Mientras se dirigía a su turno de noche en la UCI del Centro Médico Presbiteriano Rust en Río Rancho, Nuevo México, la Dra. Denise Gonzales, directora médica, le contó al Times que ha visto una diferencia en su personal.

"Las personas están sonriendo. Se sienten optimistas", aseguró. "Están haciendo planes para el futuro". Durante la peor parte de la crisis, "trabajar en un ambiente tan intenso, en que las personas estaban tan enfermas y recibían tanto soporte, y saber que estadísticamente muy pocas mejorarán, es sobrecogedor".

El Dr. Kyan Safavi, director médico de un grupo que rastrea las hospitalizaciones por la COVID-19 del Hospital General de Massachussets, en Boston, dijo que el número de pacientes recién admitidos se ha reducido de forma marcada. El hospital admite a unos 10 a 15 pacientes nuevos al día, una reducción de más o menos un 50 por ciento respecto a principios de enero, apuntó Safavi.

"Todo el mundo sufría de agotamiento físico, y quizá de un poco de agotamiento mental, pero tenía unas esperanzas increíbles", dijo el Dr. Safavi al Times.

Las vacunas de Pfizer y Moderna son menos efectivas contra la variante sudafricana

Dos de las principales vacunas contra el coronavirus de mundo no funcionan igual de bien contra una variante sudafricana, que es más contagiosa, aunque ambas lograron neutralizar al virus, muestran dos nuevos estudios.

Pero los expertos apuntaron que el nivel de neutralización que en realidad se necesita para proteger contra la variante sigue sin estar claro, y que estos últimos estudios de Pfizer y Moderna se realizaron en un laboratorio, no en el mundo real, indicó el Post. Ambos informes se publicaron la semana pasada en la revista New England Journal of Medicine.

"Son dos estudios in vitro, y no sabemos si hay un umbral para la neutralización que defina a la protección. De hecho, ni siquiera sabemos si hay una correlación cuantitativa entre los niveles de anticuerpos y la protección", comentó en un pódcast Eric Rubin, editor jefe de la NEJM. "Es muy preocupante que no sepamos la significación clínica de estos hallazgos".

Los dos estudios utilizaron unas versiones genéticamente diseñadas de la variante sudafricana en muestras de sangre de voluntarios vacunados, reportó el Post. La cepa se ha identificado en muchos países, entre ellos Estados Unidos, junto con una variante que se identificó primero en Gran Bretaña, que los científicos afirman que es altamente contagiosa.

La carta de investigación de Moderna en la NEJM sobre su vacuna contra la COVID-19 mostró una reducción de seis veces en los niveles de anticuerpos contra la variante sudafricana, según el periódico. La eficacia de la vacuna contra la variante todavía no se ha determinado.

En pruebas de laboratorio de su vacuna contra la variante, Pfizer encontró que la vacuna generaba alrededor de un tercio de los anticuerpos que en general se movilizan contra la cepa original. Pero la actividad pareció ser suficiente para neutralizar al virus.

Aun así, Pfizer dijo en una declaración que estaba "tomando los pasos necesarios... para desarrollar y buscar la autorización" para una vacuna actualizada o una vacuna de refuerzo que puedan combatir mejor a la variante.

Hasta el lunes, casi 63 millones de personas habían recibido al menos una dosis de una vacuna contra la COVID-19, lo que incluye a poco más de 16 millones de personas que han recibido ambas dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Nuevas evidencias de que la variante británica de la COVID podría ser más letal

Han surgido más evidencias de que es probable que una variante de coronavirus, que ya se sabe que se propaga con una mayor rapidez, también sea más letal.

La variante B.1.1.7, que se cree que se originó en Gran Bretaña, ya se ha enraizado con firmeza en EE. UU., y podría pronto convertirse en la cepa dominante, según la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC.

En declaraciones en "Face the Nation" de CBS la semana pasada, dijo que "ahora sabemos, o ahora estimamos, que más o menos un 4 por ciento de los casos de enfermedad de este país se relacionan con la B.1.1.7", dijo. "Y tenemos proyecciones de que podría ser la cepa dominante a finales de marzo".

Hasta el lunes, se habían encontrado 1,661 casos de la variante británica en 44 estados de EE. UU., según los CDC. Florida tiene la mayor cantidad de casos con 433, seguido por 210 casos en Michigan y 195 casos en California.

La advertencia de Walensky llega poco después de una investigación publicada por científicos británicos, que muestra que la B.1.1.7 quizá desencadene más casos letales de COVID-19.

"El panorama general es algo como un aumento de un 40 a un 60 por ciento en el riesgo de hospitalización, y en el riesgo de muerte", declaró al Times Neil Ferguson, epidemiólogo y asesor científico del gobierno británico.

Se cree que las vacunas que ya se están distribuyendo en Estados Unidos son efectivas contra la B.1.1.7, y Walensky dijo que es imperativo que el masivo despliegue que ya se está realizando continúe. Al mismo tiempo, y ante las demás nuevas variantes, se están tomando otras medidas, dijo a CBS.

Las compañías farmacéuticas están modificando su investigación para combatir a la variante B.1.1.7, aclaró, y los CDC están monitorizando cómo les va a las personas que ya han recibido la vacuna de Pfizer o la de Moderna.

"Pero no estamos esperando", dijo. "Estamos llevando a cabo el trabajo científico para ampliar las distintas vacunas, por si necesitamos vacunas bivalentes (una vacuna que contiene dos cepas distintas) o vacunas de refuerzo. Están sucediendo ambas cosas".

Un azote global

El lunes, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 28.1 millones, mientras que el número de muertes superó a las 498,650, según los cálculos del Times. El lunes, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 3.5 millones de casos; Texas, con más de 2.6 millones de casos; Florida, con más de 1.8 millones de casos; Nueva York, con casi 1.6 millones de casos; e Illinois, con cerca de 1.2 millones de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus superó los 11 millones el lunes, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. El lunes, Brasil tenía poco más de 10.1 millones de casos, y superó las 246,500 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 111.4 millones el lunes, con más de 2.4 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Washington Post; The New York Times; CBS News; CNN

Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.