Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La administración de Biden sopesa unos estándares nacionales para las máscaras en el lugar de trabajo

La administración de Biden sopesa unos estándares nacionales para las máscaras en el lugar de trabajo

MARTES, 16 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- La administración de Biden está deliberando sobre un estándar nacional para las máscaras faciales en los lugares de trabajo, aunque ya ha incumplido su propia fecha límite para una decisión.

El 21 de enero, Biden pidió a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo que determinara antes del 15 de marzo si se necesitaba un estándar de este tipo, según CBS News.

Se prevé que pronto se publique un estándar temporal de emergencia sobre las máscaras en el lugar del trabajo, pero el análisis todavía no se ha completado, declararon a CBS News tres personas que está familiarizadas con el proceso. El estándar temporal nacional sobre las máscaras faciales en el lugar de trabajo tendría un impacto en millones de trabajadores, y es probable que dure seis meses.

Unos expertos en salud pública y seguridad en el lugar de trabajo dijeron a CBS News que el estándar temporal de emergencia podría proveer unos valiosos consejos sobre el distanciamiento social para los trabajadores, y orientación de seguridad sobre las máscaras faciales, dado que sus capacidades protectoras varían.

Usualmente, se tarda años en implementar los estándares para el lugar de trabajo de la OSHA, y a veces se ha utilizado un estándar temporal de emergencia para contrarrestar un "peligro grave" al que se enfrentaban los trabajadores, reportó CBS News.

La última vez que se usó un estándar de emergencia fue en 1983, para limitar la exposición al asbesto en el lugar de trabajo, según el Servicio de Investigación del Congreso. Al final, una orden judicial anuló la norma.

Hasta ahora, durante la pandemia no ha habido un estándar nacional, y varios estados han implementado sus propios estándares, reportó CBS News.

El Dr. David Michaels, un exsecretario asistente de trabajo de la OSHA que trabajó en el equipo de transición presidencial de Biden, explicó a CBS News que los aspectos técnicos de cualquier estándar temporal de emergencia se tienen que sopesar con la necesidad urgente de proteger a los trabajadores contra la propagación de la COVID-19.

"La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional ha estado trabajando sin descanso, como es adecuado, para considerar cuáles estándares podrían ser necesarios, y se está tomando el tiempo para hacerlo bien", dijo el lunes a CBS News un vocero del Departamento de Trabajo. El funcionario no ofreció ninguna cronografía para la decisión.

"El objetivo [del presidente] es en realidad proteger a los trabajadores y a los miembros de la fuerza laboral", señaló el lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, cuando le preguntaron sobre las deliberaciones de la OSHA. "Estamos esperando que lleguen a una conclusión".

Se han administrado más de 100 millones de dosis de vacunas contra la COVID

Ya se han administrado más de 100 millones de dosis de las vacunas contra el coronavirus a los adultos estadounidenses, muestran unos nuevos datos del gobierno.

Hasta el martes, más de 38.3 millones de estadounidenses se habían vacunado del todo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Por otra parte, más de 109 millones han recibido al menos una vacuna. Más de un tercio de los estadounidenses de a partir de 65 años están vacunados del todo, reportó la agencia.

Desde el inicio del despliegue de la vacuna en el país el 14 de diciembre, se han administrado más dosis en Estados Unidos que en ningún otro país del mundo, según las cifras recolectadas por la Universidad de Johns Hopkins. Aun así, varios países más pequeños han vacunado a una proporción más alta de sus poblaciones, según CBS News.

Aunque otros países han tenido dificultades para obtener dosis, y han entrado en contiendas sobre los precios y las exportaciones, Estados Unidos debería tener suficientes vacunas contra la COVID-19 para inmunizar a la población adulta completa del país en verano, con suficientes sobrantes para unos 172 millones de personas adicionales, reportó CBS News.

Ahora, la administración de Biden predice que tendrá suficientes dosis disponibles para todos los adultos en mayo. Unos ensayos clínicos en adolescentes y niños podrían haber allanado el camino para que algunos adolescentes se vacunen en otoño, y los niños más jóvenes a principios de 2022, informó CBS News.

Aun así, la inmensa mayoría de la población de EE. UU. todavía está por vacunarse, mientras unas variantes altamente contagiosas se afianzan en todo el país.

El ritmo nacional de la vacunaciones se ha acelerado a un promedio de más de 2 millones de dosis al día. Las autoridades estatales y federales afirman que un aumento inminente en los suministros aliviará al mayor obstáculo contra la ampliación de la campaña.

Pfizer y Moderna, cuyas vacunas requieren dos dosis, indican que planifican suplir, en conjunto, 600 millones de dosis de sus vacunas contra la COVID-19 a lo largo de julio, suficientes para inmunizar a 300 millones de personas. Hasta ahora, las compañías han entregado casi un tercio de sus pedidos al gobierno de EE. UU., y ambas han prometido un total de 400 millones de dosis para finales de mayo, informó CBS News.

Esto no es todo: la administración de Biden negoció un acuerdo con el gigante farmacéutico Merck para que produzca millones de dosis de la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson, lo que aumentará los suministros con rapidez. La semana pasada, Biden anunció la compra de 100 millones de dosis más de la vacuna de Johnson & Johnson. Y millones más de dosis de otras farmacéuticas podrían pronto añadirse al inminente excedente de vacunas, mientras las compañías esperan los resultados de los ensayos de sus propios candidatos a vacunas, reportó CBS News.

"Mientras más personas se vacunen, más rápido venceremos a este virus y podremos volver con nuestros seres queridos, reencausar nuestra economía y comenzar a volver a la normalidad", aseguró Biden tras anunciar la noticia sobre el trato de Johnson & Johnson con Merck.

Unas nuevas directrices dan más libertad a los estadounidenses vacunados

Una nueva directriz sobre el distanciamiento social, publicada la semana pasada por el gobierno federal, ofrece a los estadounidenses que han completado su vacunación una mayor libertad para socializar y moverse en sus comunidades.

Los CDC dijeron que las personas que recibieron su dosis final ya hace dos semanas pueden visitar de forma segura en interiores a los habitantes sin vacunar de una misma vivienda que tengan un riesgo bajo de una enfermedad grave, sin usar máscaras ni distanciamiento social. Esta recomendación liberaría a muchos abuelos vacunados que viven cerca de sus hijos y nietos sin vacunar para reunirse por primera vez desde que comenzó la pandemia hace un año.

Los CDC también dijeron que las personas que han completado su vacunación pueden reunirse bajo techo con las que también estén vacunadas del todo, y que no necesitan hacer una cuarentena ni someterse a una prueba tras exponerse a la COVID-19.

"Sabemos que las personas desean vacunarse para poder volver a hacer las cosas que disfrutan con las personas a quienes quieren", comentó en un comunicado de prensa de los CDC la Dra. Rochelle Walensky, directora de la agencia. "Hay algunas actividades que las personas que han completado la vacunación pueden volver a hacer ahora en sus propios hogares. Todo el mundo, incluso los que se han vacunado, deben continuar con todas las estrategias de mitigación en los ambientes públicos.

Se siguen aconsejando algunas restricciones, incluso entre los vacunados. Por ejemplo, si una persona vacunada vive en un ambiente grupal y está cerca de alguien con COVID-19, debe mantenerse lejos de los demás durante al menos 14 días, y hacerse las pruebas, aunque no tenga síntomas.

Peter Hotez, codirector del Centro de Desarrollo de las Vacunas de Texas Children, se alegró de las nuevas directrices, pero añadió que han tardado mucho en llegar.

"Mientras antes comenzamos a decirles a las personas que si están vacunadas del todo no hay que usar máscaras, será un incentivo para que las personas se vacunen", declaró Hotez al Washington Post.

El nivel de precaución que las personas deben ejercer debe ser determinado por las características de los que no están vacunados en un ambiente social, según los CDC.

Por ejemplo, si una persona vacunada del todo visita a un amigo sin vacunar que tiene 70 y tantos años, y por tanto está en riesgo de una enfermedad grave, la visita debe ocurrir al aire libre, con máscaras y distanciamiento social, señala la directriz.

Un azote global

El martes, el conteo de casos de coronavirus en EE. UU. había superado los 29.5 millones, mientras que el número de muertes superó las 535,000, según el conteo del New York Times. El martes, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 3.6 millones de casos; Texas, con más de 2.7 millones de casos; Florida, con más de 1.9 millones de casos; Nueva York, con más de 1.7 millones de casos; e Illinois, con más de 1.2 millones de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En Brasil, el número de casos de coronavirus era de más de 11.5 millones el martes, con más de 279,000 muertes, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. El martes, India tenía más de 11.4 millones de casos y casi 159,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas se acercaba a los 120.3 millones el martes, con más de 2.6 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: CBS News, The New York Times; Washington Post

Consumer News in Spanish