Las mamografías también pueden apuntar a los riesgos cardiacos, según un estudio

Las mamografías también pueden apuntar a los riesgos cardiacos, según un estudio
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 16 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Su mamografía de detección anual podría hacer más que detectar pronto un cáncer de mama: también podría darle un aviso sobre su riesgo de enfermedad cardiaca.

Las radiografías digitales de los senos también pueden detectar una acumulación de calcio en las arterias de los senos, una señal temprana de la enfermedad cardiaca. Estas áreas blancas, conocidas como calcificación de las arterias mamarias, o CAM, son marcadores de un endurecimiento en las arterias, y tienden a ocurrir junto con una edad creciente, la diabetes tipo 2, la hipertensión y la inflamación. (No es lo mismo que la calcificación de la capa interior de las arterias, que con frecuencia se encuentra en los fumadores o las personas con un colesterol alto).

"Una sola prueba que tiene una aceptación universal puede abordar las dos principales causas de muerte en las mujeres", enfatizó el autor del estudio, el Dr. Carlos Iribarren, científico investigador de la División de Investigación de Kaiser Permanente del Norte de California, en Oakland.

En el estudio, su equipo revisó los expedientes de salud de más de 5,000 mujeres, de 60 a 79 años, que se sometieron a una o más mamografías de detección. Ninguna de estas mujeres tenía antecedentes de enfermedad cardiaca o cáncer de mama cuando el estudio comenzó. Se les dio seguimiento durante unos 6.5 años.

Aquellas cuyas mamografías mostraron calcificaciones de las arterias mamarias tenían un 51 por ciento más de probabilidades de desarrollar enfermedad cardiaca o sufrir un accidente cerebrovascular (ACV), en comparación con las mujeres sin acumulación de calcio en las arterias, encontró el estudio.

Además, las mujeres con una acumulación de calcio tuvieron un 23 por ciento más de probabilidades de desarrollar cualquier tipo de trastorno cardiaco o vascular, lo que incluye a la enfermedad cardiaca, el ACV, la insuficiencia cardiaca y enfermedades relacionadas, mostró el estudio.

"La CAM provee información adicional, y no se busca que reemplace a ningún factor de riesgo actual de la enfermedad cardiaca", aclaró Iribarren.

La consejería debería ocurrir en el contexto del riesgo general de enfermedad cardiaca de una mujer, señaló.

"En las mujeres con un riesgo bajo, la presencia de CAM debería ser un motivo para mantener unos estilos de vida saludables, lo que incluye una dieta saludable para el corazón, evitar fumar y hacer ejercicio con regularidad", aconsejó. "En las mujeres con un riesgo intermedio, la CAM también debe ser motivo de una conversación con el médico sobre el inicio del tratamiento de los factores de riesgo, como el colesterol, la presión arterial y la diabetes, que no se controlan solo mediante el estilo de vida".

Aunque reportar los niveles de CAM no es obligatorio, los radiólogos deben incluir esta información en su informe, dijo Iribarren.

"Una proporción relativamente baja ya lo hacen, pero algo más importante es que la investigación muestra que la inmensa mayoría de las mujeres desean que les provean esta información, a ellas y a sus médicos de atención primaria", apuntó.

Como esta información se puede obtener durante una mamografía de detección rutinaria, no habría un costo ni una exposición a la radiación adicionales.

Los hallazgos aparecen en la edición del 15 de marzo de la revista Circulation: Cardiovascular Imaging.

La Dra. Natalie Avella Cameron, profesora de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago, fue coautora de un editorial que se publicó con los hallazgos.

"Si las investigaciones futuras muestran que la CAM mejora la predicción del riesgo de enfermedad entre las mujeres que todavía no toman medicamentos para reducir el colesterol, la CAM podría servir como una potente herramienta para ayudar a orientar la prevención de las enfermedades cardiacas de las mujeres que se someten a una mamografía de rutina cada año", planteó.

Pero Cameron anotó que las mujeres sin acumulación de calcio en las arterias mamarias pueden de cualquier forma desarrollar una enfermedad cardiaca.

"Debemos evaluar los factores de riesgo de las enfermedades cardiacas, como la obesidad, la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes, y hablar sobre cómo optimizar la salud cardiaca mediante cambios en el estilo de vida, por ejemplo comer una dieta de origen vegetal y mantenerse activo, independientemente del estatus de la CAM", aseguró.

El conocimiento del estatus de la CAM podría ser una información potente y con el potencial de salvar vidas, observó la Dra. Nieca Goldberg, que revisó los hallazgos. Goldberg es directora médica de Atria New York City, y profesora clínica asociada de medicina de la Universidad de Nueva York.

"La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte de las mujeres, pero a muchas mujeres les preocupa más el cáncer de mama", comentó Goldberg. "Los problemas de salud de las mujeres no están aislados. Una prueba del cáncer de mama también puede darnos pistas sobre el riesgo de enfermedad cardiaca".

La acumulación de calcio en las arterias es una señal temprana del riesgo de enfermedad cardiaca, dijo.

"No sabemos cómo alguna intervención cambiaría las calcificaciones, pero hacer ejercicio, dejar de fumar, controlar la diabetes, comer una dieta más saludable, y gestionar el colesterol y la presión arterial pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardiaco", añadió Goldberg.

Más información

Las mujeres pueden aprender más sobre su riesgo de ataque cardiaco y ACV en Go Red for Women.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Carlos Iribarren, MD, MPH, PhD, research scientist, Kaiser Permanente Northern California Division of Research, Oakland; Natalie Avella Cameron, MD, instructor, medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Nieca Goldberg, MD, medical director, Atria New York City, and clinical associate professor, medicine, New York University, New York City; Circulation: Cardiovascular Imaging, March 15, 2022

Consumer News in Spanish