Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

¿Necesita una operación? La COVID ha cambiado a la cirugía

surgery

MARTES, 16 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Este año, y en todo el mundo, la COVID-19 ha hecho que las decisiones quirúrgicas sean más difícil que nunca para las personas que podrían necesitar una operación. Pero un importante grupo médico puede ayudar a proveer algunas respuestas.

Esta pregunta encabeza la lista: ¿Es seguro someterse a una cirugía ahora mismo?

"Someterse a una cirugía es muy seguro, sobre todo con todas las medidas de precaución que se han implementado", aseguró la Dra. Beverly Philip, presidenta de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists, ASA).

"Los cirujanos, anestesiólogos médicos, y otros proveedores que atienden a los pacientes usan un equipo de protección personal (EPP) extensivo, y evalúan a cada paciente para garantizar que reciba la atención más segura y adecuada", señaló en un comunicado de prensa de la ASA. "Los pacientes deben sentirse seguros de que pueden someterse a una cirugía cuando la necesiten".

Durante el futuro previsible, es probable que haya que tener una prueba positiva de COVID-19 antes de una operación. El médico le informará en qué momento antes del procedimiento debe hacerse la prueba.

Si requiere una cirugía de emergencia y tiene un resultado positivo de COVID-19 o sus resultados no están disponibles rápidamente, los proveedores de atención de la salud realizarán el procedimiento, pero tomarán medidas de precaución adicionales. Éstas incluyen usar un EPP mejorado y ponerlo en cuarentena durante la recuperación, dijeron los expertos.

Pero los pacientes quirúrgicos no urgentes sin síntomas de coronavirus deben tener una prueba negativa de reacción en cadena de la polimerasa (RCP) de la COVID-19 antes del procedimiento, aconsejó la ASA.

No hay evidencias de que la COVID-19 o la vacuna interfieran con la anestesia. Pero la cirugía implica un estrés temporal en el sistema inmunitario, de forma que la ASA recomienda esperar hasta haberse recuperado del todo de la COVID-19 o a estar inmunizado por completo tras la vacunación antes de someterse a una operación.

Si tuvo una prueba positiva de la COVID-19, debe esperar entre cuatro semanas (si no tuvo síntomas o solo unos síntomas leves) y 12 semanas (si fue admitido a la unidad de cuidados intensivos) antes de someterse a una cirugía, recomienda la ASA.

Si ya se vacunó, la cirugía debe ocurrir al menos dos semanas tras la dosis final de la vacuna, anotaron.

Si es elegible para la vacuna y se va a someter a una cirugía que no es de emergencia, por ejemplo un reemplazo de cadera o de rodilla, la ASA sugiere que quizá sea mejor vacunarse primero. Si no es elegible para la vacuna, pregunte a los proveedores de atención de la salud sobre el mejor momento de someterse a la cirugía.

La mayoría de centros han ampliado el tiempo entre las cirugías para incrementar la limpieza, así que quizá su procedimiento se realice a una hora más tarde, o tarden más en programarla.

Más información

El Colegio Americano de Cirujanos (American College of Surgeons) ofrece más información sobre la COVID-19 y la cirugía.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Society of Anesthesiologists, news release, March 14, 2021

Consumer News in Spanish