See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio desmiente la idea de que las estatinas provocan dolores musculares

prescription pills


LUNES, 1 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que toman estatinas con frecuencia se quejan de dolores musculares, pero un estudio reciente encuentra que es poco probable que los medicamentos sean los culpables.

Los resultados provienen de un ensayo en que participaron pacientes que habían dejado de tomar estatinas, o que estaban pensando en dejarlas, debido al dolor muscular.

Los investigadores encontraron que había las mismas probabilidades de que esos dolores se exacerbara cuando los pacientes recibieron un placebo (pastillas inactivas) en vez de la estatina real.

Los expertos afirman que los hallazgos amplían las evidencias de que las quejas de dolores musculares de los pacientes que toman estatinas con frecuencia son el reflejo de un efecto "nocebo". Esto quiere decir que las personas prevén tener problemas musculares, así que los tienen.

El dolor es real, y los médicos no deben pasarlo por alto, señaló el Dr. Khurram Nasir, jefe de prevención y bienestar cardiovasculares del Hospital Metodista de Houston.

Pero este estudio, junto con otras investigaciones recientes, "dejan pocas dudas", aseguró Nasir: los síntomas musculares se relacionan con "tomar una pastilla, no con tomar una estatina".

Nasir, que no participó en la investigación, también es miembro de la Sección de Prevención y el Consejo de Liderazgo del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

"Como médicos, no deberíamos ignorar estos síntomas musculares", enfatizó. "Debemos implicar a los pacientes en una conversación y mostrarles datos como éstos".

Las estatinas ayudan a reducir el colesterol LDL (el "malo"), y también parecen tener efectos antiinflamatorios. Los medicamentos, afirmó Nasir, son un "pilar" de la prevención del ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular (ACV), sobre todo en los pacientes con un riesgo alto (debido a antecedentes de ataque cardiaco o ACV, por ejemplo).

Los medicamentos se consideran mayormente seguros. Pero pueden, en casos raros, provocar un grave trastorno muscular llamado rabdomiólisis, en que las fibras musculares se descomponen y liberan sus contenidos en la sangre, donde pueden dañar a los riñones.

Se estima que esto ocurre en 0.2 de cada 10,000 usuarios de estatinas al año. Un número relativamente mayor (uno de cada 10,000) desarrollan síntomas musculares "desagradables", como un dolor generalizado, sensibilidad y debilidad, comentó el Dr. Liam Smeeth, investigador sénior del nuevo estudio.

Esto ha planteado la preocupación de si las estatinas también provocan unos síntomas musculares menos graves, según Smeeth, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Reino Unido.

Pero los dolores musculares también son muy comunes, dijo Smeeth, y con frecuencia las causas no están claras.

"Buscar una causa es una respuesta razonable", dijo Smeeth. "Y leer informes o escuchar rumores de que las estatinas pueden causar dolor puede fácilmente conducir a unas creencias".

Para evaluar el problema de forma científica, Smeeth y sus colaboradores reclutaron a 200 pacientes que habían dejado sus estatinas hacía poco, o que estaban pensando en dejarlas, debido a síntomas musculares.

Los investigadores asignaron a cada paciente al azar a seis periodos de tratamiento de dos meses, durante los cuales recibieron atorvastatina (Lipitor) o unas pastillas placebo con un aspecto idéntico.

En general, encontró el estudio, los pacientes no tuvieron más probabilidades de reportar síntomas musculares mientras tomaban la estatina, en comparación con los periodos en que tomaron el placebo. Y no hubo ninguna diferencia obvia en los síntomas musculares "intolerables". Durante los periodos de las estatinas, un 9 por ciento de los pacientes se retiraron del ensayo debido a unos síntomas intolerables, mientras que un 7 por ciento se retiraron durante los periodos del placebo.

Tras terminar el estudio, dos tercios de los participantes dijeron que planificaban reiniciar su régimen de estatinas.

"Hemos demostrado de forma convincente que aunque los dolores son comunes, no son provocados por las estatinas", dijo Smeeth.

En el mundo real, añadió, la decisión de si iniciar una estatina es "claramente una decisión personal". Pero el miedo al dolor muscular no debe ser un disuasorio, enfatizó Smeeth.

Cuando los usuarios de estatinas desarrollan un dolor muscular, Nasir señaló que no deben simplemente dejar de tomar el medicamento. Les aconsejó que mejor hablen con sus médicos. Una opción podría ser reducir la dosis para ver si los síntomas se calman, dijo.

La dosis en cuestión es una limitación de este estudio, anotó Nasir. Los pacientes recibieron una dosis de 20 miligramos de atorvastatina, que es moderada.

"No podemos extrapolar estos hallazgos a los regímenes de dosis alta", dijo Nasir. "Creo que ahora necesitamos unos ensayos similares con unas dosis altas de estatinas".

Dados los beneficios de las estatinas, Nasir apuntó que los médicos deben trabajar para resolver cualquier síntoma muscular que pudiera hacer que el paciente abandone a los fármacos.

"La conclusión es que los síntomas que sienten son reales", añadió.

El estudio, que se publicó en la edición en línea del 24 de febrero en la revista BMJ, fue financiado por el gobierno de Reino Unido.


Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los medicamentos para el colesterol.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Liam Smeeth, MBChB, PhD, MSc, professor, clinical epidemiology, London School of Hygiene and Tropical Medicine, United Kingdom; Khurram Nasir, MD, MPH, chief, cardiovascular prevention and wellness, Houston Methodist Hospital, and member, Prevention Section and Leadership Council, American College of Cardiology, Washington, D.C.; BMJ, Feb. 24, 2021, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined