La cirugía de reemplazo de rodillas es menos riesgosa de lo que se piensa en los mayores de 80 años

La cirugía de reemplazo de rodillas es menos riesgosa de lo que se piensa en los mayores de 80 años
Adobe Stock

MARTES, 22 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- La cirugía de reemplazo de rodilla es cada vez más común en las personas de a partir de 80 años a quienes el dolor de rodilla les provoca discapacidad, y el procedimiento no es tan peligroso para ellas como se supone con frecuencia.

Ese es el mensaje principal de un nuevo estudio de más de 1.7 millones de adultos mayores que se sometieron a una cirugía de reemplazo de rodilla.

Los hallazgos no sorprendieron al Dr. Thomas Fleeter, cuyo paciente de reemplazo de rodilla de más edad tenía 96 años.

La edad es tan solo un número cuando se trata de la cirugía de reemplazo de rodilla, aseguró Fleeter, un cirujano ortopédico que tiene consultorios en Reston y en Centreville, Virginia. Fleeter no participó en el nuevo estudio.

"Nadie quiere vivir con dolor, y uno de los mayores temores de las personas mayores es ser dependientes", comentó. Estas personas desean ir al supermercado, ver a sus nietos, viajar, hacer jardinería y vivir su vida al máximo, añadió.

Una cirugía de reemplazo de rodilla puede ayudar a muchos a cumplir estas metas.

Los octogenarios sí están más tiempo en el hospital tras una cirugía de reemplazo de rodilla, y también es más probable que sean readmitidos al hospital en un plazo de 90 días que los pacientes de 65 a 79 años, pero los dos grupos de edad tienden a tener unos riesgos similares en cuanto a las demás complicaciones, encontró el equipo del estudio.

"Estamos observando un aumento en la esperanza de vida, y más personas desean sostener una buena calidad de vida y la actividad, de forma que unos pacientes cada vez mayores están sopesando el reemplazo de rodilla como una forma de superar el dolor de rodilla crónico", comentó la autora del estudio, Priscilla Varghese, estudiante de medicina de SUNY Downstate, en la ciudad de Nueva York.

Varghese realizó el estudio en el Centro Médico Maimonides, en Brooklyn, durante un programa de investigación de verano. "La cirugía de reemplazo de rodilla conlleva un riesgo muy bajo para las personas de a partir de 80 años, y es probable que experimenten una reducción sustancial, o incluso completa, del dolor tras la cirugía", señaló Varghese.

Los nuevos hallazgos podrían cambiar la forma en que se aconseja a las personas mayores sobre los riesgos y los beneficios del reemplazo de rodilla, añadió.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de las reclamaciones médicas de más de 1.7 millones de personas de a partir de 65 años que recibieron una nueva rodilla. Compararon las tasas de complicaciones entre las personas de a partir de 80 años con las que habían experimentado los pacientes de 65 a 79 años.

Las tasas de readmisión y la duración de la estadía en el hospital fueron más altas y más larga entre los octogenarios, mostraron los resultados.

Ambos grupos de edad tuvieron unos riesgos similares de complicaciones médicas (por ejemplo neumonía y otras infecciones) en los 90 días tras la cirugía.

Sin embargo, las personas de a partir de 80 años tuvieron unas tasas más bajas de complicaciones relacionadas con el implante, por ejemplo la erosión, la infección, el fracaso del implante y el aflojamiento mecánico

Esto tiene sentido, afirmó. "El grupo de pacientes más jóvenes quizá sea más activo, así que tienen un riesgo más alto de desgaste del implante".

La cirugía no es la única opción para estos pacientes mayores. Otros tratamientos, como perder peso o las inyecciones de esteroides podrían ayudar, pero en general el dolor de rodilla no mejora por su cuenta, advirtió Varghese.

Los hallazgos se presentarán en la reunión anual de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons), que se celebrará del 22 al 26 de marzo, en Chicago. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deberían considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

No todas las personas de más de 80 años son candidatas para un reemplazo de rodilla, anotó Fleeter. "Si tiene sobrepeso y otras afecciones preexistentes, el riesgo de la cirugía de reemplazo de rodillas quizá sea demasiado alto", aclaró.

Pero "es probable que a una persona de 83 años que sea delgada y que por lo demás esté sana, pero que no puede caminar hasta el coche debido al dolor de la rodilla, le vaya muy bien con esta operación".

¿Cuál es la conclusión? "La edad no es el problema", afirmó. "Se trata de todos los otros factores determinantes que conlleva".

Más información

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos informa qué esperar tras una cirugía de reemplazo de rodilla.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Priscilla Varghese, medical student, SUNY Downstate, New York City; Thomas Fleeter, MD, orthopedic surgeon, Reston and Centreville, Va.; American Academy of Orthopaedic Surgeon's annual meeting, Chicago, March 22 to 26, 2022

Consumer News in Spanish