See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Vinculan la soledad en la mediana edad con unas mayores probabilidades de Alzheimer

Vinculan la soledad en la mediana edad con unas mayores probabilidades de Alzheimer

LUNES, 29 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Las personas de mediana edad que se sienten persistentemente solas parecen tener casi el doble de riesgo de desarrollar demencia o enfermedad de Alzheimer, informa un estudio reciente.

Pero si se toman medidas para contrarrestar la soledad, en realidad se podría reducir el riesgo de demencia, encontraron los investigadores.

El riesgo de demencia aumentó en un 91 por ciento entre los que reportaron sentimientos de soledad que persistieron entre dos exámenes de salud distintos realizados con una diferencia de unos años en la mediana edad (de 45 a 64 años), según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 24 de marzo de la revista Alzheimer's & Dementia.

Sin embargo, si las personas se sentían solas en el primer examen, pero no en el segundo chequeo, su riesgo de demencia se redujo en un 66 por ciento, encontró el estudio.

Quizá las personas que pueden recuperarse de la soledad tienen una mayor resiliencia psicológica y son más capaces de responder a los cambios cerebrales relacionados con la edad, señaló la investigadora sénior, la Dra. Wendy Qiu, profesora de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

"Algunas personas, cuando se sienten solas, quizá hagan cosas como hacer más ejercicio o salir a actividades sociales. Hacen algo al respecto. Les piden a sus familiares y amigos que vengan a visitarlas", indicó Qiu. "Por esto están solas y la próxima vez no se sienten solas".

Algo interesante es que la viudez o vivir solo no pareció asociarse de forma directa con el riesgo de Alzheimer, anotó Qiu. Esto indica que la soledad podría ser un estado mental en lugar de algo impuesto por las circunstancias a una persona.

Claire Sexton, directora de programas científicos y alcance de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), dijo que "uno puede vivir solo sin sentir soledad, o puede estar rodeado de personas y de cualquier forma sentirse solo. Necesitamos más estudios para de verdad distinguir si lo que importa es la soledad o el aislamiento social, y entonces qué tipo de intervención se necesita".

Estos hallazgos plantean la esperanza de que si las personas de mediana edad y mayores superan los sentimientos de soledad y aislamiento social experimentados durante la pandemia de COVID-19, su salud cerebral no sufrirá efectos duraderos, comentaron Qiu y Sexton.

"En un momento particularmente oportuno para tener esta conversación, con la pandemia de COVID", aseguró Sexton. "Muchas personas han reportado unos mayores sentimientos de soledad, y esto también puede ser particularmente relevante para las personas que viven con demencia y para sus familiares".

En el estudio, el equipo de Qui utilizó datos del Estudio cardiaco de Framingham, un famoso estudio multigeneracional con fondos federales de las personas de la ciudad de Framingham, en Massachusetts.

Los participantes del estudio recibieron evaluaciones de salud regulares, que incluyeron preguntas dirigidas a problemas psicológicos y enfermedades del cerebro, como la demencia y el Alzheimer.

Los investigadores compararon las respuestas a las preguntas sobre la soledad durante los exámenes entre 1995 y 1998, y de nuevo durante el próximo conjunto de exámenes entre 1998 y 2001.

Se consideró que las personas tenían una soledad persistente si expresaron sentimientos de soledad en ambas ocasiones, y que tenían una soledad pasajera si solo se sintieron así en el primer examen, pero no en el segundo.

Entonces, se siguió a los participantes durante 18 años o más para ver si desarrollaban demencia o Alzheimer.

Hay varias explicaciones potenciales sobre el vínculo entre la soledad y el deterioro cerebral, aseguran los expertos.

Las personas que sienten soledad de forma persistente sufren de una falta de estimulación mental que proviene de menos interacciones sociales y menos implicación en el mundo que las rodea, señaló la Dra. Maria Lapid, una psiquiatra geriátrica de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, que revisó los hallazgos.

"Cuando no usamos nuestros músculos, se encogen", dijo Lapid. "Esto podría, potencialmente, también suceder en el cerebro. Por eso es tan importante continuar con los ejercicios mentales para mantener al cerebro sano".

Pero también podría funcionar en la dirección contraria, anotó Sexton. Las personas que son víctimas de la demencia podrían comenzar a reducir las actividades de una forma que conduzca a la soledad.

"Quizá haya cambios en el cerebro debido a la enfermedad de Alzheimer, y entonces éstos tienen un impacto en los tipos de actividades que alguien puede realizar", planteó. "Si encuentran que algunas actividades son más difíciles, quizá se retiren de ellas. Esto podría conducir al aislamiento social o a sentimientos de soledad".

Las expertas animan a las personas que se sientan solas a hablar con alguien sobre sus sentimientos, ya sea un médico, un familiar o un amigo.

Lapid dijo que "es importante hablar con alguien sobre los sentimientos de soledad, y no dejar de expresarlos. Además de ser un riesgo de desarrollo de demencia, la soledad persistente también puede conducir a la depresión, la ansiedad u otras afecciones de la salud mental incluso más graves, que pueden tener un impacto negativo en la calidad de vida y el funcionamiento generales de una persona. La soledad se debe reconocer y gestionar de forma adecuada para evitar un mayor deterioro".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las consecuencias de la soledad para la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Wendy Qiu, MD, PhD, professor, psychiatry and pharmacology, Boston University School of Medicine; Claire Sexton, DPhil, director, scientific programs and outreach, Alzheimer's Association, Chicago; Maria Lapid, MD, geriatric psychiatrist, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Alzheimer's & Dementia, March 24, 2021, online

Consumer News in Spanish