Las charlas 'motivacionales' no ayudan a las personas a dieta a perder peso, según un estudio

Amy NortonHola Doctor

Amy NortonHola Doctor

Published on March 30, 2022

smartphone overweight
Adobe Stock

MARTES, 29 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Perder peso con éxito conlleva mucha voluntad, pero una nueva investigación sugiere que las conversaciones "motivacionales" con un proveedor de salud quizá hagan poca diferencia.

La revisión observó estudios que evaluaron los efectos de las entrevistas motivacionales, en que un proveedor de atención de salud hace preguntas para animar a los pacientes a hablar sobre lo que les gustaría cambiar, y por qué.

El uso de la técnica es común en la atención de la salud, para ayudar a resolver problemas como el tabaquismo y los problemas con la bebida. También se ha incorporado en los programas para perder peso que se enfocan en los cambios en el estilo de vida.

Pero la revisión, que se publicó el 29 de marzo en la revista Annals of Internal Medicine,descubrió pocos beneficios.

Los investigadores encontraron que cuando las entrevistas motivacionales se incluían en los programas para perder peso, no aportaban gran cosa: en promedio, las personas no perdieron más peso a lo largo de un año que las que recibían otros tipos de ayuda.

¿Cuál era el motivo? Moscho Michalopoulou, la investigadora principal del estudio, especuló sobre una explicación posible: una vez las personas están listas para un programa para perder peso, su motivación quizá ya sea lo suficientemente alta.

Solo unos pocos ensayos de la revisión observaron el impacto de las conversaciones motivacionales durante los chequeos médicos de rutina, explicó Michalopoulou, dietista y candidata doctoral de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

Pero incluso en esos cuatro estudios, comentó, el método no hizo ninguna diferencia en las probabilidades de las personas de perder peso y no volver a recuperarlo.

Nada de esto significa que las entrevistas motivacionales no tengan un rol. Tienen valor, en parte, porque es distinto que solo decirles a los pacientes lo que deben hacer, según la Dra. Melanie Jay, especialista en el tratamiento de la obesidad de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Si se hace bien, es una conversación", aclaró, y añadió que "pone al paciente en control" y le permite articular sus metas.

Jay se mostró de acuerdo en que, entre las personas que están dispuestas a entrar en un estudio para perder peso, quizá haya poco espacio para la mejora en cuanto a la motivación.

Pero la realidad, dijo, es que la pérdida de peso a largo plazo también requiere más que motivación. La obesidad es compleja, e influyen muchos factores que están fuera del control de la persona.

Una de ellas es la susceptibilidad genética. "La obesidad es igual de hereditaria que la estatura", aseguró Jay, coautora de un editorial que se publicó con el estudio.

Y aunque está claro que la dieta y el ejercicio son importantes, tampoco son solo una cuestión de decisión. "Vivimos en un ambiente muy obesogénico", apuntó Jay.

Esto significa que, entre otras cosas, las personas están rodeadas de comida rápida y otras opciones malsanas de dieta, y carecen de oportunidades para ser activas. Estos problemas son difíciles en particular para las personas con unos ingresos bajos, que podrían vivir en "desiertos de alimentos" con pocas opciones para una alimentación saludable o sin lugares seguros para hacer ejercicio, anotó Jay en el editorial.

Y, en general, apuntó, el cuerpo humano está diseñado para resistirse a nuestros esfuerzos para perder peso. Cuando las personas reducen las calorías, esto ralentiza al metabolismo del cuerpo y altera a la señalización de las hormonas que rigen a las sensaciones de hambre o saciedad.

"La motivación es importante", aseguró Jay, "pero no es suficiente".

Si todo esto suena desalentador, también insistió en que se pierda o no peso, elegir opciones de alimentos más saludables y la actividad física regular pueden tener importantes beneficios para la salud.

Y Jay afirmó que es igual de importante que las personas "no se castiguen" si no ven cambios en la báscula.

Los hallazgos actuales se basan en 46 estudios que incluyeron a un total de más de 11,000 personas, la mayoría de las cuales eran obesas. Todos los estudios utilizaron las entrevistas emocionales durante sesiones de consejería sobre la pérdida de peso, la alimentación saludable y el ejercicio. Ninguno utilizó solo esta técnica, según los investigadores. Siempre forma parte de un conjunto de estrategias para respaldar los cambios en el estilo de vida y la pérdida de peso.

En general, encontró la revisión, las tácticas que usan las conversaciones motivacionales fueron mejor que nada... al menos los primeros tres a seis meses. En general las personas perdieron unas cuantas libras.

Pero las entrevistas motivacionales no añadieron un beneficio obvio, en comparación con los programas conductuales que no utilizaron la técnica. A lo largo de un año, encontraron los investigadores, la pérdida de peso fue "modesta" en la mayoría de los estudios, y las personas perdieron en promedio apenas unas pocas libras.

Estos pequeños cambios en el peso no resultaron sorprendentes. Según Jay, los estudios han mostrado que incluso en los programas para perder peso "intensivos", apenas la mitad de los participantes pierden al menos un 5 por ciento de su peso inicial, que es una meta que se recomienda con frecuencia a las personas obesas.

Cuando los cambios en el estilo de vida no son suficientes, añadió Jay, hay opciones adicionales, entre ellas unos medicamentos recetados que ayudan a regular el apetito y el consumo de comida. En las personas con una obesidad más grave, la cirugía podría ser una opción.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre los tratamientos para la obesidad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Moscho Michalopoulou, RD, MSc, doctoral candidate, University of Oxford, England; Melanie Jay, MD, associate professor, medicine and population health, NYU Grossman School of Medicine, and co-director, NYU Langone Comprehensive Program on Obesity, New York City; Annals of Internal Medicine, online, March 29, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ