See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Por qué la mitad de los niños de EE. UU. con problemas de salud mental no reciben tratamiento?

¿Por qué la mitad de los niños de EE. UU. con problemas de salud mental no reciben tratamiento?

LUNES, 29 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Más de la mitad de los niños con un riesgo alto en Estados Unidos no reciben servicios de salud conductual que son esenciales para su bienestar mental, emocional y físico, advierte una investigación reciente.

"Es un hallazgo bastante simple y muy aceptado que hay muchos niños en riesgo, cuando se observa en términos de las adversidades o los síntomas, que no están recibiendo servicios de salud mental, servicios de salud conductual, que los beneficiarían", lamentó el coautor del estudio, David Finkelhor, director del Centro de Investigación de Crímenes Contra los Niños de la Universidad de Nuevo Hampshire.

La falta de tratamiento para los niños que tienen dificultades como la depresión, la ansiedad o varias experiencias infantiles adversas es más grave entre los niños de padres que solo tienen unos niveles educativos equivalentes a la escuela secundaria y los niños de color. Se encontró que los niños negros eran los menos propensos a acceder a los servicios de salud conductual.

"La implicación es que de verdad debemos hacer mucho más para intentar facilitar los servicios para este segmento de la población", comentó Finkelhor.

Un hallazgo atípico notable del estudio fue que los niños que se encontraban en estructuras familiares no tradicionales eran mucho más propensos que sus contrapartes a haber recibido servicios de salud mental.

En el estudio, los investigadores examinaron los resultados de tres encuestas nacionales sobre la exposición de los niños a la violencia, que incluyó a casi 12,000 niños y adolescentes de 10 a 17 años y a los cuidadores de niños de 2 a 9 años. El equipo encontró que entre un 41 y un 63 por ciento de los jóvenes con un riesgo alto que encuestaron no recibieron ninguna ayuda profesional.

El informe se publicó en una edición reciente en línea de la revista JAMA Network Open.

Esta carencia de servicios puede tener un impacto a largo plazo en los niños, según el Dr. Taric Hadzic, un psiquiatra de niños, adolescentes y adultos de Los Ángeles, que no participó en el estudio.

"Son niños pequeños. La mitad de este grupo de 2 a 9 [años] tenía de 2 a 5 años", apuntó Hadzic. "Son momentos fundamentales del desarrollo del cerebro de un niño, cuando una intervención temprana puede tener unos inmensos efectos positivos en la aparición tanto de [los problemas de la salud mental como de las experiencias infantiles adversas]. Las afecciones tanto mentales como físicas se pueden afectar más adelante, porque los niños con afecciones de la salud mental sin tratar tendrán más problemas en la adultez".

Además, anotó, casi dos tercios de los jóvenes de 10 a 17 años con problemas de la salud mental y experiencias infantiles adversas no recibían atención, lo que puede conducir a otros resultados negativos.

"Esto también es muy preocupante", dijo Hadzic. "Esto incluye a la adolescencia, sobre todo la adolescencia tardía, cuando es más probable que tengan responsabilidad criminal por los delitos, y es más probable que se impliquen en conductas suicidas, por ejemplo, que conduzcan a la muerte. Esto es del todo prevenible. No se están identificando. No los veo".

Los diagnósticos pasados por alto de afecciones en los niños de color son un problema, que fue evidente en otro estudio publicado hace poco en la revista JAMA Network Open. Mostró disparidades en la identificación y el tratamiento del trastorno de déficit de atención con hiperactividad en los niños asiáticos, negros e hispanos. La falta de recursos en las comunidades con unos ingresos más bajos, las experiencias negativas anteriores con los profesionales médicos, y la mala práctica histórica contra las personas de color también son factores.

Para empeorar las cosas, las encuestas examinadas para la investigación más reciente se completaron en 2008, 2011 y 2014. Según varios parámetros, el periodo de la pandemia de COVID-19 ha sido extremadamente difícil para los niños, y es probable que los niños con un riesgo alto estén llevándose la peor parte del trauma.

"En mi consultorio, estoy atendiendo a muchos más niños y adolescentes con una depresión que empeora", dijo Hadzic. "Está muy claro que el aislamiento es un factor de riesgo de la depresión. Y ahora tenemos este aislamiento instituido, de forma justificada, debido a esta letal pandemia, pero muchos niños quedan en esencia aislados. Y no están encontrando que las interacciones digitales con sus amigos son igual de significativas. Sí creo que esta pandemia sin duda hará que las pruebas universales sean más difíciles. Está haciendo que identificar a los niños con eventos [infantiles adversos] sea más difícil".

Si los profesionales hacen que la identificación de los niños en riesgo sea más ágil, el tratamiento puede ayudar mucho a los niños afectados. Finkelhor y sus colaboradores han planteado sugerencias sobre cómo ampliar el contacto clínico necesario.

"Debemos entrenar a más personas para que provean estos tipos de servicios", dijo Finkelhor. "Debemos proveerlas en unas ubicaciones más cómodas, como las escuelas, y en conjunto con los consultorios médicos. Debemos incluirlos en paquetes para hacer que sean un poco menos estigmatizadores. Debemos dar publicidad a algunos de los nuevos procedimientos y técnicas con que contamos. Debemos garantizar que los servicios nuevos, sobre todo los que se basan en las evidencias, que son más efectivos sean los que se provean, y que todo el mundo se entrene en ellos".

Finkelhor también abogó por el uso de las artes y el ejercicio para ayudar a los niños a gestionar la depresión, la ansiedad y el trauma.

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para aprender más sobre la salud mental de los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: David Finkelhor, PhD, professor, sociology, and director, Crimes Against Children Research Center, University of New Hampshire, Durham, N.H.; Tarik Hadzic, MD, PhD, child, adolescent and adult psychiatrist, Los Angeles; JAMA Network Open, March 15, 2021, online

Consumer News in Spanish