See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los amerindios se enfrentan a unas mayores probabilidades de ACV

Los amerindios se enfrentan a unas mayores probabilidades de ACV


JUEVES, 4 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Aunque muchos estadounidenses sufren accidentes cerebrovasculares (ACV), un nuevo estudio muestra que el riesgo es particularmente alto entre los amerindios.

Los investigadores ya sabían que los amerindios tenían el riesgo más alto de fibrilación auricular, que es un latido cardiaco irregular ("arritmia") que puede aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos y ACV.

El nuevo estudio encontró que los amerindios tenían un riesgo un 47 por ciento más alto de sufrir un ACV no hemorrágico, en comparación con las personas de todos los demás grupos raciales y étnicos en Estados Unidos.

"La fibrilación auricular es la arritmia más común y una de las causas más comunes de ACV, y ahora reconocemos que es probable que sea un determinante importante de otras consecuencias adversas, como la demencia, el ataque cardiaco y la enfermedad renal crónica", comentó el autor del estudio, el Dr. Gregory Marcus, jefe asociado de cardiología para la investigación de la Universidad de California, en San Francisco.

"Aunque es tan común, sus causas fundamentales siguen siendo algo misteriosas, y estamos en un periodo de transición y comenzamos a pensar sobre la fibrilación auricular como una enfermedad prevenible", apuntó Marcus.

A diferencia de la warfarina, un medicamento bien conocido, que puede ser incómodo de tomar para la fibrilación auricular, los anticoagulantes más recientes no requieren que los pacientes cambien la dosis, se sometan a una monitorización rutinaria de la sangre ni cambien su dieta, explicó Marcus.

"Estos medicamentos, que son increíblemente efectivos y seguros, además de cómodos de tomar, están disponibles para los pacientes con fibrilación auricular", dijo. "Pero esto quizá no se traduzca en que los pacientes con fibrilación auricular en realidad tengan acceso a ellos, que se los receten en primer lugar o que los tomen".

Las intervenciones múltiples podrían ayudar a mejorar los resultados, pero lo más fácil sería mejorar la concienciación de este mayor riesgo de ACV en esta población vulnerable, sugirió Marcos, con miras a asegurar que los médicos sigan las directrices al recetar estas terapias.

En el estudio, los investigadores revisaron los expedientes médicos de casi 17 millones de adultos de EE. UU. que fueron tratados en hospitales y otros ámbitos de atención de California de 2005 a 2011. Los investigadores siguieron sus casos durante una mediana de poco más de cuatro años.

Alrededor de un 0.6 por ciento de los pacientes eran amerindios, casi un 57 por ciento eran blancos, un 26 por ciento eran hispanos, más o menos un 9 por ciento eran asiáticos, y un 8 por ciento eran negros. Durante esos cuatro años, los pacientes experimentaron casi 167,000 ACV, entre ellos cerca de 37,000 ACV en pacientes diagnosticados con una fibrilación auricular.

Los amerindios tenían un riesgo de ACV un 38 por ciento más alto que los demás grupos de la población que también sufrían de fibrilación auricular. Los que no tenían fibrilación auricular tenían un riesgo un 59 por ciento más alto de ACV que otros grupos de la población, encontraron los investigadores.

Los resultados amplían la información creciente respecto a que la raza y la etnia son factores importantes para el diagnóstico del riesgo de accidente cerebrovascular, aseguró Marcus. Los motivos de este riesgo más alto entre los amerindios podrían incluir las disparidades en el acceso a la atención de la salud, además de factores hereditarios y ambientales, anotó.

Además de tener un riesgo más alto de ACV, los amerindios tenían unas tasas más bajas de seguro de salud y niveles de ingresos más bajos, además de unas tasas más altas de diabetes tipo 2, obesidad y tabaquismo, y cada uno de estos factores aumenta el riesgo de ACV, según el informe.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 2 de marzo de la revista Journal of the American Heart Association.

Marcus planteó que el próximo paso sería realizar ensayos clínicos aleatorios en poblaciones amerindias.

Larry Curley es director ejecutivo del Consejo Nacional Indio sobre Envejecimiento (National Indian Council on Aging), un grupo de defensoría que tiene la misión de mejorar la salud socioeconómica de los amerindios mayores.

Curley dijo que está de acuerdo en que se necesita más investigación, lo que incluye a otras regiones en que podría haber diferencias en el riesgo.

"Sé que las tribus de California son distintas que, por ejemplo, las tribus del Medio Oeste en Wisconsin o Minnesota [o] en las Llanuras, como Dakota del Norte y Dakota del Sur", apuntó Curley. "Para mí, ese sería un estudio muy iluminador".

Hay varios motivos por los cuales los amerindios podrían enfrentarse a un riesgo más alto de ACV, comentó Curley, y mencionó los determinantes sociales de la salud, la falta de financiación y también la desconfianza contra el establecimiento médico debido a los abusos que los miembros de las tribus han experimentado a manos del establecimiento a lo largo de los años.

"Como resultado, esta desconfianza se manifiesta como desconfianza en los médicos", lamentó.

A Curley también le preocupa la escasez de médicos en las áreas tribales, y la calidad de los médicos que trabajan en estos lugares.

Sugirió establecer una escuela de medicina para médicos amerindios. También se necesita un programa de orientación que reclute a jóvenes interesados en la medicina para este campo, añadió. Curley anotó que la investigación que ha leído muestra que una mayoría de las personas que realizan sus residencias médicas en áreas rurales se quedan y continúan trabajando en esas áreas.

"Las tribus de todo el país realizan esfuerzos para, como dicen, cultivar los suyos propios. Creo que si pueden hacerlo, sería fantástico", apuntó Curley. "Creo que los hospitales académicos existentes deben establecer más de esos tipos de hospitales académicos en comunidades o ciudades que estén cerca de los territorios indígenas, de forma que puedan reclutar a esos médicos jóvenes que salen de la escuela de medicina para que puedan hacer su residencia allí".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la salud de los amerindios y nativos de Alaska.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Gregory Marcus, MD, cardiologist, professor, medicine, and associate chief, cardiology for research, University of California, San Francisco; Larry Curley, MPA, executive director, National Indian Council on Aging, Albuquerque, N.M.; Journal of the American Heart Association, March 2, 2021, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined