See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Aumentan las muertes de trabajadores por los compuestos del pelado de pintura

 paint stripping

MIÉRCOLES, 21 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Una letal sustancia de los decapantes de pintura sigue acabando con las vidas de los trabajadores, a pesar de sus peligros conocidos, encuentra un estudio reciente.

La sustancia, el cloruro de metileno, cambien conocida como diclorometano (DCM), es un solvente que se encuentra en los decapantes de pintura, limpiadores, desengrasantes, adhesivos y sellantes. Cuando se inhala, produce unas grandes cantidades de monóxido de carbono que pueden impedir que llegue oxígeno al corazón. A altas dosis, desactiva el centro de respiración en el cerebro. La muerte puede ocurrir en minutos.

"Puede hacer que la persona sienta mareo, náuseas y, al final, que pierda la conciencia y muera, porque lo que hace es privar al cuerpo de oxígeno", señaló la investigadora sénior, Veena Singla, científica sénior del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, en San Francisco.

"En un lugar pequeño y encerrado, como un baño, los vapores pueden acumularse hasta niveles nocivos en cuestión de 10 minutos", advirtió. "También es peligroso a largo plazo. Es una sustancia cancerígena conocida, y también puede provocar daño en el hígado y los riñones".

El cloruro de metileno es un solvente potente que es bueno para disolver la pintura y los adhesivos rápidamente. Aunque se ha prohibido en los productos del consumidor, se sigue usando en los decapantes de pintura profesionales.

Según Singla, la industria se ha resistido a prohibir la sustancia, y afirma que las muertes vinculadas con ella son resultado de no usar el equipo de protección adecuado.

"Otro motivo de que el compuesto sea tan letal es que el equipo que se necesita para protegerse es muy especializado, y no está fácilmente disponible para muchas personas", observó.

Unos guantes de látex normales no protegen del cloruro de metileno. La sustancia puede atravesar los guantes y ser absorbido por la piel. Además, las máscaras que se usan contra el polvo no protegen de los vapores del compuesto, apuntó Singla.

Ni siquiera los respiradores con un filtro de cartucho son efectivos contra esta sustancia, dijo.

Aunque la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. prohibió el cloruro de metileno en los decapantes de pintura para el consumidor, sigue encontrándose en algunos productos que los consumidores pueden comprar, apuntó.

"Las personas deben intentar evitar el cloruro de metileno en cualquier producto, y revisar si tienen decapantes de pintura viejos en casa", aconsejó Singla.

Singla, que trabajó en el estudio mientras estaba en la Universidad de California, en San Francisco, dijo que el compuesto se debe prohibir.

"Esta sustancia simplemente es demasiado peligrosa para que se use de forma segura, y de verdad debemos pasar a alternativas más seguras", planteó. "Ya lo han hecho en otros lugares. La Unión Europea ya se deshizo del cloruro de metileno, e hizo la transición a unas alternativas más seguras, y podríamos prevenir muertes adicionales si también lo hiciéramos".

En el estudio, Singla y sus colaboradores revisaron las muertes relacionadas con el cloruro de metileno entre 1980 y 2018.

En ese periodo, 85 personas murieron por la exposición al compuesto en Estados Unidos. De estas muertes, 74 se relacionaban con el trabajo.

Los decapantes de pintura fueron los productos más comúnmente implicados. El número de muertes relacionadas con el trabajo por el pelado de pintura aumentó de 22 (un 55 por ciento) antes de 2000 a 30 (un 88 por ciento) después de 2000, encontró el estudio.

Además, las muertes por el pelado de pintura en las tinas o los baños aumentaron de 2 (un 5 por ciento) antes de 2000 a 21 (un 62 por ciento) después de 2000.

Entre 1985 y 2017, la Asociación Americana de Centros de Control de Intoxicaciones (American Association of Poison Control Centers) reportó más de 37,000 casos no letales de intoxicación con cloruro de metileno.

El número anual de caso no letales reportado alcanzó su máximo de 1,701 en 1995, según el estudio, y luego comenzó a reducirse. Entonces, los casos se estabilizaron en unos 408 al año entre 2010 y 2017, lo que incluyó a 73 en el lugar de trabajo.

Liz Hitchcock, directora de cabildeo de grupo Safer Chemicals Healthy Families, revisó el estudio, y afirmó que confirma lo que hace mucho tiempo que el público y la EPA saben.

"El cloruro de metileno en los decapantes de pintura puede matar, y ha matado a personas en los lugares de trabajo", aseguró.

Según Hitchcock, la EPA observó 53 usos del cloruro de metileno, y encontró que 47 de ellos planteaban un riesgo poco razonable para el público. "Sin duda deberían prohibirlo", enfatizó.

La EPA se alejó de la prohibición del compuesto durante la administración de Trump, dijo Hitchcock. Pero espera que implemente la prohibición durante la presidencia de Biden.

"Este trabajo nos muestra una vez más que el uso de este compuesto implica un riesgo inaceptable, y que es demasiado peligroso para usarse", añadió Hitchcock.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 19 de abril de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Aprenda más sobre el cloruro de metileno en Safer Chemicals Healthy Families.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Veena Singla, PhD, senior scientist, Natural Resources Defense Council, San Francisco; Liz Hitchcock, director, Safer Chemicals Healthy Families, Washington, D.C.; JAMA Internal Medicine, April 19, 2021, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined