See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El próximo otoño, las vacunas serán obligatorias en los campus de muchas universidades de EE. UU.: encuesta

El próximo otoño, las vacunas serán obligatorias en los campus de muchas universidades de EE. UU.: encuesta

JUEVES, 29 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Más de 100 universidades de EE. UU. requerirán que los estudiantes se vacunen contra el coronavirus si desean estar en el campus en otoño, muestra una encuesta reciente.

Desde principios de la pandemia, más de 660,000 casos se han vinculado con las universidades, y un tercio de estos se han reportado desde el 1 de enero, según el The New York Times.

Y todavía hay brotes de COVID-19 en algunos campus, aunque los estudiantes ya son elegibles para las vacunas. La Universidad de Salve Regina, en Rhode Island, canceló todos los eventos presenciales durante al menos una semana, después de que más de 30 estudiantes tuvieran resultados positivos en siete días, señaló el Times. Por otra parte, la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, suspendió las clases presenciales y las actividades en el campus a principios de abril.

Varias universidades, entre ellas la Universidad de DePaul, la Universidad de Emory y la Universidad de Wesleyan están requiriendo que todos los estudiantes se vacunen, encontró la encuesta del Times. Otros han dicho que requerirán que los deportistas o las personas que viven en el campus se vacunen. La encuesta encontró que la mayoría están permitiendo exenciones médicas, religiosas o de otros tipos.

Aunque las universidades privadas constituyen la mayoría de las universidades que han hecho que las vacunas sean obligatorias, algunas universidades públicas también han tomado medidas para requerir las vacunas, indicó el Times.

Se requerirá a los estudiantes y los empleados de la Universidad de Maryland que se vacunen antes de volver al campus en otoño, según el decano Jay Perman. Dijo que le preocupaba en particular la variante B.1.1.7, que describió en su anuncio de la semana pasada como más contagiosa, reportó el periódico.

"Nos estamos preparando para esto, unas variantes más infecciosas y nocivas que creemos que podrían circular en nuestros campus en otoño", advirtió Perman.

Al menos dos docenas de universidades, entre ellas las del sistema universitario público de California, dijeron que requerirán las vacunas cuando la Adminsitración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. de su aprobación completa a las tres vacunas contra el coronavirus que están ahora aprobadas para su uso de emergencia en Estados Unidos, según el Times.

Muchas universidades que no están requiriendo la vacunación están en su lugar ofreciendo incentivos para animar a los estudiantes a vacunarse. La Universidad de Baylor, en Texas, y la Universidad de Calvin, en Michigan, anunciaron que los estudiantes que se han inoculado pueden prescindir de las pruebas de COVID-19 obligatorias, señaló el periódico.

La Universidad de Wyoming está ofreciendo a los estudiantes y miembros del personal vacunados la oportunidad de participar en rifas semanales, de premios como entradas para los partidos de fútbol americano o básquetbol, o productos de Apple, según el Times. Los empleados que están vacunados por completo son elegibles para un día libre por motivos personales.

EE. UU. compartirá 60 millones de dosis de vacuna con otros países

Mientras los casos de coronavirus se disparan alrededor del mundo, la Casa Blanca anunció esta semana que Estados Unidos compartirá hasta 60 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca con otros países.

El anunció salió mientras el sistema de salud de India mostraba señales de colapso en medio de un creciente conteo de casos. La vacuna de AstraZeneca se despachará cuando pase las revisiones de seguridad federales, reportó el Times.

Los funcionarios de la administración de Biden anotaron que la medida no afectará el esfuerzo de vacunación nacional de Estados Unidos.

"No tenemos que usar la vacuna de AstraZeneca en nuestra lucha contra la COVID", aseguró durante una reunión informativa la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, según el Washington Post.

La decisión más reciente representa un cambio en la Casa Blanca, que se ha mostrado renuente a poner a disposición las dosis adicionales de la vacuna contra el coronavirus en grandes cantidades.

A diferencia de las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, la vacuna de AstraZeneca todavía no ha recibido la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., y las autoridades de EE. UU. no quisieron decir cuáles países la recibirán una vez se apruebe, reportó el Times.

Jen Psaki dijo que unos 10 millones de dosis podrían salir "en las próximas semanas" si la FDA determina que la vacuna cumple "nuestros propios estándares y directrices", y que hay 50 millones de dosis más en varias etapas de la producción, según el Times.

Aunque muchos países están desesperados por vacunas, la vacuna de AstraZeneca quizá no sea su primera opción, ya que se han planteado preocupaciones por unos coágulos sanguíneos poco comunes y por su efectividad contra las variantes, señaló el Post.

La Unión Europea (UE) está demandando a la compañía por incumplir los objetivos de envíos, y Sudáfrica dejó de usar la vacuna después de que un pequeño ensayo mostrara que no era efectiva contra la variante dominante en ese país. La UE también pausó de forma temporal la distribución de la vacuna mientras investigaba los coágulos sanguíneos asociados con ella, antes de al final reanudar su administración.

En una declaración, un vocero de AstraZeneca dijo que la compañía no iba a realizar comentarios sobre puntos específicos, pero que "las dosis son parte de los compromisos de suministros de AstraZeneca con el gobierno de EE. UU. Las decisiones de enviar los suministros de EE. UU. a otros países las toma el gobierno de EE. UU.", informó el Times.

Millones de estadounidenses no se han puesto la segunda dosis de la vacuna contra la COVID

Más de 5 millones de estadounidenses no se han puesto la segunda dosis de su vacuna contra la COVID-19, muestran unos datos recientes del gobierno.

El número de personas que recibieron la vacuna que no se han puesto su segunda dosis equivale ahora a casi un 8 por ciento, una tasa de más del doble que la observada entre las personas que se inocularon durante las primeras semanas de la campaña nacional de vacunación, reportó el Times.

Millones de personas ya se sienten renuentes a vacunarse en lo absoluto, y ahora las autoridades de salud locales están luchando para asegurarse de que los que reciben la primera dosis también reciban la segunda.

"Me preocupa mucho, porque esa segunda dosis es necesaria", dijo al Times el Dr. Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

¿Por qué no se han puesto las segundas dosis?

Algunos dijeron que temían a los efectos secundarios, que pueden incluir síntomas gripales, mientras que otros dijeron que sentían que una sola dosis ya les ofrecía una protección suficiente. Pero también ha surgido un obstáculo sorprendente: varios proveedores de vacunas han cancelado las citas para las segunda dosis porque se les acabaron los suministros, o no tienen la marca correcta en existencias, reportó el Times. Walgreens, uno de los mayores proveedores de vacunas en Estados Unidos, envió a algunas personas que recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna a recibir sus segundas dosis en farmacias que solo tenían la otra vacuna a mano, según el periódico. Varios clientes de Walgreens dijeron que se esforzaron por recibir la segunda dosis correcta, pero es probable que otros se rindieran, añadió el periódico.

Las autoridades de salud pública se han preocupado desde el inicio de que sería difícil lograr que todo el mundo regresara para ponerse la segunda dosis, y ahora algunas autoridades estatales se están esforzando por evitar que el conteo de personas parcialmente vacunadas aumente.

En comparación con el régimen de dos dosis, una sola dosis desencadena una respuesta inmunitaria más débil, y podría dejar a algunas personas más susceptibles a las peligrosas variantes del virus, señaló el Times. Y aunque una sola dosis provee cierta protección contra la COVID-19, no está claro cuánto tiempo durará la protección.

Aunque millones de estadounidenses no se han puesto sus segundas dosis, las tasas generales de seguimiento son fuertes según los estándares históricos, ya que alrededor de un 92 por ciento se han vacunado del todo, anotó el Times. Hasta el jueves, más de 142.7 millones de estadounidenses habían recibido la primera dosis, mientras que 98 millones habían recibido la segunda dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Por otra parte, el jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superó los 32.2 millones, mientras que el número de muertes superó a las 574,000, según los cálculos de la Universidad de Johns Hopkins En todo el mundo, el jueves se habían reportado más de 149.7 millones de casos, y más de 3.1 millones de personas han fallecido de COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: The New York Times; Washington Post

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined