Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

'Fantasmas y ángeles guardianes': una nueva comprensión sobre las alucinaciones del Parkinson

brain scans

LUNES, 3 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- La enfermedad de Parkinson se considera comúnmente como un trastorno del movimiento, pero puede provocar una variedad de síntomas, entre ellos alucinaciones. Ahora, un nuevo estudio ha iluminado lo que sucede en el cerebro durante esas alteraciones.

El estudio se enfocó en pacientes con Parkinson que tienen lo que se conoce como alucinaciones de presencia, que es una sensación falsa de que hay otra persona cerca.

Los investigadores encontraron que podían inducir alucinaciones en un grupo de pacientes con Parkinson usando una "prueba de fantasma robot" bastante sencilla, que implicaba que un robot tocara la espalda del paciente.

Esto, a su vez, les permitió mapear la actividad cerebral que parecía subyacer a las alucinaciones, incluso unas conexiones alteradas en partes del lóbulo frontal y el lóbulo temporal del cerebro.

Los expertos afirmaron que los hallazgos, que reportaron en la edición del 28 de abril de la revista Science Translational Medicine, podrían conducir a una mejor comprensión sobre las alucinaciones del Parkinson.

Una esperanza para algún momento, señalaron los investigadores, es desarrollar una forma objetiva de diagnosticar y explorar las alucinaciones de los pacientes individuales.

Ahora mismo, el diagnóstico en general depende de que los pacientes les cuenten sus alucinaciones a los médicos, algo a lo que quizá se muestren renuentes.

Entonces, el problema no se diagnostica lo suficiente, planteó Fosco Bernasconi, uno de los investigadores del estudio.

"Nuestro procedimiento robótico ofrece la oportunidad de investigar las alucinaciones específicas en tiempo real, y bajo unas condiciones y en un ambiente totalmente controlados", observó Bernasconi, científico sénior de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne, en Ginebra.

La enfermedad de Parkinson afecta a casi un millón de personas tan solo en Estados Unidos, según la Parkinson's Foundation.

La enfermedad implica una acumulación anómala de una proteína llamada alfa-sinucleína en el cerebro. Con el tiempo, el cerebro pierde a las células que producen dopamina, una sustancia que regula el movimiento y las respuestas emocionales.

Los síntomas más visibles del Parkinson se relacionan con el movimiento, como temblores, rigidez en las extremidades y problemas de coordinación.

"Pero el Parkinson es complejo. Es mucho más que un trastorno del movimiento", observó James Beck, director científico de la Parkinson's Foundation, una organización sin fines de lucro.

La enfermedad es cerebral, explicó Beck, y puede provocar síntomas que varían, desde problemas con la memoria y el pensamiento hasta depresión y ansiedad, y discapacidades del habla, la vista y el sentido del olfato.

Y también hay síntomas de psicosis, que, anotó Beck, es una "palabra difícil" de digerir para las personas. Las alucinaciones caen en esa categoría, pero los problemas como las alucinaciones de presencia se consideran "leves".

"Las personas son conscientes de que las están teniendo", dijo Beck. "Son totalmente objetivas".

Un paciente que participó en la investigación, Joseph Ray, de Ginebra, comenzó a tener alucinaciones de presencia tras someterse a una cirugía para el Parkinson. Tenía una sensación recurrente de que lo acompañaban una o más personas, ya fuera a sus espaldas o a su lado.

Pero a Rey no les molestaban.

"Las llamo mis ángeles guardianes", dijo. "No me hacen daño. Me siguen. De cierta forma es tranquilizador, porque no estoy solo".

Otro paciente, Maurizio De Levrano, de Martigny, Suiza, experimentó alucinaciones de presencia (lo que parecía ser el "fantasma de mi madre"), además de alucinaciones visuales.

"Veo como unas arañas que caen del techo, desde la esquina del ojo", dijo. "Sé muy bien que no están ahí, pero instintivamente siempre siento el impulso de darme la vuelta para ver".

Las alucinaciones visuales son más comunes en el Parkinson que las de tipo de presencia, aclaró Beck. Una vez más, pueden no molestar a las personas.

"Pero de cualquier forma es importante informar al médico al respecto", aconsejó Beck.

Por una parte, explicó, las alucinaciones a veces se relacionan con los cambios en los medicamentos para el Parkinson, o con interacciones entre los distintos medicamentos que un paciente toma.

En esos casos, señaló Beck, quizá sea posible ajustar la medicación. También hay dos fármacos (la clozapina y la pimavanserina) que se pueden recetar para aliviar las alucinaciones, anotó.

En la nueva investigación participaron 26 pacientes con Parkinson que se sometieron a la prueba robótica. Se pidió a cada paciente que hiciera unos gestos de "toque" repetitivos, mientras un brazo robótico imitaba el gesto en la espalda del paciente. A veces, los gestos del humano y del robot estaban desincronizados, y esto, encontraron los investigadores, pudo desencadenar las alucinaciones de presencia.

El fenómeno ocurría incluso en pacientes que no experimentaban alucinaciones en la vida diaria, pero era más intenso entre los que sí las experimentaban.

En unos estudios distintos con 30 pacientes adicionales y un grupo de adultos sanos, el equipo de Bernasconi utilizó IRM para ver cómo los patrones de actividad cerebral se relacionaban con las alucinaciones de presencia.

"Con algo de suerte, esto permitirá que haya más investigación para comprender mejor a estas alucinaciones, y podría conducir a nuevas terapias", dijo Beck.

Las alucinaciones, anotó, pueden presagiar unos síntomas psicóticos más graves, incluso delirios, en que las personas creen cosas que no son verdad.

Así que es importante que se elimine el "estigma" de las alucinaciones, añadió Beck, y que los pacientes y los médicos hablen al respecto.

Más información

La Parkinson's Foundation ofrece más información sobre los síntomas de psicosis.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Fosco Bernasconi, PhD, senior scientist, École Polytechnique Fédérale de Lausanne, Geneva, Switzerland; James Beck, PhD, senior vice president, chief scientific officer, Parkinson's Foundation, New York City; Science Translational Medicine, April 28, 2021, online

Consumer News in Spanish