See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Vapear aumenta las probabilidades de los adolescentes de sufrir asma y ataques de asma

Vapear aumenta las probabilidades de los adolescentes de sufrir asma y ataques de asma

VIERNES, 14 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Aunque algunos piensan que vapear es una alternativa más segura a fumar cigarrillos tradicionales, una investigación canadiense sugiere que podría aumentar el riesgo de desarrollar asma, o de sufrir ataques de asma, de los adolescentes y adultos.

"La investigación emergente de verdad sugiere que vapear podría en realidad empeorar las afecciones de salud preexistentes, como el asma", señaló la autora del estudio, Teresa To, científica sénior del programa de Ciencias de Evaluación de la Salud de los Niños del Hospital de Niños Enfermos, en Toronto.

"Recientemente, la mayor parte de la investigación se ha enfocado en los efectos de salud agudos o inmediatos del vapeo. El conocimiento sobre las consecuencias de salud a largo plazo de fumar cigarrillos electrónicos, sobre todo para las personas jóvenes, los adolescentes, los adultos jóvenes, sigue siendo muy limitado y desconocido", señaló.

El objetivo del estudio era determinar si los jóvenes y adultos jóvenes que usan cigarrillos electrónicos habían tenido unas mayores probabilidades de asma y ataques de asma en los 12 meses anteriores.

Los investigadores usaron datos de los ciclos de 2015-2016 y 2017-2018 de la Encuesta canadiense de salud comunitaria, que reportaron los propios participantes. Incluyeron a más de 17,000 personas de a partir de los 12 años.

Entre los participantes del estudio hubo un poco más de un 3 por ciento que respondieron que habían utilizado cigarrillos electrónicos en los 30 días anteriores. Esto equivale a 1 de cada 32 personas, dijo To. Más o menos la mitad de los usuarios de cigarrillos electrónicos también fumaban cigarrillos tradicionales diariamente.

Una de cada 8 personas, o un 13 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos, tenía asma. Los usuarios de cigarrillos electrónicos tenían unas probabilidades un 19 por ciento más altas de sufrir de asma. Los fumadores actuales tenían unas probabilidades un 20 por ciento más altas de sufrir de asma, mientras que los exfumadores tenían unas probabilidades un 33 por ciento más altas. Alrededor de la mitad de las personas que fumaban cigarrillos electrónicos y tenían asma reportaron ataques de asma en los 12 meses anteriores, apuntó To.

Los participantes del estudio que nunca fumaban ni utilizaban cigarrillos electrónicos no tuvieron asociaciones significativas con el asma.

El estudio también encontró que una proporción significativamente más alta de los que usaban cigarrillos electrónicos, un 15 por ciento, tienen una salud mental entre regular y mala, en comparación con los que no vapeaban, que era de un 7 por ciento. Los que usaban cigarrillos electrónicos también tenían unas probabilidades un 60 por ciento más altas de presentar unos niveles altos de estrés autorreportados.

El estudio no se diseñó para determinar causación, pero los investigadores sí observaron una asociación muy fuerte, y con significación estadística, entre fumar cigarrillos electrónicos y el asma, enfatizó To.

"No hay ninguna duda de que hay una asociación. Debemos realizar más investigación para indagar si lo causan o no, pero también estamos muy confiados, a partir de nuestros hallazgos, de que si una persona ya tiene asma y fuma cigarrillos electrónicos, sin duda empeorará el asma con el tiempo", advirtió To.

Otras investigaciones han encontrado daño pulmonar y muerte, anotó To. Los cigarrillos electrónicos también contienen nicotina, que podría aumentar la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que amplía potencialmente el riesgo cardiovascular, apuntó.

Esta nueva investigación será presentada en la conferencia virtual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society), que se celebra del 14 al 19 de mayo. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

A diferencia de los cigarrillos tradicionales, los cigarrillos electrónicos han existido durante apenas de 10 a 15 años, señaló el Dr. Albert Rizzo, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). Aunque la historia del estudio de su impacto es más corta, hay más evidencias con el tiempo de que los cigarrillos electrónicos emiten algunos de los mismos compuestos nocivos que se encuentran en los cigarrillos tradicionales, comentó Rizzo.

"La Asociación Americana del Pulmón adopta la postura de que todo lo que se inhala hasta los pulmones podría ser potencialmente nocivo. No aconsejamos usar nada de esa naturaleza, debido a las consecuencias en las vías respiratorias", enfatizó Rizzo.

Es importante convencer a los fumadores actuales de que hay otras formas de dejar de fumar, aparte de cambiar a los cigarrillos electrónicos, anotó Rizzo. La asociación pulmonar sugiere dejar de fumar, en vez de hacer el cambio, usando un producto de cesación del tabaquismo aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., como un parche o un inhalador, en combinación con consejería o un grupo de apoyo.

También es importante educar a las personas sobre el impacto potencial de los cigarrillos electrónicos y los cigarrillos, dijo Rizzo. Esto incluye concienciar a los padres y a los niños sobre los riesgos de los cigarrillos electrónicos, para ayudar a equiparlos para enfrentarse a la presión paritaria y los esfuerzos de mercadeo.

"La educación y la defensoría son en realidad hacia donde dirigimos muchos de nuestros esfuerzos, y también financiamos la investigación sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos en los pulmones que se están desarrollando", aseguró Rizzo. "Intentamos hacer todo lo que podemos para dar al público información en la que confía, a través de la investigación, y propugnamos por el tipo correcto de legislación para hacer que para los jóvenes sea más difícil acceder a estos dispositivos antes de que comprendan lo que en realidad está sucediendo".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los cigarrillos electrónicos

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Teresa To, PhD, senior scientist, Child Health Evaluative Sciences program, The Hospital for Sick Children, Toronto, Canada; Albert Rizzo, MD, chief medical officer, American Lung Association; American Thoracic Society 2021 International Conference, May 14-19, 2021

Consumer News in Spanish