See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Debería haber una edad de 'retiro' de las armas de fuego para las personas mayores?

firearms

LUNES, 17 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Igual que algunos conductores mayores necesitan renunciar a las llaves del coche, las propietarios mayores de armas de fuego podrían en algún momento enfrentarse a un "retiro de las armas de fuego". Y un estudio preliminar sugiere que están abiertos a la idea.

En entrevistas con grupos focales de personas mayores con armas de fuego, los investigadores encontraron que muchos habían pensado en limitar su acceso a las armas de fuego, aunque todavía no habían hecho planes sobre cuándo y cómo.

Se trata de un tema importante, dado que un 40 por ciento de los estadounidenses mayores viven en un hogar con un arma de fuego, señaló la investigadora principal, Laura Prater, del Centro de Prevención e Investigación de las Lesiones Harborview de la Universidad de Washington, en Seattle.

Apuntó que la preocupación es que un número significativo de esas personas mayores tienen o desarrollarán demencia o una depresión mayor. Si tienen acceso a un arma de fuego, podrían hacerse daño a sí mismas, ya sea de forma accidental o intencional.

Nadie quiere quitarles las armas de fuego a los adultos mayores que puedan utilizarlas de forma segura, aseguró Prater.

El punto, enfatizó, es que los propietarios de armas de fuego, los familiares y los proveedores de atención de la salud deben hablar sobre el futuro, lo que incluye lo que debe suceder con las armas de fuego de la familia cuando la salud de una persona haga que el acceso resulte peligroso.

"Debemos comenzar a tratar esto como una conversación normal", dijo Prater, "como se planifican otras cosas, como la conducción, la jubilación o las finanzas".

Una importante conclusión de las entrevistas fue que los propietarios de las armas de fuego aceptaban el concepto de "retiro" de las armas de fuego.

"Los adultos mayores quieren ser propietarios responsables de las armas de fuego", apuntó Prater.

"A lo que no estaban abiertos era a que alguien tomara la decisión por ellos", añadió.

Esto significa que la planificación es clave, antes, por ejemplo, de que la demencia en etapa temprana avance. Un lugar para comenzar, planteó Prater, es con un "inventario de armas de fuego", en que el adulto mayor y los familiares cuenten todas las armas de fuego que hay en el hogar.

Muchos propietarios, anotó Prater, tienen múltiples armas de fuego, y los familiares y otros cuidadores no siempre lo saben.

Algunos adultos mayores quizá deseen tener un "periodo de transición", dijo, y comenzar por deshacerse de las armas de fuego que no están utilizando. (Prater observó que las leyes locales sobre cómo hacerlo varían).

Los hallazgos actuales se basan en entrevistas con 16 propietarios mayores de armas de fuego, además de 13 especialistas en geriatría.

Prater presentó los hallazgos el viernes en una reunión en línea de la Sociedad Americana de Geriatría (American Geriatrics Society, AGS). Los estudios presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Prater comentó que la esperanza con los grupos focales era comprender mejor los motivos por los cuales los adultos mayores tienen armas de fuego, y sus opiniones sobre el retiro de las armas de fuego.

El significado de las armas de fuego varía entre las personas, aseguró Prater.

Cuando las personas mayores tienen un arma de fuego por motivos de seguridad, anotó, será importante hablar sobre cómo pueden seguir sintiéndose seguras si el arma de fuego ya no está disponible. Si valoran un rifle porque para ellas la cacería es una actividad importante, entonces la pregunta podría ser cómo reemplazar la actividad perdida.

La Dra. Quratulain "Annie" Syed es miembro de la AGS y especialista en geriatría del Centro Médico JenCare Senior, en Atlanta.

Dijo que animan a los médicos a hablar sobre la seguridad de las armas de fuego con franqueza. Por ejemplo, la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) tiene una "lista de comprobación de seguridad" con preguntas para que los médicos se las hagan a los pacientes y las familias, y entre los temas se encuentran las armas de fuego.

Faltan datos sobre cuántos estadounidenses con demencia viven en un hogar con armas de fuego, y con qué frecuencia esto al final provoca daños.

Un estudio reciente indagó en el tema mediante una encuesta de 124 cuidadores. De los que vivían con una persona que tenía demencia, un tercio dijeron que había un arma de fuego en el hogar.

Por otro lado, apenas un 5 por ciento del grupo completo afirmaron que un médico les había hablado en algún momento sobre la seguridad de las armas de fuego.

Syed dijo que más médicos deben estar atentos al tema, e incluirlo con otras preguntas sobre la seguridad en el hogar.

Una vez se establezca que una persona con demencia tiene acceso a un arma de fuego, ¿entonces qué?

La idea general, observó Syed, es que cuando la demencia llegue a la etapa en que conducir no es seguro, manipular un arma de fuego tampoco lo es.

Se mostró de acuerdo en que los valores de los adultos mayores son importantes para decidir qué sucede con el arma de fuego. Si tiene un "significado histórico" para ellos, por ejemplo, entregarla a un familiar para que la guarde podría tener sentido.

Como Prater, Syed enfatizó la importancia de la planificación.

"El momento de tener estas conversaciones es cuando la persona está sana", añadió.

Más información

La Asociación del Alzheimer ofrece consejos sobre la seguridad de las armas de fuego.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Laura Prater, PhD, MPH, research scientist, Firearm Injury and Policy Research Program, Harborview Injury Prevention and Research Center, University of Washington, Seattle; Quratulain "Annie" Syed, MD, JenCare Senior Medical Center, Atlanta; American Geriatrics Society, online meeting, presentation, May 14, 2021

Consumer News in Spanish