¿Podrían los ácidos grasos omega 3 combatir al acné?

acne
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 18 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Hasta 50 millones de estadounidenses se enfrentan al acné. Estos desperfectos pueden ser dolorosos y, para algunos, bochornosos.

Ahora, unos investigadores quizá hayan encontrado una nueva arma para luchar contra el acné, y sin molestos efectos secundarios.

Un estudio de Alemania ha determinado que los ácidos grasos omega 3 (que se encuentran en el aceite de pescado, el salmón salvaje, los frutos secos y las semillas) son un nutriente que ayuda a reducir el acné.

Entre 100 participantes con acné, alrededor de un 94 por ciento tenían unos niveles bajos del ácido graso en la sangre, descubrió el estudio. Muchos también tenían un unos niveles más altos de una hormona que se sabe que estimula la producción de acné.

"Soy alguien a quien le encanta tratar el acné y que realiza ensayos clínicos, y este estudio es muy interesante", afirmó la Dra. Sandra Johnson, una dermatóloga de Fort Smith, Arkansas, que no participó en el estudio.

"Tenemos grandes tratamientos para el acné, pero conllevan un costo financiero además de efectos secundarios potenciales", lamentó Johnson. "Sería más natural, menos riesgoso y menos caro modificar la dieta para tratar el acné".

Los hallazgos del estudio se publicaron la semana pasada en una reunión de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (European Academy of Dermatology and Venereology). Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Los ácidos grasos omega 3 se encuentran comúnmente en el pescado no cultivado, las algas y otros alimentos de origen vegetal, como las legumbres, los frutos secos y las semillas.

Los investigadores apuntaron que estos ácidos grasos reducen la inflamación al estimular al cuerpo para que produzca las prostaglandinas E1 y E3 y el leucotrieno B5, que son antinflamatorios, y al reducir los niveles de IGF-1 (factor de crecimiento insulínico tipo 1). Se sabe que el IGF-1 provoca acné.

La autora principal del estudio, la Dra. Anne Gürtler, apuntó que los profesionales clínicos deben proveer a los pacientes la información sobre las opciones de la dieta como parte de un método moderno para tratar el acné. Gürtler trabaja en el departamento de dermatología y alergias de la Universidad Ludwig-Maximilian en Múnich, Alemania.

Cuando su equipo analizó las muestras de sangre de los participantes, encontró que la mayoría tenía unos niveles de ácidos grasos omega 3 por debajo de las cantidades recomendadas de un 8 a un 11 por ciento.

Al observar las dietas individuales, el equipo encontró que los que comían garbanzos y lentejas de forma regular, y se abstenían del aceite de girasol, tenían unos niveles más altos de omega 3. Investigaciones anteriores han encontrado que el aceite de girasol agrava al acné.

Los pacientes del estudio que tenía unos niveles más bajos de ácidos grasos omega 3 también presentaban unos niveles más altos de IGF-1. Los que tenían déficits intensos de omega 3, de menos de un 4 por ciento, tenían unos niveles incluso más altos de la hormona IGF-1.

Johnson señaló que los investigadores han estudiado la influencia de la dieta en el acné durante muchos años. Pero la investigación no ha tenido mucha calidad, porque no ha recibido mucha financiación.

Algunos piensan que alimentos como las rosquillas, que tienen un índice glucémico alto, los frutos secos, las carnes manipuladas con hormonas y los alimentos ricos en yodo pueden empeorar al acné, apuntó.

Los lácteos y el azúcar se encuentran entre otros implicados dietéticos a los que se ha echado la culpa del acné.

La Dra. Debra Jaliman, dermatóloga de la ciudad de Nueva York, afirmó que siempre habla sobre la dieta con sus pacientes, además de revisar los productos que usan en la piel. Jaliman tampoco participó en el estudio.

"Los omega 3 parecen ser un elemento muy importante en nuestras dietas, de muchas formas", comentó Jaliman, y apuntó a sus vínculos con otros beneficios para la salud.

"Lo noto en mis pacientes, cuando cambiamos las dietas de las personas, siento que de verdad tiene un efecto en su acné, pero por supuesto también podría ser que, cuando cambio sus hábitos, añado medicamentos. Hacemos muchas cosas a la vez. No es como esto, un estudio controlado, pero sí pienso que tiene un efecto", dijo Jaliman.

Los bloqueadores de hormonas tópicos, un nuevo tratamiento, son otro cambio que está revolucionando el campo del tratamiento del acné. La crema bloquea el exceso de hormonas masculinas en la piel, sin requerir el consumo de unos duros medicamentos internos, aclaró Jaliman. Aseguró que es el mayor avance en 30 años.

Es demasiado pronto para saber si un complemento de omega 3 creado para reducir el acné según los niveles en suero sanguíneo mejorarían la piel, según los investigadores. Primero se necesitan estudios adicionales.

Johnson dijo que le gustaría enterarse de cualquier efecto secundario potencial, y cuál podría ser la dosis óptima de ácidos grasos omega 3.

"Aunque no hay muchos ensayos clínicos que respalden su uso, se puede pensar en comer alimentos ricos en omega 3, además de complementos, como un añadido o una alternativa natural al tratamiento del acné", recomendó Johnson.

Aunque Jaliman dijo que le gustaría ver una investigación con una muestra más grande, también comentó que a una persona con acné no le haría daño añadir algunos alimentos con omega 3 a su dieta.

"Pienso que todo tiene un impacto en la piel. El estrés tiene un impacto. El ejercicio tiene un impacto. Las personas que hacen ejercicio tienen una mejor piel", añadió Jaliman. "Pienso que es un reflejo de todo el cuerpo".

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. ofrece más información sobre el acné.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sandra Marchese Johnson, MD, dermatologist, Johnson Dermatology, Fort Smith, Ark.; Debra Jaliman, MD, dermatologist, private practice, New York City; European Academy of Dermatology and Venereology Spring Symposium, May 12-14, 2022, Ljubljana, Slovenia

Consumer News in Spanish