Muchas mujeres mayores tienen unas vidas sexuales activas, pero la menopausia puede interferir

Amorous senior couple in bed
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 18 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Muchas mujeres mayores continúa la actividad sexual hasta los 70 y muchos años, pero para otras, los síntomas de la menopausia y los problemas de salud crónicos suponen un obstáculo.

Este es uno de los hallazgos de la Encuesta sobre un envejecimiento sano de la Universidad de Michigan más reciente, que entrevistó a casi 1,200 mujeres de EE. UU. de 50 a 80 años.

En general, un 43 por ciento dijeron que eran sexualmente activas, ya se tratara de coito, preliminares y caricias, o masturbación. Pero una proporción similar se veían limitadas por problemas de salud.

Más de una cuarta parte de las mujeres dijeron que los síntomas de la menopausia interferían con sus vidas sexuales, entre ellas un tercio de las que tenían de 50 a 64 años. Por otra parte, un 17 por ciento apuntaron que otras afecciones de la salud eran el problema.

No está claro cuáles problemas específicos eran el mayor obstáculo. Pero los expertos señalaron que la menopausia puede afectar a la función sexual de una mujer de varias formas.

A veces es más bien directo, dijo el Dr. Daniel Morgan, profesor de obstetricia y ginecología de Michigan Medicine.

Apuntó a un ejemplo destacado: los cambios hormonales de la menopausia pueden provocar resequedad e irritación en la vagina o la piel de la vulva, lo que puede hacer que el sexo sea doloroso.

Por suerte, hay buenos tratamientos, enfatizó Morgan. En cuanto a la resequedad vaginal, las mujeres pueden probar lubricantes de venta libre, o conseguir una receta para productos vaginales que contienen unas dosis bajas de estrógeno. Unos ungüentos de esteroides pueden ayudar a aliviar las afecciones de la piel de la vulva, apuntó Morgan.

En otros casos, la disfunción sexual es más compleja.

Unos niveles decrecientes de estrógeno pueden afectar de forma directa a la libido de la mujer, comentó la Dra. Stephanie Faubion, directora médica de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society) y directora del Centro de Salud de la Mujer de la Clínica Mayo.

Como resultado, las mujeres quizá encuentren que su deseo ha disminuido, y tal vez se sientan menos motivadas para iniciar las relaciones sexuales aunque, comentó Faubion, tal vez sigan respondiendo a las propuestas sexuales de sus parejas.

Al mismo tiempo, algunas mujeres se sienten agotadas en esta época de la vida, ya sea que se relacione con las sudoraciones nocturnas que las mantienen despiertas, las afecciones de salud crónicas, o a que tengan una vida frenética. Las mujeres en la cincuentena quizá estén cuidando a sus hijos y a sus padres que envejecen, al mismo tiempo que lo equilibran con el trabajo.

"Si una mujer está exhausta, el sexo pierde prioridad", apuntó Faubion.

El bienestar mental también es un factor importante. La depresión puede interferir con la actividad sexual de algunas mujeres, advirtió Faubion. En la encuesta, de las mujeres que indicaron que su salud mental era entre mala y regular, apenas un 36 por ciento dijeron que estaban "muy satisfechas" con sus vidas sexuales, frente a un 64 por ciento de las mujeres que reportaron una buena salud mental, aunque no está claro si los problemas de la salud mental provocaron los problemas con la actividad sexual.

Cuando el deseo y las actividades sexuales cambian a medida que una mujer envejece, no necesariamente es algo que provoque angustia, enfatizaron Faubion y Morgan. Solo es un problema si le molesta a la mujer, o si causa dificultades en su relación.

Y en los casos en que una pareja tiene dificultades que no puede resolver, Faubion planteó que la consejería podría ser una opción.

Los síntomas relacionados con la menopausia tenían una alta prevalencia entre las encuestadas, ya que la mitad dijeron que habían sufrido entre uno y tres en el año anterior. Los problemas del sueño y el aumento de peso también son comunes, seguidas por una reducción de la libido, los sofocos/sudoraciones nocturnas, y los cambios bruscos en el estado de ánimo.

En general, un 28 por ciento dijeron que estos síntomas interferían con sus vidas sexuales.

Sin embargo, de todas las mujeres que reportaron síntomas de la menopausia, apenas un 44 por ciento habían hablado sobre las opciones de tratamiento con un proveedor de atención de la salud.

"Algunas mujeres quizá no sepan que hay tratamientos", lamentó Faubion. "O tal vez piensan que los síntomas serán temporales y simplemente esperan a que pasen".

Y tanto ella como Morgan señalaron que los proveedores de atención de la salud quizá no estén preguntando sobre los síntomas de la menopausia, o sobre cualquier problema con la actividad sexual.

Pero Faubion dijo que es importante que los médicos de todas las especialidades estén pendientes de la salud sexual: los pacientes con afecciones que abarcan desde la enfermedad cardiaca hasta los reemplazos de cadera tendrán preguntas sobre la actividad sexual, apuntó.

Que las mujeres prescindan de la actividad sexual es adecuado, si es lo que desean: en la encuesta, un 52 por ciento de las mujeres que no tenían actividad sexual dijeron que estaban satisfechas con sus vidas sexuales. Pero esta cifra fue más baja que entre las mujeres sexualmente activas, con un 74 por ciento.

Y las mujeres que se preocupan sobre su salud sexual, o los síntomas de la menopausia en general, deben sentirse libres de abordar el tema con un proveedor de atención de la salud, añadió Morgan. Su médico de atención primaria es un buen lugar para comenzar, anotó.

La encuesta se realizó en línea y por teléfono entre enero y marzo, y tiene un margen de error de entre 2 y 4 puntos de porcentaje.

Más información

La Sociedad Norteamericana de la Menopausia ofrece más información sobre la salud sexual.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Daniel Morgan, MD, professor, obstetrics and gynecology, Michigan Medicine, Ann Arbor; Stephanie Faubion, MD, MBA, medical director, North American Menopause Society, Pepper Pike, Ohio, and director, Center for Women's Health, Mayo Clinic, Rochester, Minn./Jacksonville, Fla.; University of Michigan Poll on Healthy Aging, May/June 2022

Consumer News in Spanish