See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Pueden los tanques de flotación aliviar el dolor crónico?

flotation tank

MIÉRCOLES, 26 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Como medio de proveer alivio a largo plazo del estrés crónico, los tanques de flotación simplemente no se mantienen a flote, revela una investigación reciente.

Casi 100 personas que sufrían de dolor a largo plazo se sometieron a una "terapia de flotación con estimulación ambiental restringida" (REST, por sus siglas en inglés), y los resultados fueron decepcionantes, al menos a largo plazo, encontraron unos investigadores alemanes.

El tratamiento implica flotar dentro de un tanque insonoro y oscuro lleno de agua salada que está a la temperatura de la piel.

La meta es promover la relajación, aliviar el estrés, mejorar la calidad del sueño y, con algo de suerte, proveer cierto nivel de alivio inmediato y duradero del dolor.

Pero tras tres semanas de tratamiento REST, el alivio del dolor crónico seguía siendo escurridizo, encontró el equipo.

"La flotación REST, o simplemente flotar, es la práctica de yacer de espaldas en un tanque lleno de agua tibia tan salada que la persona flota", explicó el coautor del estudio, Jorge Manuel.

La REST, añadió, "se desarrolló en los años 70, pero recientemente su popularidad ha aumentado".

Pero a pesar de las afirmaciones anecdóticas sobre el alivio del dolor, su efectividad no se ha evaluado de forma fiable, dijo Manuel, candidato doctoral en investigación en terapia somatosensorial y autonómica del Instituto de Neurorradiología de la Escuela Medicina de Hannover en Hannover, Alemania. La REST "nunca se ha comparado con un control con placebo indistinguible", dijo.

Para evaluar el verdadero potencial de la REST, el estudio se enfocó en 99 adultos con dolor actual entre 2018 y 2020. Todos los pacientes habían estado luchando con el dolor durante al menos seis meses. Los investigadores anotaron que, por definición, el dolor crónico dura al menos tres meses, y un estimado de un 20 por ciento de los adultos experimentan este tipo de dolor en algún momento de sus vidas.

Un tercio de los pacientes fueron asignados al azar para someterse a la terapia de tanque de flotación. Otro tercio se asignó a un ambiente de tanque placebo, es decir, el mismo tanque de flotación pero con una flotabilidad del agua menor, y mucho menos control del sonido y de la luz. Al tercio restante, el grupo de control, se les indicó que continuaran con el tratamiento del control del dolor que recibían al inicio del estudio.

Los grupos de los tanques de flotación se sometieron a cinco sesiones, cada una de las cuales duraba de 60 a 90 minutos, a lo largo de casi tres semanas. El alivio del dolor se evaluó una semana tras la última sesión, además de a los tres y seis meses.

Al final, tanto el grupo de REST como el grupo del tanque placebo reportaron unas reducciones significativas a corto plazo en la intensidad del dolor y la ansiedad, y una reducción en las áreas de sus cuerpos afectados por el dolor. Pero la REST no pareció proveer una ventaja apreciable respecto al alivio del dolor crónico a largo plazo.

"No encontramos ningún efecto a largo plazo de la flotación en el dolor crónico, pero sí mejoras a corto plazo", señaló Manuel. "Estas mejoras fueron similares en el grupo del placebo, lo que sugiere que quizá no sean provocadas por la privación sensorial ni la flotación sin esfuerzo, como se pensaba antes".

"Una explicación de nuestros hallazgos podría ser que nuestros participantes mostraron unas altas expectativas respecto al tratamiento. Las expectativas altas pueden conducir a la producción de sustancias que alivian el dolor, como los opioides, en el cuerpo", añadió.

Aun así, Manuel anotó que algunos de los pacientes "experimentaron unas mejoras mucho más potentes que otros, lo que sugiere que flotar podría ser más adecuado para ciertas personas".

Y, dado el hallazgo sobre el alivio a corto plazo, sugirió que "podría ser útil combinar la flotación [REST], una intervención pasiva, con intervenciones más activas como la psicoterapia, para obtener beneficios sostenidos a largo plazo".

Pero Manuel advirtió que se necesitan unos ensayos más extensivos para establecer si ese tipo de intervención combinada funciona.

Por ahora, un cirujano de la columna, el Dr. Daniel Park, dijo que la conclusión amplia de la investigación es que "no tenemos una gran solución para las personas con dolor crónico".

"Muchas personas lo sufren, y buscan respuestas y tratamiento para su dolor", dijo Park, profesor asociado del departamento de ortopedia de la Facultad de Medicina William Beaumont de la Universidad de Oakland en Rochester, Michigan. Park no participó en el estudio.

"Pero, como médicos, muchas veces no podemos encontrar la causa principal del dolor", enfatizó Park. La cirugía puede ayudar a veces, pero en muchos casos, el dolor crónico de las personas no mejora, reconoció. Se están buscando medios menos invasivos para aliviar el sufrimiento, añadió.

Park dijo que "quizá haya un grupo pequeño de estos pacientes que se podrían beneficiar de este tipo de tratamiento [la REST]". Pero como el dolor crónico tiene muchas causas, el problema es averiguar el motivo específico del problema de dolor de un paciente, y entonces determinar si la REST podría ser una solución para esa situación en particular, añadió.

Los hallazgos se reportaron en una edición reciente de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el dolor crónico.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jorge Manuel, MSc, doctoral candidate, somatosensory and autonomic therapy research, Institute for Neuroradiology, Hannover Medical School, Hanover, Germany; Daniel Park, MD, associate professor, orthopedics, Oakland University William Beaumont School of Medicine, Rochester, Mich.; JAMA Network Open, May 14, 2021

Consumer News in Spanish