inhaler asthma
Adobe Stock

LUNES, 2 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Los adultos que sufren de asma con frecuencia deben tomar corticosteroides para desbloquear las vías respiratorias, pero los fármacos podrían tener un efecto secundario accidental: una investigación reciente muestra que el tratamiento, en particular cuando se toma en forma de pastillas, aumentaba el riesgo de que los pacientes desarrollaran obesidad.

"Los corticosteroides orales con frecuencia se administran a los pacientes con asma, en particular a los que tienen un historial largo de asma, y se encontró que los corticosteroides orales tienen un efecto directo en el desarrollo de la obesidad entre esas personas asmáticas", aseguró el investigador principal, Subhabrata Moitra, miembro postdoctoral de la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá.

Moitra anotó que los pacientes que usaban corticosteroides inhalados no tenían un mayor riesgo de obesidad.

"Con frecuencia, los corticosteroides orales se recetan de forma indiscriminada sin considerar otras alternativas", dijo. "Este es uno de los mayores motivos de que los corticosteroides orales fueran un factor de riesgo muy importante del desarrollo de la obesidad".

Los médicos tienen muchas alternativas a los corticosteroides orales para controlar el asma, lo que incluye a los corticosteroides inhalados y a los nuevos productos biológicos.

Los pacientes que saben cuáles son los desencadenantes de su asma también pueden evitarlos. Algunos desencadenantes pueden relacionarse con el trabajo o la exposición al aire contaminado o al humo del tabaco, señaló.

El equipo de Moitra utilizó datos de la Encuesta de salud respiratoria de la Comunidad Europea de 1990 a 2014, y seguimientos más o menos cada 10 años de más de 8,700 personas, y encontró que alrededor de un 15 por ciento de las que no tenían asma desarrollaron obesidad, en comparación con casi un 17 por ciento de las que tenían asma. Tras tomar en cuenta factores como la edad y el tabaquismo, los que tenían asma presentaban un riesgo un 21 por ciento más alto de obesidad que los que no tenían asma, encontraron los investigadores.

Las personas que habían sufrido de asma durante el mayor tiempo tenían un riesgo un 32 por ciento más alto de desarrollar obesidad que los que habían tenido asma durante el periodo más corto. Entre las personas que usaban corticosteroides, el riesgo de obesidad fue un 99 por ciento más alto cuando se comparó con los que no usaban estos medicamentos. Los riesgos fueron similares en ambos sexos, encontraron los investigadores.

Una vez alguien desarrolla obesidad, dejar los corticosteroides orales no resulta en la pérdida de peso de forma automática. Además, la obesidad hace que controlar el asma sea más difícil, advirtió Moitra.

"Incluso si deja de tomar esteroides pero no cambia su estilo de vida, o realiza actividad física o cambia su dieta, no pienso que tenga un impacto en la obesidad", aclaró. "La obesidad exacerba más al asma, y entonces se necesita un esteroide o más medicamentos para controlar sus síntomas. Es en realidad un bucle de retroalimentación".

El informe se publicó en la edición en línea del 27 de abril de la revista Thorax.

Una experta no piensa que los corticosteroides expliquen del todo por qué los adultos con asma son más propensos a la obesidad.

"La asociación entre la obesidad y el asma está bien establecida, en cuanto a que la obesidad no solo aumenta el riesgo de desarrollar asma, sino que también aumenta la gravedad, hace que el asma sea más difícil de controlar, y reduce la efectividad de los medicamentos estándar", advirtió la Dra. Sherry Farzan, médica de alergias e inmunología de Northwell Health en Great Neck, Nueva York.

Aun así, es bien sabido que los corticosteroides orales son un desencadenante del aumento de peso, sobre todo con el uso crónico, añadió. El rol de los corticosteroides orales en la obesidad observado en este estudio es comprensible, pero no explica el efecto del todo, porque los pacientes que no tomaban estos fármacos también tenían un mayor riesgo de obesidad, anotó Farzan.

"El uso de los corticosteroides orales y la duración del asma podrían ser factores de confusión que indican la gravedad subyacente del asma como el factor primario asociado con la incidencia de la obesidad", planteó.

Pero el estudio resalta la importancia de un uso cuidadoso de los corticosteroides orales en los asmáticos, porque podrían ser la única variable controlable que contribuye a la obesidad, comentó Farzan.

"Quizá sea en beneficio de nuestros pacientes limitar el uso de los corticosteroides orales a los casos en que sea absolutamente necesario", añadió. "Realizar más investigación sobre los mecanismos subyacentes de la relación entre la obesidad y el asma es esencial para identificar los tratamientos óptimos para nuestros pacientes".

Más información

Aprenda más sobre el asma y la obesidad en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Subhabrata Moitra, PhD, postdoctoral fellow, University of Alberta, Edmonton, Canada; Sherry Farzan, MD, allergy and immunology physician, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; Thorax, April 27, 2022, online

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ