El misterio de los casos de hepatitis en niños se ahonda y la investigación de los CDC continúa

hospital child hepatitis
Adobe Stock

VIERNES, 20 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Continúan creciendo las evidencias de que una cepa específica del adenovirus podría estar implicada en una oleada de niños estadounidenses que han desarrollado una hepatitis aguda de origen desconocido, comentaron el viernes los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Se están acumulando evidencias de que el adenovirus tiene un rol, en particular el adenovirus 41", comentó el viernes durante una conferencia de prensa el Dr. Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC. "Pienso que debemos enfocar la investigación en el rol exacto que tiene". Los adenovirus son una forma común de virus que pueden provocar muchas cosas, desde resfriado y bronquitis hasta conjuntivitis, según los CDC.

El jueves se reportó otra muerte relacionada con la hepatitis pediátrica en EE. UU., dijo Butler, lo que lleva el conteo nacional de muertes a seis.

Pero los investigadores todavía se esfuerzan por determinar si ha habido un aumento real en los casos de hepatitis pediátrica en Estados Unidos, o si las autoridades de salud pública simplemente se han topado con un patrón existente que se ha visto revelado gracias a las mejoras en la detección.

"Hasta ahora, no hemos podido documentar un aumento real en el número total de casos de hepatitis pediátrica", enfatizó Butler.

"Por ejemplo, observamos las visitas específicas al departamento de emergencias por la hepatitis pediátrica, además de los trasplantes de hígado en los niños de todo el país", añadió Butler. "Actualmente, esas cifras son estables".

A principios de semana, los CDC anunciaron que se habían identificado 180 casos de hepatitis pediátrica en 36 estados en los últimos siete meses, un aumento respecto a un conteo anterior de 71 casos dos semanas antes.

Pero los CDC han enfatizado que muchos de los casos domésticos recién contados son "retrospectivos", lo que significa que ahora se están contando casos que sucedieron incluso ya en octubre de 2021.

"De los casos en conjunto, [solo] un 7 por ciento han ocurrido en las dos últimas semanas", anotó Butler. "La inmensa mayoría pasaron mucho antes en el curso de la investigación. Si observamos el gráfico de los casos según la fecha de inicio, es relativamente plano".

No ha habido muertes registradas desde febrero hasta la de esta semana, según la agencia. Alrededor de un 9 por ciento de los casos fueron tan graves que requirieron trasplantes de hígado.

Muchos de los casos de hepatitis pediátrica se han asociado con el adenovirus tipo 41, que en general provoca diarrea, vómitos y fiebre en los niños, y que a veces es acompañado por síntomas respiratorios, según los CDC. No se ha identificado antes como una causa de hepatitis en niños por lo demás sanos.

La secuenciación genética ha mostrado que múltiples cepas virales del adenovirus 41 han estado implicadas en los casos de hepatitis, lo que parece descartar una posibilidad temprana de que una sola cepa mutada del virus pudiera ser responsable, apuntó Butler.

Los investigadores de los CDC también mantienen abierta la posibilidad de que las infecciones con la COVID pudieran estar contribuyendo a los casos de hepatitis, dijo Butler.

Los investigadores están realizando pruebas de anticuerpos para determinar si algunos de los niños afligidos habían tenido una infección anterior con la COVID, y si alguno había desarrollado una grave afección conocida como síndrome inflamatorio multisistémico como resultado de su infección con la COVID, aclaró Butler.

Un nuevo estudio, de la Escuela de Medicina de Case Western Reserve, en Cleveland, encontró que los niños que se habían infectado antes con la COVID tenían, de hecho, de dos a tres veces más probabilidades de tener unos resultados fuera de rango en las pruebas de la función hepática. De hecho, los resultados de las pruebas eran de más del doble respecto al umbral superior para los niños sanos, lo que sugiere una función hepática afectada.

Pero ya se sabía que los niños con infecciones con la COVID a veces tienen elevaciones en las pruebas de la función hepática, comentó Butler.

"Una de las cosas difíciles de determinar es qué proporción de la elevación en la prueba de la función hepática es específica de la infección con el coronavirus del SARS, en contraposición con una enfermedad grave", planteó Butler. "No es raro que haya cierta elevación en las pruebas de la función hepática, e incluso elevaciones en la bilirrubina [un marcador de la función hepática] entre los niños que están enfermos de gravedad en la unidad de cuidados intensivos".

Se han reportado ciento de casos de hepatitis pediátrica más en países de todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

"Es inusual porque está ocurriendo en niños normales y sanos que no tienen una afección subyacente", comentó la Dra. Tina Tan, médica de enfermedades infecciosas del Hospital Pediátrico Ann & Robert H. Lurie de Chicago. "Nadie sabe la causa real, y lo que hace que sea más terrorífico es que estos niños desarrolla una hepatitis muy grave".

Tan recomienda que los padres vigilen de cerca a los niños con síntomas de resfriado y gripe, y que si desarrollan ictericia los lleven a emergencias.

"Si notan que sus hijos tienen un dolor abdominal intenso, o que el blanco de los ojos se está poniendo un poco amarillo o que el color de la piel es un poco amarillo, de verdad deben buscar atención médica de inmediato para que se puedan hacer análisis de hepatitis al niño", añadió Tan.

Otros síntomas potenciales de hepatitis incluyen vómitos, orina oscura y heces de color claro, apuntó Butler.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los casos de hepatitis pediátrica sin causas conocidas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Media briefing, May 20, 2022, with Jay Butler, MD, deputy director for infectious diseases, U.S. Centers for Disease Control and Prevention

Consumer News in Spanish