See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Biden fija una nueva meta: haber vacunado al 70 por ciento de los estadounidenses el 4 de julio

Biden fija una nueva meta: haber vacunado al 70 por ciento de los estadounidenses el 4 de julio

MIÉRCOLES, 5 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Mientras el ritmo de vacunación contra el coronavirus comienza a ralentizarse en Estados Unidos, el Presidente Joe Biden fijó el martes una nueva meta: haber administrado al menos una dosis a un 70 por ciento de los adultos estadounidenses el 4 de julio, al mismo tiempo que intenta convencer a las personas dudosas de que se inoculen.

Algunos estados están dejando más de la mitad de las dosis de vacunas sin solicitar, de forma que Biden también anunció que su administración reasignará las dosis de los estados con menos necesidad a los estados que tienen una mayor demanda de vacunas, reportó Associated Press. También pidió a los estados que hagan que las vacunas estén disponibles sin cita previa, y le dirá a las farmacias que hagan lo mismo.

"Hay que vacunarse", enfatizó Biden el martes desde la Casa Blanca. "Aunque su riesgo de desarrollar una enfermedad grave sea bajo, ¿por qué arriesgarse? Podría salvar su vida, o las vidas de sus seres queridos".

El Dr. Eric Topol, profesor de medicina molecular de Scripps Research en California, declaró al The New York Times que se sentía "encantado" por el anuncio. Había presionado para que los límites de asignación de vacunas fueran menos estrictos el mes pasado, cuando Michigan estaba luchando contra un aumento en el virus y no podía obtener las dosis adicionales de vacunas que necesitaba con desesperación.

La nueva flexibilidad del gobierno federal permitirá que más estados respondan rápidamente cuando observen "que las temperaturas aumentan en el mapa de calor del país", dijo Topol al Times.

Hasta ahora, más de un 56 por ciento de los estadounidenses adultos han recibido al menos una dosis de una vacuna contra la COVID-19, y más de 106 millones ya están vacunados del todo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Estados Unidos administra ahora las primeras dosis a un ritmo de unas 965,000 al día, la mitad de la tasa respecto a hace tres semanas, pero casi el doble de rápido que lo que se necesita para cumplir el nuevo objetivo de Biden, reportó AP.

"Me gustaría llevarlo al 100 por ciento, pero realistamente creo que podemos llegar a ese lugar entre ahora y el 4 de julio", comentó Biden sobre su nueva meta.

Su administración se dirigirá a tres áreas en su intento por acelerar el ritmo de las vacunaciones:

  • Los adultos que necesitan una mayor persuasión para aceptar la vacuna.
  • Los que han tenido problemas o no tienen prisa por vacunarse.
  • Los adolescentes de 12 a 15 años, una vez las autoridades federales aprueben la vacunación en ese grupo de edad.

La iniciativa de Biden surge mientras su administración ha cambiado de fijar una meta para la "inmunidad grupal" a administrar la mayor cantidad de vacunas posible. Con ese fin, el foco del gobierno es expandir las clínicas de vacunación más pequeñas y móviles para administrar dosis en las comunidades más difíciles de alcanzar. También está gastando cientos de millones en campañas de educación y en la creación de un mayor acceso a las vacunas a través de organizaciones comunitarias que puedan ayudar a llevar a las personas a las clínicas, según AP.

Adelantándose a la autorización que se prevé que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. conceda a la vacuna de Pfizer para los niños de 12 a 15 años, la Casa Blanca también está desarrollando planes para acelerar las vacunaciones en ese grupo de edad. Biden instó a los estados a haber administrado al menos una dosis a sus adolescentes el 4 de julio, y a entregar dosis a los consultorios de los pediatras y otros lugares de confianza, con el objetivo de vacunar del todo a la mayor cantidad posible de jóvenes antes del próximo año escolar, según AP.

Aunque, en privado, los funcionario de la Casa Blanca reconocieron que es un desafío difícil, el martes Biden sonaba optimista.

"La luz al final del túnel en realidad brilla cada vez más", aseguró Biden.

La FDA se prepara para aprobar la vacuna de Pfizer para personas de a partir de 12 años

La FDA planifica ampliar el uso de emergencia de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer la próxima semana, para que los niños de incluso apenas 12 años se puedan inmunizar.

Después de que el ensayo de Pfizer con adolescentes mostrara que la vacuna funcionaba igual de bien en los adolescentes que en los adultos, la FDA comenzó a prepararse para añadir una enmienda que cubra a ese grupo de edad en la autorización de uso de emergencia de la vacuna, según el Times. Unos funcionarios federales que estaban familiarizados con los planes de la agencia, pero que no tenían la autorización para hablar en público, ofrecieron la información, señaló el Times.

Los expertos médicos se alegraron de la noticia, y dijeron que era un importante paso hacia adelante en la campaña de vacunación de EE. UU.

Vacunar a los niños es clave para aumentar el nivel de inmunidad de la población, aseguraron los expertos al Times, y podría suponer un alivio para los administradores escolares, los padres y los maestros si millones de estudiantes se hacen elegibles para las vacunaciones antes de que las escuelas abran en septiembre.

El Dr. Ashish Jha, decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Brown, y padre de dos hijas adolescentes, dijo que la aprobación sería un gran momento para familias como la suya.

"Acaba con todas las preocupaciones sobre que los estudiantes de secundaria puedan tener un otoño bastante normal", declaró al Times. "Es magnífico para ellos, es magnífico para las escuelas, para las familias que tienen hijos en ese rango de edad".

Aun así, mientras la demanda de vacunas se reduce entre los estadounidenses adultos (y mientras gran parte del mundo clama los excedentes de las vacunas fabricadas en EE. UU.), algunos expertos han dicho que Estados Unidos debe donar las vacunas excedentes a India y a otros países que han tenido brotes graves.

"Desde una perspectiva ética, no deberíamos priorizar a personas como ellos [los adolescentes] antes que a las personas en países como India", dijo al Times la Dra. Rupali Limaye, una investigadora de la Universidad de Johns Hopkins que estudia el uso de las vacunas.

Pero Jha aseguró que Estados Unidos cuenta ahora con suficientes suministros de vacunas para administrar las vacunas a los estadounidenses jóvenes y ayudar al resto del mundo. Más de 105 millones de adultos de Estados Unidos se han vacunado del todo, pero un 44 por ciento de los adultos estadounidenses todavía no han recibido ni una dosis.

Aunque la mayoría de los adolescentes parecen librarse de una COVID-19 grave, el Dr. Anthony Fauci, el principal asesor sobre la COVID-19 de la administración de Biden, enfatizó la importancia de ampliar los esfuerzos de vacunación para incluirlos a ellos y a niños incluso más pequeños.

La inmunidad grupal podría ser una meta elusiva

Aunque más de la mitad de los adultos estadounidenses han recibido al menos una dosis de una vacuna contra el coronavirus, muchos científicos y expertos en salud pública creen ahora que no se puede alcanzar la inmunidad grupal en un futuro previsible.

Más bien, es probable que el virus se convierta en una amenaza manejable que circulará en Estados Unidos durante los próximos años, provocando hospitalizaciones y muertes, pero a unos niveles mucho más bajos, reportó el Times.

Qué tanto más bajos depende en gran medida de cuántas personas se vacunan y cómo evoluciona el coronavirus. El virus está cambiando con rapidez, las nuevas variantes se propagan con facilidad, y la vacunación se está moviendo con demasiada lentitud para alcanzar la inmunidad grupal con la rapidez que algunos expertos habían esperado.

"Es porco probable que el virus desaparezca", declaró al Times Rustom Antia, un biólogo evolutivo de la Universidad de Emory, en Atlanta. "Pero debemos hacer todo lo que podamos para asegurar que sea probable que se convierta en una infección leve".

El esfuerzo por alcanzar la inmunidad grupal convenció a muchos estadounidenses de que vacunarse valía la pena, y los escépticos ante las vacunas podrían usar estas ideas más recientes de los expertos de salud pública para evitar vacunarse, anotó el Times. Pero la vacunación sigue siendo clave para convertir el virus en una amenaza que se pueda controlar, aseguraron los expertos.

Fauci reconoció el cambio en la forma de pensar.

"Las personas se estaban confundiendo y pensaban que las infecciones nunca se reducirían hasta que se alcanzara ese nivel mítico de la inmunidad grupal, cualquiera que sea esa cifra", dijo al Times. "Por eso dejamos de usar la inmunidad grupal en el sentido clásico. Estoy proponiendo que se olviden de eso durante un segundo. Si se vacunan suficientes personas, las infecciones se reducirán".

Al principio, se estimó que la inmunidad grupal era de alrededor de un 60 a un 70 por ciento de la población. La mayoría de los expertos, incluso Fauci, pensaban que Estados Unidos podría alcanzar ese umbral cuando hubiera otras vacunas disponibles.

Pero a medida que la distribución de las vacunas alcanzó un buen ritmo, el umbral objetivo aumentó, sobro todo debido a la aparición de unas variantes más contagiosas del virus. La variante predominante que circula ahora en Estados Unidos, llamada B.1.1.7, que se detectó inicialmente en Reino Unido, es más o menos un 60 por ciento más transmisible.

Ahora, los expertos estiman que el umbral para la inmunidad grupal es de al menos un 80 por ciento. Si se desarrollan unas variantes incluso más contagiosas, o si los científicos encuentran que las personas inmunizadas pueden seguir transmitiendo el virus, el estimado de umbral aumentará de nuevo, reportó el Times.

"Ahora, lo que deseamos hacer es al menos llegar a un punto en que haya unos brotes esporádicos y pequeños", señaló al Times Carl Bergstrom, biólogo evolutivo de la Universidad de Washington, en Seattle. "Sería un objetivo muy razonable en este país, donde tenemos unas excelentes vacunas y la capacidad de administrarlas".

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. se acercaba a los 32.5 millones, mientras que el número de muertes superó a las 578,500, según los cálculos de la Universidad de Johns Hopkins En todo el mundo, el miércoles se habían reportado casi 154.4 millones de casos, y más de 3.2 millones de personas han fallecido de COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Associated Press; The New York Times

Consumer News in Spanish