¿Verrugas? ¿Lunares? Los productos que prometen tratarlos pueden de verdad hacer daño

skin moles
Adobe Stock

LUNES, 20 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Quizá parezca tentador quitarse un lunar o una verruga que no le guste con un producto que promete hacer que desaparezcan rápidamente.

No lo haga, aconsejan los expertos.

Tanto los dermatólogos como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. advierten sobre los peligros de utilizar productos no regulados para eliminar usted mismo los lunares, las verrugas y otro tipo de protuberancias llamadas queratosis seborreicas.

Hacerlo no solo podría provocar cicatrices e infección, sino que también puede enmascarar un cáncer de piel y hacer que para los médicos identificarlo y tratarlo con rapidez resulte más difícil.

"Hay varios motivos por los cuales los pacientes deben evitar intentar tratar los lunares en casa. Y este es sin duda el más preocupante... que los pacientes con cáncer con frecuencia confunden al cáncer de piel con unos lunares benignos", comentó el Dr. Chad Prather, un dermatólogo certificado por la junta de Baton Rouge, Luisiana. "Es común que atendamos a pacientes que tienen un cáncer de piel. Se ha diagnosticado, pero su proceso inicial fue intentar tratarlo en casa con medios físicos, o, a veces, con estos productos de venta libre".

Esto puede enturbiar el diagnóstico de unos cánceres de piel muy graves, como el melanoma, enfatizó Prather.

La FDA publicó un aviso a principios de mes en que advierte que no hay un medicamento aprobado, con receta ni de venta libre, para tratar los lunares, las verrugas o la queratosis seborreica. Los productos que se venden con este fin (como los ungüentos, los geles, las barras y los líquidos) podrían contener unas concentraciones altas de ácido salicílico y otros ingredientes nocivos, advirtió la FDA.

La agencia ha recibido informes sobre personas que han desarrollado lesiones permanentes en la piel, anotó en un comunicado de prensa.

Simplemente afirmar que algo es "orgánico", "natural", "herbal" u "homeopático" no significa que sea seguro, según la FDA.

Una biopsia puede proveer información sobre la profundidad y extensión de un lunar pigmentado que se diagnostica como un melanoma, apuntó Prather. El tamaño ayuda a orientar el tratamiento.

"Juzgamos qué tan malo es un melanoma por su profundidad. Y de verdad necesitamos esa biopsia inicial para saber la profundidad real, de forma que podamos elegir el método de tratamiento más adecuado, ya sea cirugía o evaluar los ganglios linfáticos o seguir con una inmunoterapia", comentó Prather.

Los productos que contienen ácidos pueden ser cáusticos para la piel, y en general no se usan en los consultorios de dermatología, donde hay tantas otras opciones de tratamiento, aseguró el Dr. Cameron Rokhsar, profesor asociado de dermatología del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"He visto úlceras que no se curan, que han tardado meses en sanar, y entonces cicatrices permanentes o cambios en la pigmentación de la piel por su causa", lamentó Rokhsar. "Las personas no tienen la experiencia médica para distinguir entre unas verrugas y unos lunares benignos y otras cosas peligrosas. Y podrían estar untándose estas cosas en algo que en realidad debería ver un médico".

El tratamiento o la eliminación depende del diagnóstico.

Un médico podría entumecer y cortar una simple verruga, y acabar aplicando fármacos para frenar el sangrado, todo esto de una forma estéril para minimizar el riesgo de infección y cicatrices. La queratosis seborreica se puede eliminar con una cuchilla, congelarse o cauterizarse, si es pequeña. A veces incluso se usa un láser.

"Tenemos muchas modalidades de tratamiento a nuestra disposición, que son obviamente seguras y de eficacia médica probada con el tiempo", aseguró Rokhsar. "Tenemos unas modalidades mucho mejores que el ácido".

Eliminar o no algo benigno es decisión del individuo.

Un dermatólogo certificado por la junta puede ofrecerle a alguien un diagnóstico adecuado, y aconsejarle el método adecuado para eliminar una lesión si a la persona no le gusta la apariencia o le molesta.

"Con frecuencia, las compañías de seguro lo pagan de cualquier forma si algo crece o se irrita. Son problemas cubiertos", anotó Rokhsar.

Cualquier nueva protuberancia que dure más de tres o cuatro semanas debería ser evaluada por un dermatólogo, apuntó Prather. Las señales de advertencia que ameritarían una visita al dermatólogo incluyen la descamación, un aspecto nacarado o brillante en la lesión, y un cambio en la pigmentación o color.

"Recomendamos una evaluación una vez al año si el paciente no tiene un historial de cáncer o antecedentes familiares de cáncer. Entre los pacientes que tienen [un historial de] cáncer de piel, que es el cáncer más común, uno de cada cinco pacientes tendrá algo de cáncer de piel a lo largo de su vida. Esos pacientes se evalúan con un poco más de frecuencia. Con frecuencia, cada tres a seis meses", añadió Prather.

Si alguien ha utilizado uno de estos productos y tiene un efecto adverso, puede usar el Programa de Información sobre la Seguridad y de Informes sobre Eventos Adversos MedWatch de la FDA, completar y enviar un formulario en línea, o llamar a la FDA al 1-800-332-1088.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de piel.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Cameron Rokhsar, MD, dermatologist and laser surgeon, New York Cosmetic, Skin and Laser Surgery Center, and associate professor, dermatology, Mount Sinai Hospital, New York City; Chad Prather, MD, dermatologist, Sanova Dermatology, Baton Rouge, La.; U.S. Food and Drug Administration, news release, June 9, 2022

Consumer News in Spanish