See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las muertes por COVID se reducen a nuevos mínimos en EE. UU., y las tasas de vacunación aumentan

adult getting vaccinated

MARTES, 22 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Estados Unidos alcanzó el lunes dos nuevos y promisorios hitos en la pandemia: las tasas de mortalidad por la COVID-19 cayeron por debajo de las 300 al día, y 150 millones de estadounidenses ya están vacunados del todo.

La COVID-19 fue la tercera causa principal de muerte en EE. UU. en 2020, solo por detrás de la enfermedad cardiaca y el cáncer, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Pero, a medida que la pandemia pierde terreno en el país, ha bajado de posición en la lista de las principales causas de muerte, reportó Associated Press.

Los datos de los CDC sugieren que, ahora, más estadounidenses mueren de accidentes, enfermedades respiratorias inferiores crónicas, accidentes cerebrovasculares o enfermedad de Alzheimer que de COVID-19, según el servicio noticioso.

Las estadísticas deberían mejorar incluso más a medida que las tasas de vacunación continúen en aumento. Alrededor de un 45 por ciento de la población de EE. UU. ya se ha vacunado del todo, según los CDC, mientras que un 53 por ciento de los estadounidenses han recibido al menos una dosis de una vacuna. Pero la demanda de vacunas de EE. UU. se ha desplomado en las últimas emanas.

La Dra. Ana Diez Roux, decana de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Drexel, en Filadelfia, declaró a AP que las tasas decrecientes de infecciones y muertes se deberían celebrar. Pero advirtió que el virus todavía puede propagarse y mutar, dadas las tasas bajas de vacunación en algunos estados, entre ellos Mississippi, Luisiana, Alabama, Wyoming e Idaho.

"Hasta ahora, parece que las vacunas que tenemos son efectivas contra las variantes que están en circulación", dijo Diez Roux a AP. "Pero mientras más tiempo pase el virus saltando de una persona a otra, más tiempo hay para que se desarrollen variantes, y algunas de ellas podrían ser más peligrosas".

Pero a mucho estados les está yendo bien. En Nueva York, que quedó paralizado por el coronavirus en la primavera de 2020, el gobernador Andrew Cuomo tuiteó el lunes que el estado había tenido 10 nuevas muertes. En el pico del brote en Nueva York, casi 800 personas morían cada día por el coronavirus, señaló AP.

Al contrario, Missouri lidera al país en casos per cápita de COVID-19, y es el cuarto estado después de California, Florida y Texas en el número de casos nuevos al día durante la semana anterior, a pesar de su población, que es significativamente más pequeña, reportó AP. Las hospitalizaciones por la COVID-19 en la parte suroeste de Missouri han aumentado en un 72 por ciento desde principios de mes.

Es probable que el otoño traiga nuevas olas de infección, pero se concentrarán en los lugares con unas tasas bajas de vacunación, apuntó a AP Amber D'Souza, profesora de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins.

Por otro lado, debido a las dificultades regulatorias y otros factores, se prevé que Estados Unidos se quede corto en su compromiso de haber compartido 80 millones de dosis de vacunas con el resto del mundo a finales de junio, declararon el lunes funcionarios de la Casa Blanca.

En realidad se han enviado apenas 10 millones de dosis, entre ellas 2.5 millones de dosis que se entregaron a Taiwán durante el fin de semana, y alrededor de 1 millón de dosis que se entregaron a México, Canadá y Corea del Sur a principios de mes, según el Washington Post.

"Lo que encontramos que el mayor problema en realidad no son los suministros (tenemos bastantes dosis para compartir con el mundo), sino el hercúleo desafío logístico", dijo el lunes durante una conferencia de prensa Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

A principios de mes, Biden anunció que además de los 80 millones, Estados Unidos compraría 500 millones de dosis de Pfizer para donarlas en todo el mundo a lo largo del próximo año, y que se prevén las primeras entregas en agosto.

Unas tasas de vacunación más bajas entre los adultos mayores podrían provocar nuevos casos

Los expertos en salud de EE. UU. advierten que hay una bomba de tiempo en 11 estados, donde un 20 por ciento o más de los adultos mayores todavía no han recibido una vacuna contra la COVID-19.

Los estadounidenses de a partir de 65 años recibieron la prioridad para la vacunación, porque son mucho más vulnerables a la enfermedad grave y la muerte por el virus que las personas más jóvenes. Por consiguiente, este grupo de edad tiene la tasa de vacunación más alta. Un 87 por ciento han recibido al menos una dosis, en comparación con un 60 por ciento de las personas de 18 a 64 años y un 31 por ciento de las de 12 a 17, muestran los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Pero en los 11 estados donde las tasas de vacunación de los adultos mayores son más bajas, los que no han recibido una vacuna representan un riesgo de salud pública, a medida que se eliminan las restricciones de distanciamiento social.

La mayoría de los 11 estados están en el Sur: Alabama, Arkansas, Luisiana, Mississippi, Carolina del Norte y Tennessee, señaló el The New York Times. Georgia, Idaho y Missouri están en el umbral de un 20 por ciento. En Virginia Occidental y Wyoming, más de un 20 por ciento de las personas de a partir de 65 años no tienen una dosis.

"El 20 por ciento concuerda bastante bien con un grupo de personas, sobre todo en el Sur, que afirman que no se vacunarán de ninguna manera", declaró al Times el Dr. Michael Saag, decano asociado de salud global de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

"Convencerlas de que es por su propio bien es difícil", anotó Saag. "En el estado de Alabama y otros estados sureños, no se trata de una falta de esfuerzo o recursos. Se trata de que la población se resiste a recibir el mensaje".

Las personas mayores se han sentido más amenazadas por el coronavirus, aseguran los expertos, de forma que han estado entre los más receptivos a las vacunas. Después de que los grupos de mayor edad recibieran prioridad cuando se autorizaron las primeras vacunas para su uso de emergencia en diciembre, la proporción de los que fallecían comenzó a reducirse de inmediato, reportó el Times.

Ahora, los que tienen a partir de 50 años conforman la mayor parte de las muertes por la COVID-19, y el virus continúa acabando con las vidas de cientos de personas cada día. Las tasas de mortalidad siguen siendo altas en los lugares del país con unas tasas bajas de vacunación, señaló el Times, y a los expertos les preocupa que estas regiones puedan enfrentarse a un repunte en los casos de coronavirus en verano.

"Al final del día, todas las epidemias son locales, y la transmisión es de persona a persona", dijo Saag al Times. "Habrá focos de transmisión si alguien se infecta y hay personas a su alrededor que no se han vacunado. No es una clase introductoria de epidemiología, es sentido común".

El año pasado, un repunte de verano duró hasta septiembre en el Sur. Este año, muchas personas están vacunadas y también hay una inmunidad residual de los que ya han tenido COVID-19, apuntó Saag.

Pero la eliminación de las ordenanzas sobre las máscaras llega en un momento en que la variante Delta, que es altamente infecciosa, se propaga, anotó. Esta semana, las autoridades de salud de EE. UU. clasificaron a la variante, que se detectó inicialmente en India, como una "variante preocupante", dando la alarma porque se propaga con rapidez y podría provocar una enfermedad más grave en las personas sin vacunar.

"Estamos sentados en un polvorín", advirtió Saag.

Una encuesta de la Kaiser Family Foundation encontró el mes pasado que un 10 por ciento de los adultos mayores sin vacunar dijeron que "sin duda alguna no" se vacunarían contra el coronavirus. Sin embargo, la misma encuesta mostró señales de que algunas personas renuentes se han visto persuadidas: alrededor de un tercio de los que habían planificado "esperar a ver qué pasaba" con las vacunas afirman ahora que están planificando vacunarse, reportó el Times.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press; Washington Post; The New York Times

Consumer News in Spanish