Unos minúsculos ácaros se alimentan de su piel, ¿pero hasta cuándo?

mite on skin
Demodex folliculorum mite on skin Image: University of Reading

MIÉRCOLES, 22 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Es una estadística sorprendente: todo el mundo tiene millones de minúsculos ácaros que viven y se reproducen en su piel.

Pero no hay que preocuparse: los ácaros cutáneos Demodex folliculorum podrían en realidad ayudar a mantener sus poros limpios y su piel sana, enfatizó Alejandra Perotti, profesora asociada de biología de los invertebrados de la Universidad de Reading, en Reino Unido.

Sin embargo, la investigación reciente de su equipo sugiere que los útiles ácaros podrían estar a punto de la extinción.

El primer estudio de secuenciación del genoma de los ácarosDemodex ha revelado que su existencia aislada ha hecho que desechen tantos genes y células que no necesitan que ahora dependen del todo de los humanos para su existencia, apuntó Perotti.

"Es probable que los perdamos dentro de varias generaciones humanas", anotó Perotti.

Los investigadores afirman que si sobreviven, será debido a que hagan la transición de parásitos externos a simbiontes internos, es decir, organismos que sobreviven por completo de sus anfitriones, que en esencia se funden con ellos. Las bacterias intestinales son un ejemplo de un simbionte humano.

Estos ácaros miden alrededor de 1/64 de una pulgada (más o menos 0.4 milímetros), y se encuentran en los folículos pilosos de la cara y las pestañas, señalaron los investigadores en las notas de respaldo. Se necesitarían varios de ellos para cubrir la cabeza de un alfiler.

La mayoría de estos ácaros tienen un ciclo vital de alrededor de dos semanas, y llevan una existencia nocturna durante la cual eclosionan, migran, se alimentan y se reproducen antes de morir, apuntan los expertos.

"Durante el día [están] dentro de los poros", dijo Perotti. "Cuando nosotros estamos despiertos, ellos están durmiendo. Cuando nosotros estamos durmiendo, ellos están despiertos".

Más de un 90 por ciento de los humanos portan estos ácaros en la cara, y los ácaros en general mantienen una coexistencia pacífica con los humanos, anotó.

Usted heredó sus ácaros cutáneos de su madre, y las nuevas madres los transmiten a sus hijos, explicó Perotti. La densidad de ácaros en la piel llega a su punto máximo en las veintena y la treintena, cuando la piel en general es más grasienta.

Mantener los poros limpios

"Se encuentran en todas las personas con piel sana. Son útiles porque mantienen la salud de los poros de la piel", dijo Perotti.

Los ácaros Demodex solo provocan problemas de la piel en casos raros en personas que tienen inmunosupresión o que sufren de otras afecciones de la piel. El sistema inmunitario debilitado permite a los ácaros multiplicarse de manera descontrolada, y las grandes poblaciones de ácaros producen irritación de la piel.

Para aprender más sobre estos minúsculos pasajeros del cuerpo, Perotti y sus colegas examinaron a cientos de ácaros Demodex recolectados de la frente y la nariz de una sola persona, con la ayuda de un extractor de puntos negros.

Los ácaros se observaron bajo el microscopio para asegurar que fueran Demodex, y entonces se limpiaron y prepararon para el análisis de ADN.

Los investigadores encontraron que, como los ácaros llevan una existencia aislada, han evolucionado hasta convertirse en organismos increíblemente simples. Por ejemplo, sus ocho minúsculas piernas funcionan con apenas tres únicas células musculares.

La reducción genética evolutiva también explica por qué son nocturnos, anotaron los investigadores. Carecen de la protección contra los rayos UV de la luz solar, y han perdido el gen que hace que la luz del día despierte a los animales. Tampoco pueden producir melatonina, un compuesto bioquímico que promueve la actividad nocturna en los invertebrados pequeños, pero que hace que los mamíferos y los humanos se duerman.

Por suerte para ellos, tienen la melatonina de las personas como combustible para sus actividades nocturnas.

"Dependen más de nosotros que nosotros de ellos", aclaró Perotti. "Por ejemplo, toman la melatonina que necesitan de su anfitrión. Secretamos muchísima melatonina al atardecer, lo que hace que nos durmamos, y los ácaros usan la nuestra porque ya no pueden producirla".

El nuevo estudio también encontró que los ácaros Demodex tienen mala fama respecto a los problemas cutáneos.

En una investigación anterior se pensó que los ácaros carecen de ano, y que, dado esto, acumulan las heces durante su ciclo vital de dos semanas. La suposición era que los ácaros expulsaban toda una vida de heces acumuladas al morir, lo que provoca inflamación en la piel.

Pero este nuevo estudio descubrió que los ácaros Demodex de hecho tiene anos, y que por tanto se les ha culpado injustamente por los problemas de la piel.

¿Programados para la extinción?

Los hallazgos se publicaron en la edición del 21 de junio de la revista Molecular Biology and Evolution.

Ya sea que considere a los Demodex como asquerosos o listos, quizá los pequeños ácaros no estarán presentes durante mucho tiempo más, concluyeron los investigadores. Como han evolucionado para depender tanto de los humanos y carecen de exposición a parejas potenciales de otros anfitriones, los ácaros parecen estar de camino hacia una potencial extinción.

Perotti no piensa que perder a los ácaros necesariamente tenga un impacto en la salud humana, pero de cualquier forma la idea no la hace feliz.

"Es probable que podamos sobrevivir sin ellos", planteó Perotti. "Pero no estoy segura. Me gustaría conservarlos. Mantienen a la piel sana, y por eso me gustaría que los conserváramos".

Un experto en la piel, el Dr. Christopher Bunick, quizá no esté de acuerdo con que los Demodex son del todo benignos.

"Una de las enfermedades dermatológicas más comunes es la rosácea, y hace mucho que la rosácea se ha vinculado con tener una respuesta inmunitaria robusta a los Demodex", observó Bunick, profesor asociado de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

Bunick estimó que entre un 3 y un 10 por ciento de las personas tienen una rosácea potencialmente vinculada con los ácaros cutáneos.

"La idea de que nunca provocan problema no es cierta. Pueden provocar muchísimos problemas para las personas, en términos de su piel", advirtió Bunick.

Entonces, la idea de que los ácaros Demodex pudieran extinguirse o hacerse más simbióticos con los humanos no es mala para Bunick.

"Con el tiempo, el cuerpo humano podría aprender a aceptar más al Demodex, de forma que en el subgrupo de personas que tienden a desarrollar una inflamación en respuesta al Demodex, quizá esta reacción siga disminuyendo a medida que el Demodex continúe bajo cualquier presión selectiva para hacerse más simbiótico", añadió Bunick. "Estos datos sugieren que Demodex se hará menos problemático respecto a provocar la rosácea y otras enfermedades".

Más información

La Clínica Cleveland ofrece más información sobre los ácaros Demodex.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Alejandra Perotti, PhD, associate professor, invertebrate biology, University of Reading, United Kingdom; Christopher Bunick, MD, associate professor, dermatology, Yale School of Medicine, New Haven, Conn.; Molecular Biology and Evolution, June 21, 2022

Products