See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

A medida que las normas sobre la COVID se relajan, los resfriados comunes repuntan por todo EE. UU.

a man sneezing

VIERNES, 25 de junio de 2021 (HealthDay News) -- El marido de Ravina Kullar, una experta en enfermedades infecciosas, está resfriado. Y su cuñada también.

Por otro lado, las salas de espera de la Clínica Cleveland se están llenando con mucho más frecuencia de personas con tos, estornudos y moqueo, señaló una médica de medicina de familia, la Dra. Neha Vyas.

Estas personas forman parte de una tendencia nacional que está ocurriendo a medida que la vacunación contra la COVID-19 aumenta, se abandonan las máscaras, se levantan las restricciones de protección, y la vida vuelve a algo parecido a la normalidad, apuntan los expertos.

"Las máscaras faciales nos protegieron no solo de la infección con la COVID-19, sino también de otras infecciones respiratorias, como los resfriados y la gripe", aseguró Kullar, asesora de Expert Stewardship Inc., una compañía de California que promueve la prevención de las infecciones en los centros de cuidados a largo plazo. "Ahora, las personas son más susceptibles a contraer estos virus respiratorios que se adquieren a través de los conductos nasales o la boca. Ocurre justo a la par que el levantamiento de las restricciones".

A principios de mes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. publicaron una advertencia respecto a que uno de estos gérmenes, al virus sincicial respiratorio (VSR), ha estado en aumento en 13 estados, sobre todo en el Sur.

Al mismo tiempo, ha habido un marcado aumento en las ventas de medicamentos de venta libre para los resfriados y la gripe, según Catalina Marketing Corp., una compañía que rastrea las compras en las tiendas de todo Estados Unidos.

Entre los remedios para la tos y el resfriado, ha habido un aumento de un 564 por ciento en los productos infantiles y un incremento de un 80 por ciento en los medicamentos dirigidos a los adultos, en comparación con esta época en 2019 y 2020, muestran los datos de Catalina.

También ha habido un aumento de un 151 por ciento en las compras de vaporizadores, un aumento del 78 por ciento en los ungüentos para friccionar el pecho, un aumento del 48 por ciento en los caramelos para la garganta, y un aumento del 19 por ciento en los remedios para las alergias y la sinusitis.

Más personas también llegan a los consultorios médicos con síntomas de resfriado.

Por ejemplo, la Clínica Cleveland ha observado un aumento notable en los pacientes con infecciones respiratorias y de los senos paranasales, apuntó Vyas.

"Hay correlaciones entre el hecho de que estemos abriendo los espacios y levantando las órdenes de obligatoriedad de las máscaras e interactuando más y acudiendo a eventos deportivos y volviendo al gimnasio, y el aumento que observamos en las enfermedades respiratorias", aseguró.

Este año no hubo temporada de resfriado/gripe

El hecho es que las máscaras y el distanciamiento social protegieron a los estadounidenses de mucho más que la COVID-19 durante la pandemia, aseguraron los expertos.

Los virus estacionales de invierno (la gripe, el resfriado común y cosas parecidas) se redujeron en más de un 99 por ciento el año pasado, a medida que los estadounidenses adoptaron unas medidas prácticas para protegerse de la COVID, según un estudio de la Universidad de Wisconsin que se publicó en la edición del 21 de junio de la revista JAMA Network Open.

En esencia, Estados Unidos no tuvo una temporada de resfriado y gripe el año pasado, aseguraron los investigadores. Los casos en Wisconsin se redujeron de un promedio de 4,800 al mes en las temporadas anteriores a un promedio de 12 al mes durante la pandemia.

El hecho de que las personas se estén quitando las máscaras en verano no implica una mayor seguridad que si se las quitaran durante la época de resfriados y gripes de invierno, aseguró la Dra. Stacey Rose, profesora asistente de enfermedades infecciosas del Colegio de Medicina Baylor, en Houston.

"Hay muchos virus, entre ellos el resfriado común, que siguen en circulación durante los meses de verano", advirtió Rose. "Los enterovirus en general se propagan durante los meses de verano, y los coronavirus durante todo el año. El VSR sin duda puede verse en primavera. Incluso la influenza, que antes pensábamos que era estrictamente un virus de 'invierno', creo que estamos viéndola mucho más en primavera en los últimos años".

Reanudar una vida "normal", o que incluye interactuar con los demás en lugares hacinados, conlleva cierto riesgo de infección.

"Las personas están viajando mucho más", dijo Kullar. "Volé al LAX, y nunca he visto un aeropuerto tan lleno, ni siquiera antes de la pandemia".

Vyas lamentó que muchas personas parecen estar prescindiendo de todas las medidas de protección que se instauraron durante la pandemia, lo que amplía el riesgo.

"He notado que incluso en mi consultorio, las medidas tan estrictas de lavado de manos, higiene de las manos y distanciamiento social que tomamos hace un año en realidad ya no se están siguiendo tanto", comentó.

Continúe con la higiene de rutina

Además, los niños están volviendo a las guarderías, que son importantes vectores de propagación viral y que se cerraron durante la pandemia.

"Los que tenemos hijos pequeños sabemos que cuando inscribimos a nuestros hijos por primera vez en una guardería, tienden a enfermarse mucho y que traen cosas a casa, y creo que todo esto se redujo durante la COVID-19", aseguró Rose.

Si desea evitar un resfriado, debe pensar en hacer que sus protecciones personales contra la infección sean más estrictas, planteó Vyas.

Los profesionales médicos "intentan limpiar las superficies de alto contacto en todo momento. Nos lavamos las manos en todo momento. Evitamos estornudar o toser en las manos en todo momento", enfatizó Vyas. "Estas son las cosas que nunca se deben abandonar. Son medidas básicas de higiene".

Y aunque ahora muchos tienen la libertad de quitarse las máscaras en una variedad de lugares públicos, Rose dijo que quizá deban pensárselo dos veces antes de tirarlas.

"Es bastante sorprendente lo efectivas que son estas máscaras para prevenir la propagación no solo de la COVID-19, sino de estos otros virus y partículas infecciosas", aseguró. "Si estuviéramos en una situación en que la influenza o el VSR estuvieran aumentando y deseáramos frenarlos, desde una perspectiva de la salud pública, no tire sus máscaras".

Por su parte, Vyas cree que seguirá usando las máscaras en situaciones en que haya muchas personas.

"No sé qué tan cómoda me sentiría sin usar una máscara en el transporte público", dijo Vyas. "Si estoy en una situación rodeada de muchas personas, quizá tenga sentido mantener el distanciamiento social, intentar no tocar las superficies de alto contacto, no ir a bufés, hacer todas esas cosas que hacíamos antes, no solo para limitar la propagación de la COVID, sino de los virus respiratorios en general".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el virus sincitial respiratorio (VSR).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ravina Kullar, PharmD, MPH, consultant, Expert Stewardship Inc., Newport Beach, Calif.; Neha Vyas, MD, family physician, Cleveland Clinic, Ohio; Stacey Rose, MD, assistant professor, infectious diseases, Baylor College of Medicine, Houston; Catalina Marketing Corp., St. Petersburg, Fla.; JAMA Network Open, June 21, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined