See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los deducibles altos evitan que las personas con dolor de pecho llamen al 911

ambulance

LUNES, 28 de junio de 2021 (HealthDay News) -- El mensaje de salud pública siempre ha sido muy claro: si experimenta una emergencia médica como un dolor en el pecho, llame al 911 o acuda a la sala de emergencias más cercana.

Pero un estudio reciente muestra que un deducible de 1,000 dólares o más en su plan de seguro médico puede disuadir de la búsqueda de atención médica cuando experimenta un dolor torácico que pudiera indicar un ataque cardiaco.

"Los planes con altos costos de desembolso, como los planes de salud de deducibles altos, sitúan a los pacientes que sufren un dolor torácico en la posición complicada de tener que sopesar su bienestar económico contra el riesgo potencial de una enfermedad cardiaca grave", advirtió el Dr. Shih-Chuan Chou, autor del estudio.

"Si alguien experimenta dolor en el pecho, el mejor plan de acción sigue siendo buscar atención a tiempo", añadió Chou, médico de atención de emergencias del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

En este estudio, los investigadores revisaron las reclamaciones de una compañía de seguros de salud de EE. UU. de 2003 a 2014. Identificaron a las personas cuyas empresas solo ofrecían planes de salud de deducibles bajos (500 dólares o menos cada año) durante el primer año y entonces una inscripción obligatoria en un plan de salud de deducible alto (1,000 dólares o más) el segundo año. Hubo más de 500,000 empleados dentro del grupo de deducibles altos, y casi 6 millones de personas con un plan de salud de deducibles bajos durante dos años consecutivos.

Las personas que cambiaron a un plan de salud con un deducible alto tuvieron una disminución del 4 por ciento en las visitas a la sala de emergencias a causa un dolor torácico y una disminución del 11 por ciento en las visitas a la sala de emergencias por dolor torácico que necesitaron un ingreso hospitalario, mostró el estudio.

Los deducibles altos parecen ser un factor de disuasión aún mayor entre las personas con unos ingresos bajos. Las personas de los vecindarios más pobres tenían casi un tercio más de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco durante una hospitalización posterior, 30 días después de su primera visita a la sala de emergencias a causa del dolor torácico.

El estudio aparece en la edición del 28 de junio de la revista Circulation.

No siempre es fácil reconocer si su dolor en el pecho es un ataque cardiaco o algo menos grave, afirmó Chou. Cada año, hasta 7 millones de personas acuden a la sala de emergencias debido a un dolor en el pecho, pero más del 80 por ciento no son a causa de un ataque cardiaco.

"El dolor en el pecho... puede ser debido a una causa benigna como el reflujo, o a algo grave como un ataque cardiaco", dijo Chou. Sin unas pruebas inmediatas y a menudo costosas no se puede saber si su dolor en el pecho se debe a un ataque cardiaco o no.

"El retraso o la ausencia de un tratamiento para el ataque cardiaco puede derivar en una cascada de problemas del corazón", añadió.

El riesgo de ataque cardiaco de cada persona es diferente, y se basa en unos factores que incluyen la edad, el sexo, el consumo de cigarrillos, los problemas médicos crónicos y muchos otros, aseguró el Dr. Felipe Serrano, médico de medicina de emergencias de Mount Sinai Morningside, en la ciudad de Nueva York.

"Si usted es mayor y tiene factores de riesgo de enfermedades cardiacas o antecedentes familiares preocupantes, acuda a la sala de emergencias independientemente de su deducible o de su estatus de seguro. Su salud es mucho más importante que su deducible", enfatizó Serrano, que no formó parte del estudio.

Siempre es mejor prevenir que curar. "Vemos muchas indigestiones y ansiedad, pero también vemos el ocasional ataque cardiaco inesperado en una persona joven sin otros factores de riesgo", afirmó Serrano.

Pero, "si acude a la sala de emergencias a causa de un dolor torácico, será sometido a una serie de pruebas para descartar un ataque cardiaco incluso si es probable que sus síntomas sean a causa de una indigestión, y esto puede derivar en unas facturas desorbitadas o en una hospitalización", añadió.

Si dispone de un médico de atención primaria, siempre debe elegir primero esa opción, dijo Serrano. Por supuesto, no todos los médicos de atención primaria están disponibles cuando ocurre una emergencia. Los centros de atención de urgencia pueden descartar un ataque cardiaco de una forma más económica, dijo.

Dos cardiólogos de la Universidad de Stanford, el Dr. Neil Kalwani y el Dr. Alexander Sandhu, escribieron una editorial que se publicó con el nuevo estudio. "Estos planes de salud sitúan a los pacientes en un riesgo económico cuando deben decidir si necesitan una visita al departamento de emergencias", dijo Kalwani.

"Hay políticas que pueden ayudar a mitigar estos efectos: unos deducibles más bajos para los pacientes con ingresos bajos, hacer que las empresas contribuyan con más dinero a las cuentas de ahorros de salud de los empleados con bajos ingresos, y ampliar el diseño de seguros basados en el valor, en el que los pacientes no tengan que desembolsar tanto por los servicios de alto valor", anotó Kalwani.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre las señales de advertencia de un ataque cardiaco.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Shih-Chuan Chou, MD, MPH, emergency care physician, department of emergency medicine, Brigham and Women's Hospital, Boston; Neil Kalwani, MD, chief cardiology fellow, Stanford University, Palo Alto, Calif; Felipe Serrano, MD, emergency medicine physician, Mount Sinai Morningside, New York City; Circulation, June 28, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined