See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Con frecuencia, las mascotas contraen la COVID de sus dueños, encuentra un estudio

sleep pet cat

JUEVES, 1 de julio de 2021 (HealthDay News) -- ¿Pueden las mascotas contraer la COVID-19 de sus amados dueños? Sí, es posible.

De hecho, un par de estudios recientes sugieren que la COVID-19 es bastante común entre los gatos y los perros de las familias en que alguien ha contraído el virus.

Pero en una reunión virtual del Congreso Europeo de Microbiología Clínica, programado para la próxima semana, ambos equipos de investigación reportarán que, hasta ahora, parece que las mascotas infectadas no plantean ningún riesgo de COVID-19 para sus dueños.

Más bien, dijeron los investigadores, el riesgo de transmisión parece ir en la dirección contraria, y los dueños infectados con mucha frecuencia (aunque no siempre) pasan el virus a Fido y a Michi.

"Si alguien tiene COVID-19, hay unas probabilidades sorprendentemente altas de que lo transmitan a su mascota", comentó la Dra. Dorothee Bienzle, autora principal de un estudio, profesora y patóloga veterinaria del Colegio Veterinario de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá.

Esto sucede particularmente con los gatos, dijo Bienzle, que encontró que los gatos parecen ser bastante más vulnerables a la infección con la COVID-19 a través de sus dueños que los perros.

"Sabemos que [tanto] los gatos [como] los perros son susceptibles a la COVID-19, pero no previmos una tasa de infección tan alta en los gatos que vivían con personas COVID-19 positivas", señaló.

Tras realizar pruebas de anticuerpos a 48 gatos y 54 perros de 77 familias distintas en que uno de los dueños había sido diagnosticado con COVID-19, Bienzle y sus colaboradores encontraron que más de dos tercios de los gatos de las familias con COVID-19 al final contrajeron el virus, en comparación con solo un 43 por ciento de los perros.

Bienzle dijo que, por ahora, el motivo preciso de que los gatos parezcan ser más vulnerables no está claro.

"La susceptibilidad a la infección depende de muchos factores", anotó, "como la cantidad del receptor que se expresa en la nariz, la boca, los ojos, la tráquea y el pulmón, y la eficiencia con que el virus puede entrar a las células tras vincularse con el receptor. Es probable que estos factores sean distintos en perros y gatos, pero todavía no lo sabemos con certeza".

Pero el equipo de Bienzle sí sabe que la vulnerabilidad a la infección es mucho más baja en las mascotas que no viven muy cerca de pacientes con COVID-19. Las pruebas de anticuerpos realizadas a 75 gatos que vivían en refugios de animales revelaron que menos de un 10 por ciento tenían anticuerpos contra la COVID-19. Y entre 75 gatos callejeros que se sometieron a pruebas, esta cifra se redujo a apenas un 3 por ciento.

La conclusión de Bienzle: "No creo que las mascotas representen un peligro de salud generalizado para los humanos".

La Dra. Els Broens, una veterinaria europea especialista en microbiología veterinaria de la Universidad de Utrecht, en los Países Bajos, comparte esta conclusión.

Broens, coautora del segundo estudio sobre las mascotas, concurrió en que "la ruta más probable de transmisión parece ser de humano a mascota".

Ella y sus colaboradores llegaron a esa conclusión tras hacer pruebas a 156 perros y 155 gatos de 196 familias con miembros COVID-19 positivos.

"En un 20 por ciento de las familias, las mascotas tuvieron resultados positivos de la COVID-19", anotó Broens. "[Pero] este porcentaje es más bien alto en comparación con otros estudios de perros y gatos que no tenían un contacto cercano con personas COVID-19 positivas".

Este hallazgo, dijo, sugiere de forma contundente que es "poco probable que las mascotas tengan un rol significativo en la pandemia", ya que la dirección de la transmisión va de dueño a mascota, y no en la dirección contraria.

Antes de que los dueños de mascotas se preocupen demasiado por sus amiguitos peludos, tanto Broens como Bienzle tienen buenas noticias: aunque una minoría de los casos de COVID-19 en mascotas resultan graves, ambas investigaciones encontraron que cuando los perros y los gatos contraen la COVID-19, sus síntomas en general son leves, y la norma es que se recuperen por completo.

Y podría en realidad haber formas sencillas de reducir el riesgo de infección de las mascotas en primer lugar.

Con ese fin, Broens dijo que los dueños de mascotas que estén infectados deben intentar "evitar el contacto con las mascotas siempre que sea posible, y mantener a sus mascotas bajo techo siempre que sea posible".

De forma similar, Bienzle apuntó que los dueños de mascotas infectados pueden proteger a sus mascotas al gestionar la situación "de la misma forma en que se protegerían ellos mismos de una persona infectada: no respire el mismo aire, mantenga la distancia, y practique una buena higiene de las manos".

Y es particularmente importante tener esto en cuenta con los gatos, señaló, ya que el estudio reveló que el riesgo de infección parece ser más alto entre los gatos que pasan más tiempo con sus dueños, sobre todo entre los gatos que duermen en la misma cama que un dueño infectado.

Los perros no parecen tener el mismo problema, anotó Bienzle, y añadió que los particulares de la biología gatuna (y su tendencia a dormir más cerca de la cara de sus dueños que los perros) podría explicar el mayor riesgo entre los felinos.

Pero Bienzle reconoció que, bajo ciertas circunstancias, el aislamiento de las mascotas o el distanciamiento social simplemente no son posibles o prácticos. Por desgracia, en esos casos, añadió, los dueños harían bien en considerar a sus mascotas como "potencialmente infectadas".

Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Aprenda más sobre las mascotas y la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Dorothee Bienzle, DVM, PhD, professor and veterinary pathologist, Veterinary College, University of Guelph, Ontario, Canada; Els Broens, DVM, PhD, veterinary specialist in veterinary microbiology, and associate professor and director, Department of Biomolecular Health Sciences (clinical infectiology), Faculty of Veterinary Medicine, Utrecht University, the Netherlands; presentation, European Congress of Clinical Microbiology virtual meeting, July 9-12, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined