See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El café no altera a los latidos cardiacos, y podría incluso calmarlos

El café no altera a los latidos cardiacos, y podría incluso calmarlos

LUNES, 19 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Durante décadas, los médicos han advertido a las personas que sufren de problemas del ritmo cardiaco que eviten el café, por la preocupación de que una dosis de cafeína pudiera provocar un latido cardiaco irregular.

Pero un nuevo estudio de gran tamaño encontró que la mayoría de las personas pueden disfrutar de su café matutino o su refresco de cola de dieta de la tarde sin preocuparse: la cafeína no parece aumentar el riesgo de arritmias de la mayoría de las personas.

"No observamos evidencias que respalden a esta recomendación generalizada de evitar el café o la cafeína", señaló el coautor del estudio, el Dr. Gregory Marcus, jefe asociado de investigación en cardiología de la Universidad de California, en San Francisco. "Podría haber algunos individuos en que la cafeína sea un desencadenante, pero creo que las evidencias crecientes apuntan a que esos casos en realidad son bastante ratos".

De hecho, los resultados indican que cada taza adicional de café que una persona bebe al día podría reducir su riesgo de arritmia en alrededor de un 3 por ciento, en promedio, según el estudio, que se publicó en la edición del 19 de julio de la revista JAMA Internal Medicine.

"La mayoría de las personas, incluso las que tienen arritmias, deberían poder disfrutar de su taza de café, y quizá haya algunas personas en quienes la cafeína o el café podrían en realidad ayudar a reducir su riesgo", señaló Marcus.

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, pero sus propiedades como estimulante han hecho que muchos médicos adviertan a los pacientes cardiacos que no lo consuman, apuntó Marcus.

Para ver si la cafeína puede en realidad hacer que el corazón se acelere o lata de forma anómala, Marcus y sus colaboradores analizaron los datos de más de 386,000 personas que participaban en un estudio de salud británico a largo plazo.

De ese gran grupo, unos 17,000 desarrollaron un problema del ritmo cardiaco a lo largo de un seguimiento promedio de 4.5 años, apuntaron los investigadores.

Se preguntó a todos los participantes sobre su consumo de café cuando entraron al estudio. Los investigadores compararon sus respuestas con las probabilidades de desarrollar un ritmo cardiaco anónimo en el futuro.

El resultado fue que no hubo ningún vínculo entre la cafeína y las alteraciones del ritmo cardiaco, incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta unos factores genéticos que podrían influir en la forma en que los individuos metabolizan la cafeína.

"No pudimos encontrar ninguna evidencia a nivel poblacional de que los que consumían más café o los expuestos a más cafeína experimentaran un aumento en el riesgo de arritmias", apuntó Marcus.

Los resultados del estudio muestran "que sin duda hay cierto dogma sin fundamento de que el café puede provocar arritmias", comentó el Dr. Zachary Goldberger, profesor asociado de medicina cardiovascular de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Pero Goldberger advirtió que no se debe dar un exceso de importancia a lo observado en el estudio sobre los efectos protectores potenciales de la cafeína, dado que el efecto fue tan pequeño.

"Creo que la conclusión, basándose en estos hallazgos, es que quizá el café no provoque arritmias, pero tal vez tampoco proteja de ellas", dijo Goldberger, coautor de un comentario que se publicó junto con el estudio.

Se necesita más investigación para determinar con exactitud cómo el café afecta al corazón, y por qué podría proteger de las arritmias, planteó Marcus.

El café tiene efectos antiinflamatorios, y se sabe bien que la inflamación puede contribuir a los problemas del ritmo cardiaco, apuntó Marcus. Quizá también contribuya que la cafeína motiva a algunas personas a ser más físicamente activas, lo que reduce el riesgo de arritmia.

"Es probable que no seamos del todo conscientes de todos los mecanismos que podrían ser relevantes" en la relación entre la cafeína y la salud del corazón, apuntó Marcus.

Marcus dijo que anima a sus propios pacientes con arritmias cardiacas a que experimenten con el café.

"En muchos casos, anecdóticamente, no hace una diferencia", dijo Marcus. "He encontrado que no es un desencadenante importante para la mayoría. Se alegran mucho de recibir esta buena noticia, sobre todo los que disfrutan del café".

Tanto Marcus como Goldberger reconocen que es probable que haya algunos individuos que no respondan bien al café, y que se debe seguir tomando sus problemas en serio.

"Si un paciente llega a la clínica con palpitaciones, o síntomas de arritmia, y pregunta si la cafeína o el café tienen algo que ver, se trata de una conversación personalizada", añadió Goldberger. "Si un paciente reporta que tiene palpitaciones que parecen correlacionarse con el café o las bebidas con cafeína, estos datos no nos dan una licencia para decirles que no intenten limitar el café. Pero creo que podríamos decirles a los pacientes que el café no pone a las personas en un mayor riesgo de alteraciones del ritmo cardiaco".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre las arritmias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Gregory Marcus, MD, associate chief, cardiology for research, University of California, San Francisco; Zachary Goldberger, MD, associate professor, cardiovascular medicine, University of Wisconsin-Madison; JAMA Internal Medicine, July 19, 2021

Consumer News in Spanish