Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Muchas personas muy afectadas por la pandemia se ahogan ahora en deudas médicas

bills debt

LUNES, 19 de julio de 2021 (HealthDay News) -- La pandemia del coronavirus ha dejado a muchos estadounidenses cargados de deudas médicas que no pueden pagar, revela una encuesta reciente.

Más de un 50 por ciento de los que se infectaron con la COVID-19 o perdieron ingresos debido a la pandemia se enfrentan ahora a deudas médicas, según los investigadores de The Commonwealth Fund, una organización sin fines de lucro que propugna un sistema de atención de la salud de alto rendimiento.

"La buena noticia del informe es que las pérdidas de seguro durante la pandemia quizá se hayan visto compensadas por los esfuerzos federales por ayudar a las personas a obtener y mantener su cobertura de seguro", señaló Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso a la atención de la salud de The Commonwealth Fund.

"La mala noticia es que más o menos un tercio de los estadounidenses siguen luchando con unas facturas médicas y con la deuda médica, incluso las que tienen cobertura de seguro de salud, y los problemas con las facturas médicas fueron más numerosos entre las personas que se vieron afectadas por la pandemia, ya sea al enfermar con la COVID-19 o al perder ingresos durante la pandemia, o al perder su cobertura de seguro. A estas personas les han quedado grandes facturas", observó Collins.

Las más afectadas fueron las personas negras e hispanas, que eran más propensas a carecer de una atención de la salud asequible, encontraron los investigadores. Incluso peor es que los que más sufrieron con la pandemia de COVID-19 son los más propensos a tener facturas y deudas médicas.

Los adultos de 19 a 64 años que contrajeron el virus, perdieron ingresos o perdieron su cobertura de seguro de salud en el trabajo también reportaron unas tasas más altas de problemas con las facturas y las deudas médicas, en comparación con las personas que no fueron afectadas de estas formas por la pandemia.

"Para las personas de Estados Unidos es un problema significativo, y creo que debemos abordar un cambio en el diseño de los beneficios, pero también cambiar la forma en que pensamos en las deudas médicas", planteó Collins.

Frederick Isasi es director ejecutivo de Families USA, una organización nacional de defensoría del consumidor de la atención de la salud sin afiliaciones partidistas. "Este estudio subraya lo que sabemos desde que la pandemia más letal creó estragos en nuestro país el año pasado: los más vulnerables de nuestras comunidades se han llevado la peor parte de los impactos tanto de salud como económicos", lamentó.

"Debemos garantizar que tengan acceso a la mejor salud y atención de la salud que necesitan, sin verse cargados de deudas médicas o tener que elegir entre pagar el alquiler y surtir una receta de un medicamento que salva vidas", añadió Isasi.

Isasi dijo que el Congreso debe aprobar la resolución presupuestaria de los demócratas, y aprobar rápidamente un paquete de reconciliación que cierra la brecha en la cobertura de la ampliación de Medicaid, garantiza que Medicare incluya beneficios dentales, de oído y de vista, "… y que por fin acaba con los abusivos precios de las compañías farmacéuticas, para hacer que la atención de la salud sea asequible y accesible para todos".

Los hallazgos clave de la encuesta incluyeron:

  • Los adultos negros e hispanos fueron más propensos a tener problemas para pagar las facturas médicas y a perder ingresos durante la pandemia.
  • Más de un 55 por ciento de las personas negras y un 44 de las hispanas reportaron problemas con las facturas y las deudas médicas, en comparación con un 32 por ciento de las personas blancas.
  • Más de un tercio de los adultos de EE. UU. reportaron una pérdida de ingresos durante la pandemia. Los estadunidenses negros e hispanos y los que tienen unos ingresos bajos se vieron particularmente afectados: un 44 por ciento de los negros y un 45 por ciento de los hispanos reportaron una pérdida de ingresos.
  • Más de un tercio de los adultos con seguro y la mitad de los adultos sin seguro reportaron que tuvieron problemas con las facturas o para pagar una deuda médica.
  • Entre los adultos con trabajo que tenían cobertura a través del empleo, un 34 por ciento reportaron problemas con las facturas o las deudas médicas, al igual que un 46 por ciento de los adultos con cobertura individual y del mercado.

La encuesta se realizó del 9 de marzo al 8 de junio, en casi 5,500 adultos de EE. UU. de 19 a 64 años.

Según US News & World Report, algunas medidas que las personas pueden tomar para obtener ayuda con sus facturas médicas incluyen:

  • Revisar si las facturas médicas contienen errores.
  • Negociar las facturas médicas con el hospital o la compañía aseguradora.
  • Obtener ayuda para pagar las facturas médicas. Algunos hospitales sin fines de lucro podrían cancelar sus facturas del todo.
  • Pensar en declararse en bancarrota.
  • Comprender los programas de alivio de las deudas médicas. Durante la pandemia del coronavirus, el gobierno federal y algunos estados tienen formas para ayudar a reducir sus facturas.
  • Comunicarse con el departamento de seguro de su estado, para ver qué pueden hacer para reducir o perdonar sus deudas.

El principal problema es la forma en que el seguro de salud funciona en EE UU., señaló la Dra. Susan Rogers, presidenta de Physicians for a National Health Program.

"Intentar que se modifique la cobertura de seguro nunca cubrirá a todo el mundo, no está hecha para eso. Por eso respaldo a Medicare para todos o a un solo pagador, porque es el único plan que está hecho para cubrir a todo el mundo", enfatizó Rogers.

A pesar de todos los esfuerzos a lo largo de los años, y las dificultades financieras de la pandemia, nadie ha hecho nunca nada que cubra a todo el mundo, anotó Rogers.

"Lo que está sucediendo ahora con las compañías de seguro es que están sangrando a todo el mundo, y esto simplemente no es sostenible. Todo sigue aumentando, las primas aumentan, los copagos aumentan, los deducibles aumentan", señaló. "Lo que ha sucedido es que se sigue aumentando la diferencia entre los que tienen y los que no tienen, y esto simplemente no es sostenible".

Más información

Averigüe más sobre una atención asequible en su estado en The Commonwealth Fund.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sara Collins, PhD, vice president, health care coverage and access, The Commonwealth Fund, New York City; Frederick Isasi, executive director, Families USA, Washington, D.C.; Susan Rogers, MD, president, Physicians for a National Health Program, Chicago; The Commonwealth Fund, report, July 16, 2021

Consumer News in Spanish