See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Uno de cada 20 casos de demencia sucede en personas menores de 65 años

Uno de cada 20 casos de demencia sucede en personas menores de 65 años

MIÉRCOLES, 21 de julio de 2021 (HealthDay News) -- La demencia es sobre todo una enfermedad de la vejez, pero un estudio reciente ha encontrado que hasta un 5 por ciento de todos los casos se dan entre personas que están en el mejor momento de su vida.

Al observar 95 estudios internacionales, los investigadores estimaron que casi 4 millones de personas en todo el mundo viven con demencia de inicio temprano, casos que ocurren entre los 30 y los 64 años.

En Estados Unidos, se estima que 175,000 personas tienen esta afección, lo que representa aproximadamente el 3 por ciento de los casos de demencia en todo el país.

En contexto, esto significa que la demencia de inicio temprano es rara, dijo el Dr. David Knopman, un neurólogo especializado en el tratamiento de la demencia de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Pero es importante para las personas, incluidos los médicos, ser conscientes de que la demencia puede aparecer de una forma poco habitual a una edad temprana, dijo Knopman.

Debido a que la demencia de inicio temprano es tan poco común, señaló, la mayoría de los médicos, incluidos los neurólogos, tienen poca o ninguna experiencia en su diagnóstico.

Y dado que la demencia se asocia normalmente con el envejecimiento, es natural atribuir los problemas de memoria de las personas más jóvenes a afecciones que son mucho más frecuentes en su grupo de edad.

"Los síntomas a menudo se atribuyen a la depresión o la ansiedad", afirmó Knopman, que escribió una editorial que se publicó junto al estudio en la edición del 19 de julio de la revista Jama Neurology.

"Y para ser justos", añadió, "es probable que la mayoría de los problemas de memoria en los pacientes más jóvenes estén relacionados con esas afecciones".

Sin embargo, dijo Knopman, algunas señales de alarma incluyen síntomas que son "generalizados", y que empeoran con el tiempo. El "abanico" de síntomas también importa, señaló: "¿Hay problemas cognitivos que van más allá de los fallos de la memoria?".

Los síntomas "cognitivos" incluyen un conjunto de problemas relacionados con el pensamiento, el razonamiento, el juicio y el aprendizaje.

Si bien la demencia de inicio temprano es mucho menos común que la forma habitual de "inicio tardío", la enfermedad es particularmente demoledora.

"Estas personas están en lo mejor de sus vidas", dijo Knopman. Ellas y sus cónyuges tienen trabajos, hijos y, con frecuencia, padres ancianos a los que cuidar.

Esto significa que necesitan atención de la salud y otros servicios que satisfagan sus necesidades específicas, afirmó Stevie Hendriks, uno de los investigadores del nuevo estudio.

Debido a esto, Hendriks y sus colaboradores del Centro de Alzheimer de la Universidad de Maastricht en Limburgo, Países Bajos, querían obtener cifras más claras sobre cuántas personas viven con demencia de inicio temprano.

Después de analizar decenas de estudios ya publicados, estimaron que existen 119 casos de demencia de inicio temprano por cada 100,000 personas en todo el mundo. Esto equivale a 3.9 millones de personas que viven con la enfermedad.

Basándose en la prevalencia mundial de demencia, la forma de inicio temprano podría conformar alrededor del 5 por ciento de todos los casos, según Knopman.

No resultó sorprendente, según encontró el equipo de Hendriks, que la demencia fuera extremadamente rara entre los adultos más jóvenes, con más o menos 1 caso por cada 100,000 entre las personas de entre 30 y 34 años. Las personas 60 y pocos años fueron las que tenían la mayor prevalencia: alrededor de 77 casos por cada 100,000.

Desafortunadamente, es común que las personas con demencia de inicio temprano pasen años sin un diagnóstico. Un estudio publicado encontró que se necesitó un promedio de 4.5 años, en comparación con poco menos de tres años entre los adultos más mayores con demencia.

Hendriks estuvo de acuerdo en que la falta conocimiento y experiencia entre los médicos probablemente ayude explicarlo.

Pero la demencia de inicio temprano también puede ser difícil de diagnosticar, añadió Hendriks, incluso para los especialistas.

"Observamos que los primeros síntomas en las personas jóvenes en general no son los síntomas que se anticipan cuando uno piensa en la demencia", dijo Hendriks. "En lugar de deterioro de la memoria, las personas jóvenes presentan con frecuencia cambios en el comportamiento o las emociones, o en ocasiones problemas con el lenguaje".

Esto puede llevar a diagnósticos erróneos no solo de depresión, sino también de "agotamiento", o incluso de problemas en las relaciones, señaló Hendriks.

En cuanto a las causas de la demencia temprana, incluyen las mismas causas que se observan en la de inicio tardío, es decir, enfermedad de Alzheimer y enfermedades vasculares como el accidente cerebrovascular, que afectan al riego sanguíneo del cerebro.

Pero otro tipo raro de demencia, la demencia frontotemporal, se diagnostica con mayor frecuencia a una edad más temprana. Esta enfermedad es hereditaria en alrededor de un tercio de los casos, según la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Debido a que la demencia de inicio temprano es poco común, encontrar servicios especializados también es con frecuencia difícil, dijo Knopman. Cuando llega el momento de acudir a un centro de atención, por ejemplo, puede ser difícil encontrar un espacio para una persona más joven. Es posible que las familias deban ubicar a un ser querido en un centro a horas de distancia de casa.

Un buen recurso para las familias, dijo Knopman, es la sede local de la Asociación del Alzheimer. Entre sus servicios se encuentran los grupos de apoyo para los cuidadores de personas con demencia de inicio temprano.

Más Información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la demencia de inicio temprano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Stevie Hendriks, MSc, PhD candidate, Maastricht University, Maastricht, the Netherlands; David S. Knopman, MD, professor, neurology, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; JAMA Neurology, July 19, 2021, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined