¿Podría un medicamento común para la diabetes aliviar el trastorno bipolar?

Depressed Senior Man Looking Unhappy Sitting On Side Of Bed At Home With Head In Hands
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 27 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Un medicamento para la diabetes de medio siglo de antigüedad parece ayudar a tratar el trastorno bipolar, al revertir la resistencia a la insulina de los pacientes, según un ensayo clínico a pequeña escala.

Los pacientes bipolares que respondieron al fármaco, la metformina, experimentaron una mejora en su trastorno del estado de ánimo a medida que su resistencia a la insulina se redujo, señaló la investigadora principal, la Dra. Cynthia Calkin, profesora asociada de psiquiatría de la Universidad Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia, Canadá.

"Observamos una mejora incluso ya en la semana seis del estudio", afirmó. "La semana 14 era el final de nuestro estudio, y los pacientes seguían mostrando una mejora significativa o estaban en remisión. Y les dimos seguimiento durante hasta 26 semanas, y estos pacientes seguían bien".

Calkin anotó que algunos pacientes que comenzaron el ensayo siguen en remisión seis o siete años más tarde.

La metformina ayuda a tratar la diabetes tipo 2 al reducir la producción de glucosa en el hígado, y al aumentar la sensibilidad del cuerpo a la insulina.

Los estudios han mostrado que más de un 50 por ciento de las personas con trastorno bipolar también tienen resistencia a la insulina, comentó la Dra. Claudia Baldassano, directora de la Clínica de Enseñanza Residente de Pacientes Bipolares Ambulatorios y del Servicio Integral de Consulta de los Trastornos del Estado de Ánimo de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

"Como profesional clínica que trata a miles de pacientes bipolares, encontré que esto es de verdad interesante, y no demasiado sorprendente", apuntó Baldassano, que no participó en el estudio. "Muchos de nuestros pacientes bipolares tienen sobrepeso. Tienen problemas con la obesidad. Tienen problemas con la diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina".

El vínculo potencial entre la resistencia a la insulina y el trastorno bipolar está provocando un "cambio de paradigma en la psiquiatría", dijo Calkin.

"Debemos comenzar a pensar más en los mecanismos subyacentes, y no tratar a los pacientes solo del cuello para arriba", planteó. "Debemos mirar al paciente entero y lo que sucede además de su enfermedad psiquiátrica, porque todas estas cosas parecen estar conectadas".

La clave no es que la metformina sea un antidepresivo, "porque no creo que lo sea", indicó Calkin. "La clave es revertir el mecanismo aberrante subyacente, revertir la resistencia a la insulina".

En el ensayo clínico, Calkin y sus colaboradores asignaron al azar a 20 pacientes a tomar metformina durante medio año y a 25 a tomar un placebo. Ambos grupos de pacientes tenían tanto trastorno bipolar como resistencia a la insulina.

"Estos pacientes habían estado enfermos durante 25 años, en promedio, sin remisión", apuntó Calkin. "En más de un 55 por ciento, habían fracasado las cuatro clases de medicamentos que utilizamos en términos de estabilizadores del estado de ánimo: el litio, los antiepilépticos, los antipsicóticos y los antidepresivos. Y en más de un 90 por ciento, tres de cuatro de estas clases de medicamentos habían fracasado. Era una población de verdad muy enferma".

La mitad de los pacientes que tomaron metformina respondieron al fármaco, y ya no eran resistentes a la insulina a las 14 semanas, encontró el estudio.

Estos pacientes también experimentaron unas mejoras significativas en las pruebas estándar que se usan para evaluar los síntomas del trastorno bipolar.

El fármaco también resultó relativamente seguro, añadió Calkin.

"Cuando observamos el perfil de efectos secundarios de la metformina, no hubo ninguna diferencia respecto a los pacientes que tomaron el placebo", aseguró Calkin. "Hemos tenido este fármaco durante más de 50 años. Es un medicamento muy benigno, barato y seguro".

Los investigadores piensan que la resistencia a la insulina quizá le haga algo a la barrera hematoencefálica, que separa al torrente sanguíneo del cerebro del torrente sanguíneo del resto del cuerpo, que o provoca o influye en el trastorno bipolar, según Calkin y Baldassano.

"Mi hipótesis es que esta barrera, que en general protege al cerebro, desarrolló fugas cuando las personas se volvieron resistentes a la insulina", planteó Calkin. "Entonces, unas moléculas inflamatorias pudieron entrar al cerebro, que de lo contrario no habrían podido, y esto afectaría a un trastorno del cerebro, como el trastorno bipolar".

La alteración de la barrera hematoencefálica provocada por la resistencia a la insulina también podría impedir a la efectividad de los medicamentos que tratan al trastorno bipolar de forma directa, aseguró Baldassano.

La buena noticia es que los psiquiatras se sienten cada vez más cómodos al recetar metformina para tratar el aumento de peso asociado con los medicamentos para estabilizar el estado de ánimo, comentó.

"Si puede recetar un medicamento que puede ayudar a un paciente bipolar con dos cosas, algo que puede evitar que desarrollen diabetes tipo 2 y que ayuda a reducir sus síntomas de depresión, creo que es algo que los psiquiatras sin duda usarán", planteó Baldassano.

La resistencia a la insulina será clave para determinar a quién podría ayudar la metformina, apuntó Calkin, y no solo se trata de las personas con un exceso de peso.

"La obesidad tiende a conducir a la resistencia a la insulina, pero también atiendo a atletas de triatlón delgados que tienen resistencia a la insulina", dijo Calkin. "Pienso que también hay un componente genético".

Baldassano observó que, para que la insulina se adopte de forma amplia, debe haber un ensayo a gran escala que pruebe su beneficio de manera definitiva.

"Los resultados fueron impresionantes, pero se deben replicar en un estudio a mayor escala", añadió.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Clinical Psychiatry.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), ofrece más información sobre los medicamentos orales para la diabetes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Cynthia Calkin, MD, associate professor, psychiatry, Dalhousie University, Halifax, Nova Scotia, Canada; Claudia Baldassano, MD, director, Bipolar Outpatient Resident Teaching Clinic, and Mood Disorder Comprehensive Consultation Service, University of Pennsylvania, Perelman School of Medicine, Philadelphia; Journal of Clinical Psychiatry, March/April 2022

Products